Pretty Little Liars 7×19: una revelación, un marronazo y una caja de Orfidal

A tan solo una semana para que acabe por siempre semejante tortura que nos ha tenido enganchados de mala manera durante siete largos años de nuestras vidas, los secretos y las revelaciones no paran de surgir. ¿Eso es bueno? Buenísimo. ¿Es malo? Sí, porque en una de estas nos vamos para el otro barrio y sin previo aviso, así que tenemos que andarnos con mucho ojo por el bien de nuestra salud. Pretty Little Liars se ha marcado una séptima temporada muy innecesaria pero unos últimos capítulos, y permitidme la ordinariez, que me chorrean las bragas con cada escena. Ya está, ya lo he dicho.

¿Queréis saberlo todo sobre esta joya de episodio? Pues sigue leyendo muy atentamente aunque antes tienes que tener bien claras dos cosas: Khloe es la mejor de todas las hermanas Kardashian y que por supuestísimo vas a encontrar muchos spoilers en esta entrada. ¿Empezamos ya? ¡Claro que sí, guapi!

File:Farewell, My Lovely (79).jpg

No podemos olvidar que el cadáver de Dunhill continúa en el maletero de Aria, cosa que no nos preocupa ni lo más mínimo porque en Rosewood encontrar un cuerpo en el maletero de tu coche es algo que podría pasarte un martes cualquiera por la tarde a la hora del café. No se sale de lo normal, hablando con claridad. Lo que sí que nos preocupa realmente son las ordenes de arresto que la teniente Tanner está a puntito de cascarle a nuestras cinco protagonistas. ¡Pam! Para que luego digan que la justicia va lenta! Pero que cruz de señora.

Mira Tanner, yo a ti te voy a decir una cosa. Has vuestro a demostrar que te la pela todo, ¡que te la pela todo! Que estoy cabreado y sigues sin decirme nada. Estás respondiéndome con tres frases de mierda viendo como estoy, sabiendo que lo has hecho tú mal pedazo de imbécil, que no lo he hecho yo mal, que lo has hecho tú. ¡Te vas a la mierda! Y ahora sí que no voy a hacer nada, no voy a hacer nada, ¡no voy a hacer nada!

File:Farewell, My Lovely (5).jpg

Pero el verdadero drama no reside en la posibilidad de que nuestras protagonistas puedan acabar en la cárcel, el verdadero drama, la razón por la que nuestro corazón a día de hoy sufre y padece como el que más tiene nombre y apellido: Mona Vanderwaal.

A la pobre se le ha ido un poco la azotea y tiene un problema de personalidad bastante severo. Lo mismo en un momento dado se piensa que es la Mona de hace diez años que de repente se piensa que es Mila Ximénez y nosotros sufrimos como los que más. Cabe recordar que Mona se ha pasado la temporada ayudando a las chicas sin llegar a integrarse del todo en el grupito.

Es más, nos atreveríamos a decir que sin Mona en esta temporada, las protagonistas, cuyos coeficientes intelectuales sumados en conjunto no alcanzan ni la media de un chimpancé, hubieran necesitado de una octava temporada, incluso novena, para resolver el misterio de “A.D”. Lo que más nos duele de todo es que Hanna sea la culpable de esta recaída. Amiga, los seguidores no olvidan. 

File:Farewell, My Lovely (94).jpg

Pero eso no ha sido todo. No cabe duda que la gran estrella de este capítulo ha sido nuestra pequeña Mona, de la que además hemos podido conocer que no se esconde bajo la identidad de “A.D”, ya que éste le ha robado el tablero del juego de las liars e incluso la ha citado en un bar morroñoso de carretera donde al parecer sirven unas tartas deliciosas. (Quizás deberíamos ir…)

Ok, Mona no es “A.D”, podemos respirar tranquilos. (Pausa para respirar, echarnos agüita fría en la cara y seguir leyendo). Pero con lo que sí parece que la pobre Mona tendrá que lidiar para siempre es con la muerte de Charlotte. Sí, amigos. Al fin se ha descubierto parte del pastel: Mona asesinó a Charlotte en el campanario de Rosewood.

File:Farewell, My Lovely (432).jpg

Pero, ¡eh! Está todo más que justificadísimo. Al parecer Charlotte tenía en mente aprovechar su salida de Radley para continuar dando la tabarra a nuestras chicas, y claro, Mona quiso asustarla para frenarla, porque oye, ya está bueno lo bueno. Pero claro, Charlotte empezó una pelea, que si un empujón, que si te pego con un palo de madera para abrirte la cabeza en dos, que si te voy a lanzar del campanario para que te tengan que recoger del suelo con espátula… Y claro, al final terminó pasando lo que todos nos temíamos que podía pasar. Mona mató a Charlotte por accidente y en defensa propia. Un mal golpe en la cabeza y a tomar por culo.

Mona has always been the smart one.

Wow. That happened.

Pero vayamos a lo hardcore, a lo subyacente de toda esta historia y por supuesto que pienso obviar cualquier escena de Alison y Emily porque son muy pesadas y toda esta trama del embarazo me provfjp pfjgiphijokbniodh jid, perdón, me dormí sobre el teclado al escribir el nombre de Emily.

¿Qué pasa aquí? ¿Las mentirosas van a la cárcel o no? ¿Vamos a tener que ir a llevarles bocatas de mortadela con una lima dentro? Parece ser que no. IM SORI? ARE YOU MY PERSONAL “A.D”? No entréis en panic attack que yo os cuento todo.

Mary Drake acaba de ganarse el cielo. No solo ha puesto las escrituras del motel de mala muerte del que es dueña a nombre de Spencer y Alison, sino que además, por si esto no fuese suficiente, ha protegido a su hija y sus amigas confesando a la policía haber matado a Dunhill. Excuse me? Is it an angel?

*mic dop*

Some secrets are better kept as secrets.

Y esto, chavales, nos ha partido el alma en siete porque confiábamos en un happy ending entre Spencer y su madre biológica y la cosa parece ser que de momento no va a ser así y efectivamente, por muy duro que parezca, nos vamos a comer una buena majá de vaca.

Por favor, Marlene King, sabemos que estás leyendo esto porque eres fan incondicional de nuestra web, solo te pedimos un final como Dios manda entre madre e hija. Fin. Danos eso. Nos lo debes después de siete años de más que absoluta fidelidad.

¿Entonces ya está? ¿Ya se ha acabado todo? No exactamente. Las liars se han librado de esta y pueden volver a casa tranquilamente pero, ojito, mucho ojito, “A.D” continúa suelto y de momento parece no haber ni rastro de su identidad. Recalco el “de momento” porque en tan solo unos días descubriremos quién se esconde bajo la capucha más famosa de la televisión y todo habrá terminado de una vez por todas. O al menos hasta que dentro de unos años vuelvan a reunirse, hagan una nueva temporada y nosotros aparezcamos por aquí cagándonos en todo lo cagable.

¿Cómo creéis que acabará todo esto? O mejor aún, ¿como queréis que acabe? Nosotros nos leemos por aquí en unos días por última vez para comentar entre todos la última entrega de esta serie que tan buenos (y malos) momentos nos ha dado durante un buen puñado de años.

Pasad un fin de semana, mentirosillos.

 

(Visited 256 times, 1 visits today)

Autor entrada: Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *