Pretty Little Liars 7×18: Tutorial para alargar una mamarrachada siete años

El final de una de nuestras series preferidas está cerquita y susurrando bombón como bien decía esa visionaria de la música pop que fue Merche. Nosotros estamos de los nervios, no damos a basto con los tranquilizantes, las teorías no paran de surgir y casi no quedan uñas que mordernos y es que en este antepenúltimo capítulo nuestra peluca ha salido disparada por los aires como si de un birrete en una graduación Americana se tratara. ¿Quieres saber qué c*ño ha pasado en el episodio de esta semana? Pues pon mucha atención y sigue leyendo aunque te advierto que los spoilers están a la vuelta de la esquina.

Resultado de imagen de pretty little liars 7x18

Nuestra relación amor-odio con Pretty Little Liars está llegando a su final y no sabemos si reír, si llorar, si engancharnos a alguna droga legalizada en algún punto del globo terráqueo para poder sobrellevar la cuenta atrás… Pero eso sí, no cabe duda de que el episodio que nos han regalado esta semana ha sido inolvidable. De hecho si alguien sabe de alguna técnica moderna que permita tatuar un capítulo en tu piel, por favor, que se ponga en contacto conmigo por privado.

Ha llegado el final del juego. Sí, el “chusneo” de tablero para arriba y tablero para abajo ha llegado a su final y con un “game over” bastante amargo para nuestras protagonistas. La policía las ha investigado a fondo, tienen demasiadas pruebas de que las chicas mandaron para el otro barrio al Doctor Rollins y aquí va a acabar todo el mundo en el talego por no contar la verdad a tiempo. Moraleja: niños, nunca mintáis.

Should’ve done that from the start, Spencer.

Bueno, aunque no todo el mundo. Aria parece haberse librado de este fatal destino por el simple hecho de acercarse a A.D durante estos últimos capítulos, cosa por la que estaremos infinitamente agradecidos porque de lo contrario esta temporada habría sido un coñazo de proporciones épicas. Aunque jugar con los malos siempre trae sus consecuencias: sus amigas la han pillado con las manos en la masa y ahora pasan de su culo, y por si fuera poco el drama, el cuerpo de la madre de Alison ha aparecido así, de la nada, en el maletero de su coche.

Y ojito, que la policía parece que va a descubrir este nuevo acontecimiento muy pronto, por lo que no descartamos que la novia de metro y veinte centímetros de Ezra no vaya a terminar reuniéndose con sus amigas entre las rejas.

Resultado de imagen de pretty little liars 7x18

¿Por culpa de Mona? Los guionistas siguen empeñados en hacernos creer que Mona es A.D y que es ella la encargada de torturar a las mentirosas en esta larga e innecesaria temporada.

Como ya os hemos dicho, este capítulo ha sido una pocholada que nos ha dejado el pussy del revés por las escenas de Aria siendo descubierta y marginada por sus propias amigas por ser “mala”, por lo que ya te puedes imaginar que todo lo que no ha estado relacionado con eso nos lo viene sudando bastante. Equisdé.

Imagen relacionada

Como novedad, Hanna y Caleb finalmente se casan y esto nos llena de orgullo y satisfacción como a cierta figura importante de la historia de nuestro país. Cabe destacar que aquí somos muy pro Haleb así que este enlace de lo más cutre y en mitad de la noche nos ha sabido a pura gloria (Estefan).

YES. YES. YES.

Como era obvio, también ha habido un momento edulcorado en el que nos han querido vender que el amor existe, que es bonito y que no finaliza en el momento en el que tu novio de casi dos años te confiesa que se ha enamorado de otro tío en el trabajo. (Historia basada en hechos reales).

Por un lado, Toby ha aparecido así, de gratis, habiendo superado la muerte de Yvonne y no ha dudado ni un solo segundo en pasarse por la piedra a Spencer, por otro lado Aria le ha contado todo todísimo a Ezra y han acabado retozando como perros en celo y, por otro lado, Emily y Alison. *Pausa para suspirar profundamente*

We’d like to relive this moment over and over.

A ver, llamamiento a los productores de Pretty Little Liars: Señores, es urgente. Necesito que vayáis a comprar: jamón de york, una lata de aceitunas y mucha química para las escenas de Shay Mitchell y Sasha Pieterse. Porque a ver, lo que no es normal es que aparezcan todas las parejas comiéndose el boquijo como si el mundo se fuese a acabar y ellas dos no pasen de tímidos picos. ¡Hasta yo muestro más pasión comiéndome un Big Mac después de salir de fiesta! ¿Ok? Pues ya está. Solo era eso.

Solo quedan dos capítulos para que finalice todo este circo y no sabemos con certeza qué pasará con nosotros entonces. ¿Haremos una celebración? ¿Lloraremos abrazados a una almohada con una careta de la cara inexpresiva de Emily? Tendremos que esperar al menos una semana más para ver como evoluciona todo y comprobar que rumbo toman estos acontecimientos que tan locos nos están dejando, porque amigos, ¿serán capaces de resolver todas las cuestiones que aún están en el aire en solo dos capítulos? Pray for our little souls, colegas.

Pasad un buen fin de semana, mentirosos.

Autor entrada: Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *