Arrow 7×02: Promesas incumplidas

Una semana más, Arrow vuelve con un episodio que nos deja claro las posiciones de cada uno en el tablero de juego. El foco está puesto en Felicity y Diggle, recuperando una dinámica que ya se echaba de menos aunque de una forma equivocada. Mostrándonos que el Team es el vivo retrato de las promesas incumplidas. De hecho, Felicity es la auténtica reina del episodio y lo mejor de él, además de la historia en el futuro. Lo demás deja bastante que desear. Hablando del futuro, hace que  nuestra cabeza no pare un momento quieta cuando intentamos descubrir lo que sucederá. ¡Vamos a analizarlo todo!.

AVISO SPOILERS SI NO HABÉIS VISTO EL 7×02 NO SIGÁIS LEYENDO Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 6 DE NOVIEMBRE A LAS 22:50 EN SYFY

¡Tenemos nueva entrada de la serie!. Y es realmente significativa. En ella, se pone de relieve que Green Arrow ya no existe y que Oliver ya no es un héroe. Hemos estado jugando con esto desde el principio. Como os dije la semana anterior, la faceta de Oliver como héroe estaba desaparecida. La nueva intro se hace cargo de ese hecho. Ya no hay ningún héroe en Oliver Queen. Pero lo cierto es que sí lo hay. Oliver está volviendo a ser él mismo de nuevo. Su faceta heroica está reapareciendo. Y la veremos cada vez más  lo largo de los episodios, estoy convencida. 

A parte de esto, hay una disociación con la persona. Oliver ya no es un nombre y un apellido, es sólo un número. Un registro más de la prisión. De hecho, todos sus enemigos en la cárcel lo llaman así, por su número de preso. La intro también refleja esa realidad. La faceta de héroe es parte del mismo Oliver, de su corazón. Si ya no existe…es porque Oliver mismo, el Oliver que conocíamos tampoco lo hace. Se ha convertido en otra persona: un número de preso. Sólo alguien más que está ahí, sobreviviendo con sus propios demonios. No hay más Oliver Queen. No hay más Green Arrow. Sólo está el preso, cuya prioridad es su familia y le da igual el bienestar del resto. 

Fuimos testigos de esto en la premier, pero poco a poco, conforme la libertad de Oliver se acerque, lo reconoceremos más. Entonces, cuando este encierro acabe, cuando el héroe vuelva definitivamente, la intro será diferente. 

Una de las primeras escenas del episodio es la que nos muestra a Felicity y el resto brindando. Haciendo una promesa para atrapar juntos a Díaz. Que sea una prioridad para todos, por Oliver y también por Felicity. Aunque ya sabéis que tengo mi opinión sobre el NTA, la escena es bastante tierna. Se han olvidado de los viejos rencores y se han unido. Prometiendo que ellos acabarán con Díaz y traerán a Oliver de vuelta. Que ayudarán a Felicity a luchar por su familia. Ella, tal y como le dice Dinah, no lo tiene que hacer sola.

La promesa que se hacen en ese brindis y cómo se va rompiendo poco a poco es lo que marca el episodio. Todo era precioso…hasta que se debía cumplir la promesa y se ha visto que todo era fachada. Al final del día, sólo René ha estado realmente allí para ella cuando lo ha llamado. Desde aquí, gracias René. Te echo a los perros cuando tengo que echarte, pero ahora mismo, te has portado y te aplaudo de pie. 

De Dinah no puedo decir nada porque no ha tenido oportunidad de cumplir su promesa. Pero Diggle y Curtis tienen su plato a parte. Ninguno de los dos ha sabido mantener su promesa. Aunque uno por motivos más egoístas que otros. Y vamos a analizarlos en profundidad. 

Tengo que hablar de Curtis y de su pésimo comportamiento con Felicity. ¿Pero qué demonios de ha creído?. Ya desde el principio aparta a Felicity de los ordenadores en ARGUS. Pero vamos a ver, Felicity es mejor hacker que él con los ojos cerrados. Que la deje que haga su trabajo. A parte de esto, se ha negado a ayudarla y se ha quejado varias veces de que quiere mantener su trabajo, básicamente echándole en cara a Felicity que lo pusiera en peligro porque estaba luchando por su familia. Si, por su familia. No era, para nada, un capricho. 

Es sorprendente y miserable por parte de Curtis porque Felicity querría no haber perdido a su hijo ni a su marido ni su vida. Pero lo perdió todo, debido a Díaz. Y ahora tiene una oportunidad de ir a por él. Y le está pidiendo ayuda para eso, al menos, apoyo. Como su supuesto amigo, Curtis debería haber estado a la altura. Debería haber cumplido su promesa. Él no es como Diggle que puede perder a su familia en el camino. Tampoco como René – y él sí que ha ayudado – que puede perder a su hija. Curtis, más que ningún otro debería de haber estado ahí para Felicity. Y no precisamente quejándose de la posibilidad de perder su trabajo o dejando escapar a Díaz en contra de los deseos de Felicity. 

Lo siento pero ¿qué es un trabajo en ARGUS cuando tú supuesta mejor amiga lo ha perdido todo y suplica tu ayuda?. Yo respondo a esa pregunta: no es nada. Aquí se ven las verdaderas lealtades de Curtis. Su verdadera personalidad. Lo disfraza de bromas y humor pero las cosas son como son. Alguien así no se merece a Felicity. Así que hago mía la gran frase de René (a quien vuelvo a aplaudir de pie): «Grab your balls, Curtis, we’re going in». Nada más que añadir. 

Ahora vamos a analizar Delicity que tiene tela que cortar. Diggle no está dispuesto a dejar que Felicity vaya a por Díaz. No es su prioridad, si no recuperar la que han robado. Así que la aparta sutilmente al principio, y con fuerza después, del caso y de la acción. Ya en el primer enfrentamiento fuerte vemos que ambos tienen rencor acumulado desde hace tiempo. Diggle le echa en cara a Felicity que no haya podido aceptar que Oliver se ha ido, que Green Arrow ya no existe y que su antigua vida está acabada. Y Felicity hace lo propio echándole en cara que no aceptará ser GA. Tengo que decir desde ya que en toda la discusión estoy totalmente de acuerdo con Felicity.

Es realmente innecesario y cruel por parte de Diggle que le hable así a Felicity y le diga esas cosas. Lo que debería de hacer, tal y como le dice Felicity, es luchar junto a ella para cambiar eso. Y es normal que Felicity no entienda por qué Diggle luchó con uñas y dientes – llegando a enfrentarse a Oliver sin razón alguna diciéndole cosas muy crueles – para tener el traje de GA y cuando Oliver se lo pide, porque lo necesita, no lo quiera. 

Después de como acabaron las cosas en la S6, veo normal que haya tensión entre Delicity. Todos pueden aparentar unidad, como al principio, pero lo cierto es que es algo bonito, idílico…e irreal. Todo se rompió en la anterior temporada y hay que reconstruirlo desde cero. Con el sacrificio de Oliver, todos decidieron hacer borrón y cuenta nueva y unirse de nuevo. Pero lo cierto es que ciertos rencores aún siguen ahí. Deben salir todos, como en esta ocasión, para que se pueda construir de nuevo una base de hermandad firme. Que no se resquebraje como ha pasado en este capítulo. 

Al principio de esta discursión, Diggle sigue irreconocible. El anterior John, tal y como le menciona Felicity, hubiese hecho lo que sea por acabar con Díaz. Para atraparlo y hacerle pagar todo. Este John…se ha rendido. No hay lucha en él, solo conformismo, solo prudencia, solo…una cáscara vacía del Diggle que Felicity y nosotros conocemos. 

Como le dice Felicity con la voz rota y desencajada, llena del desgarro que siente por dentro, ella lo ha perdido todo. Díaz le ha arrebatado a su hijo, a su marido, su trabajo, su vida y su familia. Solo le queda luchar para recuperarlo. Para Felicity, y también para mí, no sólo Diggle no está ayudándola a ella o a Oliver si no que no está honrando la misión de Oliver. No está siguiendo con ella. Sólo está siendo un soldado más.

Y es interesante que Diggle sea un soldado. Él ha vivido en guerra desde que pudo luchar. Para él ser un soldado, seguir órdenes es un refugio. Algo que le da calma, seguridad, un propósito…y eso es lo que busca. Seguridad para su familia. Un propósito para no pensar que alguien que considera su hermano está en la cárcel. Que su amiga lo ha perdido todo. Así que se refugia en la prudencia de seguir órdenes. No en el riesgo de ir a por alguien a quien en el fondo cree que ya les ha ganado la partida y no son capaces de acabar con él. 

El punto de Diggle se entiende un poco cuando habla más tarde con Felicity y, pidiéndole disculpas, le confiesa la razón por la que rechazó ser GA. John le dice «he visto lo que esa capucha le ha hecho a tu familia. Yo no puedo hacer ese tipo de sacrificio». Es comprensible que Diggle no quiera poner a su familia en la línea. No habiendo visto a la familia Queen desintegrarse ante sus ojos. Por supuesto que lo entiendo. 

Pero Diggle se olvida de que Oliver, Felicity y William también son su familia y lo cierto es que no está haciendo todo lo que puede para protegerlos, apoyarlos y ayudarlos. Y eso es porque se está escondiendo. Se esconde de la raíz de todo el problema: John no cree que puedan vencer a Díaz. Cree que él ya les ha ganado. Por eso no quiere que Díaz también acabe con su familia también. No quiere arriesgarse a ello. 

A raíz de esto, se entiende un poco más el consejo de Diggle a Oliver en la cárcel: «baja la cabeza, sé sumiso para proteger a tu familia. Es la única forma». Eso es justo lo que está haciendo él. Ni siquiera puede aceptarse a sí mismo lo que piensa: que Díaz ya ha ganado. Pero sí interioriza que si así están las cosas, la única forma de proteger a su familia es ser un soldado más. Además eso le proporciona el refugio, el escondite que necesita. Y lo calma. Es algo conocido. Algo seguro. Si se arriesga a ir a por Díaz como Felicity necesita, ya nada es seguro.

Esa es la razón de que en anteriores ocasiones Diggle nunca los abandonara. Porque pensaba que tenían las de ganar. Ahora…no. Y los deja solos. Como os he comentado, no tiene en cuenta en su razonamiento que Felicity, Oliver y William también son familia. Que eso, más allá de la misión, es lo que los une realmente. Felicity lo sabe, por eso le deja claro que si no luchan por acabar con Díaz, todo lo que ha hecho Oliver sería en vano. Bajando la cabeza, refugiándose en algo seguro realmente no hace que su sacrificio valga la pena. 

Aún así, está conversación sirve para acercar posturas y acuerdan trabajar juntos. Overwatch vuelve a la carga y todo va bien hasta que Díaz aparece. Cuando deben decidir, las cosas se rompen del todo. Felicity no quiere dejarlo ir pero Diggle si…y al final Curtis – traicionando, otra vez a Felicity – hace lo que manda John. Es aquí donde Felicity se da cuenta de que las prioridades de Diggle no son las mismas que las suyas. 

Más tarde, Felicity habla con John y le deja claro que ha intentado seguir sus normas, sus métodos…pero no funciona. Ella no puede ni necesita ser un soldado más. Necesita pasar al ataque. Sí que considera que Diggle está honrando la misión con la que empezaron, está salvando vidas. Esa es la misión última a la que han dedicado su vida. Y tiene razón, solo que mi problema es que Diggle no pone toda la carne en el asador para salvar a su otra familia. 

Ese es el problema de Felicity también. Ella quiere atrapar a Díaz, ese es su objetivo prioritario. Pero no lo es de John y mucho menos de Curtis así que esa asociación se tiene que acabar. Felicity debe seguir su propio camino, con alguien quién tenga sus mismas prioridades y esté dispuesto a todo. Pienso que tiene toda la razón y la admiro por ello. 

De hecho, Felicity ha tenido la fuerza para tomar esa decisión y Diggle para no detenerla porque saben que si siguen así el cariño que hay entre ambos terminaría por completo así que prefieren mantener lo que queda. Los respeto por ello. 

Aunque, dicho esto, Diggle me ha decepcionado bastante. No por el hecho de no querer sacrificar a su familia si no porque, como os he comentado, se le ha olvidado que los Queen también son familia y merecen que luche por ellos con todo. Igual que cualquiera de ellos haría por él y, de hecho, lo han hecho varias veces en el pasado. 

Realmente espero que conforme avance la temporada, la relación Delicity y la de OTA se reconstruya, porque es necesario de verdad. Diggle tomó mal camino en la anterior temporada y necesitan levantar al personaje. Él sigue teniendo mi corazón pero sus decisiones no concuerdan con el John que conocimos durante 5 años de serie. Creo que redimirán al personaje. Solo puedo cruzar los dedos para tener razón.

Oliver, por su parte, ha cambiado su actitud en la cárcel. Igual que Felicity, va a devolver el golpe y va a pelear para acabar con Diaz. Stan y él hacen un tándem perfecto. Le he cogido cariño a Stan, parece un buen hombre. Me voy a fiar de ese sentimiento. Oliver tiene un plan para ir a por Díaz. Va a proteger a su familia desde donde está. Este Oliver protector me puede.

Aunque, por contra, no tiene mucho sentido que pase a obedecer las órdenes de Brick. Es decir, le dio una paliza mortal en la premier a un tío por lo que había pasado. Creo que antes de seguir sus órdenes lo habría dejado casi muerto. 

Tampoco encaja que en una prisión con tanta seguridad vayan como Pedro por su casa por todos lados y consigan cualquier arma. Pero bueno, aceptemos pulpo como animal de compañía y entremos al juego. 

Me ha parecido interesante que cuando Brick y cía le exigen a Oliver que acabe con ese desagradable vigilante él se niegue. Está volviendo a ser él mismo. Venimos de un Oliver que miró sin pestañear mientras le daban una paliza a alguien pudiendo haberlo evitado. Ahora, su antigua moralidad y heroicidad vuelven a la palestra. De hecho, no sólo se niega, si no que avisa al vigilante. Intenta ayudarlo. Pero cómo él es tan obtuso y capullo se burla de él. Al final, debe sacar al vigilante del terreno de juego. Oliver ha hecho lo posible para evitarlo…pero ha hecho lo que debía. Nada se va a interponer en el camino para recuperar a su familia.

Es  extremadamente importante que volvamos a ver la faceta heroica de Oliver. Que vuelva a ser el mismo y recupere su identidad. No sólo como ese ser protector si no también como un hombre que devuelve el golpe y pasa a la ofensiva. El hombre estratega, el que siempre busca otro camino para hacer las cosas. Es un placer dar la bienvenida de vuelta a Oliver.  

Puede que no lo parezca, pero aún en la distancia, Olicity siempre está presente. Lo primero que vemos sobre ellos es cuando René menciona al nuevo GA. La respuesta de Felicity es contundente: «hay un sólo Green Arrow y está en prisión». Nadie va a suplantar a Oliver, nadie puede. Puede llevar un traje parecido, luchar de forma similar, tener el arco como arma…pero no será Oliver. Porque Oliver no es sólo un traje, sus habilidades o su arma…es el hombre el que lleva la verdadera identidad. El que lo empezó todo, creó un equipo, una familia, una misión. Oliver Queen es el hombre en el que creen, en el que confían y a quién aman. Y es ese hombre y no otro el que se pone una capucha verde y ha crecido hasta llegar a ser Green Arrow. Por eso, solo Oliver Queen puede ser Green Arrow.

El otro momento especial Olicity sucede en una conversación entre Oliver y Stan. Oliver era como un elefante en una cacharrera con los ordenadores. Lo básico y poco más…pero en la cárcel consigue recuperar unos datos porque su «esposa le enseñó un truco o dos» (¿no os pasa que cada vez que Olicity se refieren a ellos mismos como esposos salgáis de alegría y no podéis parar de sonreír? A mí sí y creo que eso nunca va a cambiar). Aquí Oliver reconoce, como siempre la valía de Felicity, sus habilidades, su «superpoder». Y si eso no ha conseguido que os derritáis…Oliver tiene un as en la manga. 

Cuando Oliver le dice a Stan que Overwatch lo ayudaba cada noche, él le pregunta quién es esa persona. Esa mirada de Oliver dice más que mil palabras. Grita: Overwatch es mi esposa y me ha estado salvando el culo desde que la conozco». De nuevo, Oliver aquí reconoce la valía de Felicity y lo imprescindible que es en su vida. Tanto en su faceta de héroe como en la personal.

¿No os parecen adorables y queréis abrazarlos?. Es increíble que Olicity, aún estando físicamente separados, estén tan conectados. No sólo luchan por un objetivo común. Si no que la lealtad que se tienen, cómo se valoran mutuamente es algo palpable, al igual que el dolor de saberse separados. Un dolor que nos trasmiten a nosotros traspasando la pantalla. Además, hay un paralelismo entre ellos. Los dos son los que hacen las acciones necesarias para llegar hasta Díaz mientras que los demás se quedan quietos. Refugiados en sus vidas y en su prudencia. La diferencia entre Olicity y ellos es que Olicity han perdido sus vidas y su felicidad debido a Díaz. Y deben luchar por recuperarlas. Y lo hacen…juntos. De verdad, ¡Olicity es tan OTP!. 

¡La historia del futuro está haciendo que nos explote la cabeza!. William le ha dicho a Roy que Oliver y Felicity lo abandonaron. WHAT?!. Una vez que nos hemos recuperado de la impresión, tenemos que analizar esto. Nosotros conocemos a Oliver y Felicity. Así que sabemos que es imposible que hayan abandonado a William a su suerte. Dicho eso, si William no está mintiendo – que no lo parece – nos queda la posibilidad de que les haya sucedido algo grave en el futuro. 

Felicity, tal y como nos han recordado varias veces en este episodio, le dio el hozen a William para que, pasara lo que pasase, fuera capaz de encontrarlo. Ese hozen lo lleva directamente a la isla y, tal y como Roy sabe, más concretamente al arco de Oliver. Al mismo cofre de madera que él ha estado usando durante tantos años.

Todo eso no puede ser una casualidad. Felicity siempre va mil pasos por delante para proteger a su familia. Así que creo que algo grave les ha sucedido a Felicity y Oliver en el futuro y los dos necesitan que Roy y William vayan a su rescate. Por eso envió a William a esa isla que le trae tan malos recuerdos. Hacia Roy. Felicity lo envió a un lugar donde encontraría a alguien de confianza que lo pudiera guiar. 

Esto casi se podría confirmar con lo que vemos a continuación. En el antiguo arco de Oliver ha una nota que Roy lee y, mientras la quema, anuncia que vuelven a Star City. Eso sólo puede significar que en esa nota Roy ha descubierto que Felicity y Oliver están en peligro y deben ir a ayudarlos/rescatarlos.

Por supuesto, ninguno de ellos está muerto o lo estará tampoco. No os asustéis ni por un momento. El futuro está totalmente revuelto pero es lo que hace esta historia tan interesante. No sabemos por dónde pueden ir. Todo es un misterio muy bienvenido. Y, de momento, nos están explotando la cabeza con cada nueva información. Pero, si de algo podemos estar seguros, es de que Oliver y Felicity no han muerto y se reunirán con su familia al final de esta historia.  

Por mi parte, sigo pensando que en el crossover veremos algo que se relacione con esta historia del futuro. No sé aún cómo encajaría porque lo que estamos viendo de su rodaje parece más una locura que otra cosa. Pero creo que en algún punto encajará todo. 

Quiero detenerme un momento en el hecho de que Felicity le haya legado a William la misión de Oliver. Su arco. Es algo precioso que le legue algo que forma parte tanto de su padre como de sí misma. No es sólo parte de la historia de Oliver, si no también de la de Felicity. Ella dedicó su trabajo como Overwatch a participar en la misión que su padre creó. A luchar en ella. Y gracias a esa misión, Oliver y Felicity se conocieron. ¡Me emociono solo de pensarlo!. 

Las escenas entre Dinah y BS me han hecho poner los ojos en blanco. Lo primero es que no entiendo cómo Dinah puede estar en una misma habitación que la asesina del supuesto amor de su vida. Es cierto que no puede oír a BS nombrarlo y se supone que tampoco la ha perdonado pero…¿en serio trabajar con ella?. Si fuera yo, a BS le faltaría camino para correr. Es que hemos pasado de una sed de venganza y de sangre por parte de Dinah a una cuasi relación cordial entre ellas. WTF?!.

En fin, centrándonos en el episodio, parece que la muerte de Quentin le afectó realmente a BS y ahora quiere vengarlo matando a Díaz. Y es entonces cuando yo recuerdo que, gracias a ella, Díaz sigue vivo. Oliver lo iba a matar y ella lo impidió con un movimiento estúpido. Así que…¿qué me está contando?. Además, ¿por que una meta humana con superpoderes necesitaría la protección de alguien?. Y…a santo de qué no van a por el miembro de la banda que se les escapa. Porque podrían ir perfectamente tras ella. Mí no entender nada…

Ni creo que llegue a entenderlo nunca, así que, pasamos a la última escena entre ambas. BS se disculpa – que ya era hora – por lo que sucedió con Vince y se abre un poco. Ha sido una disculpa bastante bonita, sinceramente, casi podemos olvidar que es una asesina y ponernos en el lugar de ella. Es alguien que no ha tenido a nadie desde su más tierna infancia. Nadie que la quisiera de verdad, por ella. Siempre han ansiado lo que sus poderes les podían proporcionar y la han manipulado. Quentin se preocupó por ella y la quiso, aunque fuera por motivos poco ortodoxos – y para mí bastante equivocados -. Que Díaz le arrebatara eso…es más que suficiente para querer sangre. Casi se olvida…casi. Pero no. Sigo recordando quién es. 

Aunque tengo que decir una cosa, en esta ocasión, no he podido en estar de acuerdo con ella. Dinah quiere llevarlo todo de forma más moderada. Entregando a Díaz a la policía. ¿Pero aún no se ha enterado nadie que Díaz tiene contactos en todos sitios?. Su amenaza no se acabará con él en la cárcel (a no ser que lo encierren con Oliver y él se encargue). Lo manejará todo desde la cárcel mientras arregla lo necesario para salir. La forma de acabar con Díaz es matarlo. Así que, en este capítulo me he encontrado gritándole a esa loca para que acabara con él ya. 

Sin embargo, Dinah le ha tocado un punto sensible cuando la ha llamado asesina y le ha gritado que era como siempre había sido. No es casualidad que BS haya incluido en su disculpa que ya no es esa persona. Todo el mundo la veía como lo que era: una asesina sin escrúpulos. Menos Quentin. Ella la veía como a Laurel. Él veía quién habría podido ser. BS quiere honrar a Quentin siendo quién él creía que era. Por eso le promete a Dinah que irá por lo legal y ya no es una asesina, además de explicarle sus sentimientos. 

El problema es que quiénes y cómo somos en nuestro corazón no se puede ocultar. Podemos mejorar nuestro comportamiento, aprender de nuestros errores. Pero no cambiar quiénes somos. BS es una asesina. Eso nunca cambiará. Lo que significa que va a querer ir por lo legal, lo intentará…y lo hará por un tiempo. Pero al final, nada de eso saldrá bien. Y la forma en la que ella quiere ir a por Díaz…la unirá a Felicity irremediablemente. Porque la prioridad para ambas es acabar con Díaz, como sea. Ninguna de las dos se va a mantener prudente porque ninguna de las dos tiene nada que perder. BS ya no tiene a Quentin y Felicity ya no tiene a Oliver ni a William. 

¡Felicity esta lista para ir con todo contra Díaz!. Su «nueva» aliada será Watson. Y lo pongo entre comillas porque ella es una agente del FBI. La agencia debería estar tras Díaz ya. Hubiese sido mejor que hubiesen traído a Watson como apoyo a la alianza de Felicity. Quizá que ella se lo tomara más personal que la agencia.

Por el lado positivo, me ha encantado la forma en la que le ha exigido – que no pedido – su colaboración. Ha sido en plan «me jodiste la vida, ahora, vas a pagar la deuda que tienes conmigo». Solo puedo decir: Queen!. Esta alianza nos va a traer muy buenos momentos, estoy segura. Overwatch is back!

Este episodio no brilla por sus escenas de lucha. Es más, no han sido nada destacables ni mucho menos. Hemos tenido una lucha con BS, Dinah y la miembro de los Longbow que hubiese podido ser interesante si no hubiese sido tan monótona y no hubiese terminado a grito pelado cual hiena. Y la lucha de Díaz con Diggle…este último muy bien, coincidiendo con su historia en la serie pero me ha parecido ver alguna patada al aire de Díaz. Promy, sweety I’m so sorry…we miss you!

CONCLUSIÓN

En conclusión, el episodio ha sido el conductor para saber exactamente en qué posición está cada uno en el terreno de juego. Ha sido más bien un episodio puente para todo lo que nos espera más adelante. Ha tenido bastantes fallos graves que no se deben repetir. Aunque, como siempre, cuando Felicity sale a la palestra la calidad sube un grado en todas sus escenas. Es un personaje complejo que tiene muchas aristas y cada una de ellas es magnífica. Me alegra que este año se hayan decidido, por fin, a explorarla cómo se merece. De lo mejor del episodio. 

Hemos vuelto a tener escenas Delicity, aunque sean así. Han pasado ¿cuánto? ¿Ochenta años? Creo que sí. Espero que no vuelva a pasar tanto tiempo para que los veamos juntos…y a poder ser como antes.

También hemos descubierto muchas más cosas sobre el futuro que nos han dejado la cabeza dando vueltas. Es una historia realmente atrayente. Tenemos de nuevo un misterio indescifrable en la serie y es algo que se echaba de menos. 

En definitiva, la serie nos deja con ganas de ver a Felicity y Oliver ir contra el mundo para acabar con Díaz y cruzando los dedos para que los errores que hemos visto no se vuelvan a repetir. 

Y hasta aquí la crítica del 7×02. ¿A vosotros qué os ha parecido este episodio?. ¡No dudéis en comentármelo!. Nos leemos la semana que viene con la crítica del 7×03 «Crossing Lines» y recordad que podréis ver este capítulo el 6 de noviembre a las 22:50 en SYFY. 

Por Raquel

4 thoughts on “Arrow 7×02: Promesas incumplidas

  1. Hola Raquel, para mí no fue tan bueno. Hubo sus incoherencias y creó que la actitud de Diggle me sorprendió pero leyéndote entendí realmente que él se puso en la posición de esposo y padre y no quiere lo mismo que está pasando Oliver y esto es entendible, más conociendo cómo ha sido Diggle en otras temporadas si sorprende su actitud. Pues usualmente él no se rinde tan fácil, pero una realidad es que desde mató a su hermano ha sido diferente su forma de ser y quiero creer que ha sido planeado así y no que son fallas del escritor en cuanto a su personaje. De algún modo hila la separación que ha tenido con Oliver y Felicity desde la temporada 6.
    Y la nueva relación se compañerismo entre BS y BC no me gusta, de la noche a l mañana la asesina meta-humano tiene un puesto importante sin ser juzgada ni encarcelada y la otra que tenía sed de venganza por la muere de su novio ande con su asesina, creo en el perdón pero no es lo mismo convivir con esa persona y trabajar juntas.
    Y Felicity y Oliver presentes uno con el otro en sus pensamientos y actos . Luchando por lo mismo estando separados pero se tienen presentes uno al otro como un matrimonio que se ama y se extraña.

  2. Claro que BS ser assassina nunca mudará, mas isso não quer dizer que ela não possa ficar boa. Oliver é um assassino, e apesar de estar pagando por seus erros agora, ele tem uma vida boa esperando ele do lado de fora. No final de tudo, BS merece ser feliz porque ela está se redimindo. Ela não precisa estar no time nem namorar ninguém pra isso. Apenas continuar o trabalho dela como está fazendo

  3. Hola querida Raquel , el episodio en general fue regular con momentos de los pollitos (las canarias ) que son bastante aburridas (para mi sobraron ) y la pregunta que me viene a la cabeza es que le pasa a nuestro Diggle esta irreconocible , por favor que le hicieron que no lo devuelvan al original .Me encanta ver a Felicity luchando y haciendo todo lo posible por capturar a diaz y en paralelo ver Oliver en presión haciendo lo mismo tratando de obtener información sobre Diaz , la manera que lo hizo lastimándose así mismo y que siempre tenga presente a su familia , cuando le dice que su esposa le enseño y al mismo tiempo ver a Felicity añorando ser overwatch , nuestra pareja #olicity favorita trabajan juntos a pesar de la distancias .Ver Felicity cerca de los traidores me hierve la sangre , ellos son tan egoísta , el comentario de Rene fuera de lugar sobre el nuevo arrow que bueno que nuestra reina le dijo que el único Flecha Verde esta en prisión . Los flash-for wards me intriga pero no creó que ni Oliver y Felicity haya abandonaron a william , como dice mi abuela “aca hay gato encerrado ”william toda la verdad y por que Roy esta en isla , me gusto, por lo menos saco mal daño de boca eso reclutas y las escenas de dianah y falsa laurel sin sentido y te juro que Curtís me irrita ,cuando dice que no quiere perder su trabajo . Y digg enserio me decepcionó en este episodio fue sin sentido lo que le dijo a Felicity por suerte nuestra reina no se quedó callada . Sigo insistiendo por favor que nos devuelvan a nuestras john . Ya estoy emocionada por ver a Felicity y Watson trabajando juntas . Una cosa mas para terminar diaz cada día me demuestra que es un patético villano . Que bueno que es leer tu crítica maravillosa crítica nos leemos el próximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: