Outlander 4×08: Wilmington

¡Feliz aniversario! ¿Sabíais que con este episodio Outlander ha alcanzado los 50 capítulos? ¡Alzad vuestras copas de whisky y brindad por nuestra serie! Antes de pasearnos por Wilmington, ¿qué tal si nos damos un paseo por la madriguera del conejo?

Wilmington

Las reuniones se han hecho presentes durante el transcurso de todo el episodio. Nos reencontramos con el matrimonio Fraser joven, el formado por Fergus y Marsali, y su monísimo hijo Germain acompañados por Claire y Jamie, quienes han sido llamados por el Gobernador para asistir a una obra de teatro. Por su parte, Roger busca a Bree por las calles del pueblo y ella está hospedándose junto con Lizzie en una posada cerca de todas las personas que ama sin saberlo.

Ser o no ser

Hay que ver el talento que tiene nuestra pareja de protagonistas para acabar sumergidos en problemas ajenos hasta las cejas. La llamada del Gobernador no es otra cosa un intento de adivinar cuáles son sus aliados y aunarnos en una sola reunión con un objetivo común: la lucha contra los Reguladores.

Tres cosas interesantes ocurren durante esta reunión: la aparición del mismísimo George Washington, la operación de apendicitis improvisada por LA Doctora Randall y el robo detenido.

Tú mientras veías este episodio

La lealtad de Jamie con la Corona se ha puesto a prueba. El highlander se acaba enterando de que un atraco va a producirse por su padrino y los reguladores. Para detenerlo se vale de una hernia de uno de los asistentes y de la picardía escocesa para desaparecer de la reunión y poder avisarle de forma más o menos directa.

En esta ocasión, Jaime ha podido salvar a Murtagh y guardar las apariencias pero no será siempre así. Ahora está en tierra de nadie y llegará un momento en que no podrá hacerlo más. Cada vez será más difícil y eso afectará a su relación con Murtagh…¿qué sucederá entre ambos?

There is no other man I’d rather see

No estamos llorando, solamente se nos ha metido el reencuentro de Fergus y Murtagh en el ojo. De hecho, esa fue una nuestras únicas quejas respecto al retorno del padrino. Ahora que lo ha hecho, podemos abrazar nuestro muffin con tranquilidad. Eso sí, nos ha faltado un abrazo pero, aún así, cuando Murtagh lo ha reconocido, sus ojos se han llenado de afecto, de alegría, de emoción, de amor…y los de Fergus también.

Ambos tuvieron una relación muy estrecha desde que se conocieron, son muy importantes el uno con el otro y aunque son de pocas palabras (sobre todo Murtagh) han sabido trasmitir toda esa alegría y emoción de su reencuentro.

Woman up

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es tumblr_pk6zfmtyYn1tmejbvo10_400.gif

Algo que se ha hecho muy presente es el papel femenino en la sociedad de la época. Por eso, el respecto que se ha ganado Claire como cirujana por parte del Gobernador y compañía nos tiene saltando del sofá y aplaudiendo a la televisión como si no hubiera mañana. Ella se ha tenido que enfrentar al machismo y a todo lo que conlleva (desconfianza, condescendencia, irrrespetuosidad…) en las dos épocas en las que ha vivido.

Ese momento sólo ha sido otro más. El gobernador sabía que ella era cirujana pero no confiaba en ella para atender al enfermo. No ha sido hasta que ha visto su profesionalidad y conocimientos que un nuevo respeto se ha instalado entre ellos, tanto que ha rechazado la ayuda del otro cirujano. ¡Maravillosa Claire!

¿Romeo y Julieta?

(Movistar+/STARZ)

El reencuentro de Roger y Brianna no nos ha decepcionado. Bree se ha dado cuenta de que lo ama, no es otra cosa lo que siente pero tenía miedo de decírselo. Como hemos comentado, ambos se sintieron rechazados la última vez que hablaron y después persistía entre ellos ese miedo de volver a sincerarse y pasar por el dolor del rechazo de nuevo.

Hasta que la muerte nos separe

El plan original de la joven era contarle a sus padres lo que iba a suceder y luego volver a su tiempo, a Roger. Lo que no se esperaba es que él leyera su carta y se personara allí. Como suelen decir, uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Que Bree supiera que había perdido a Roger la hizo darse cuenta de cuánto lo amaba y en cuanto a Roger, saber que Bree se había ido la hizo dejarse de tonterías y seguirla hacia dónde vaya. Sea donde sea.

Los dos están tan felices que se dejan llevar por la pasión. No obstante, hay algo aquí que no termina de cuadrarnos. A Roger parece importarle bien poco en ese instante el hecho de no estar casados para ir más allá. De hecho es Brianna quien lo para porque sabe lo importante que es para Roger que ambos estén casados antes de acostarse por primera vez. Así que hace que él revalúe lo que está sucediendo. Bree aquí piensa en los sentimientos de Roger y los pone por encima de su propio deseo e incluso de sus propios miedos.

Handfasting

(Movistar+/STARZ)

Los paralelismos con la boda de los Fraser nos ha dejado patidifusas perdidas. Con los nervios a flor de piel se casan de palabra. No apartan la mirada el uno del otro, parecen seguros de su decisión. Con la consumación, nos retrotraemos a los momentos de Jamie y Claire tanto en los giros de cámara, en la forma en la que él la desnuda lentamente y en la frase “eres la mujer más hermosa que he visto” que se la hemos oído a Jamie varias veces. Vamos, que a Roger le ha faltado usar el vocablo sassenach.

Miel de luna

La luna de miel les ha durado exactamente treinta y siete segundos de reloj. Digamos, por el placer de decir algo, que la comunicación no es uno de los fuertes de este dúo. En cuanto Bree se entera de que Roger le ocultó la noticia sobre la muerte de sus padres. Ella está muy enfadada, como es normal. Roger tomó la decisión por ella y no tenía derecho a hacerlo.

Son sus padres y es su vida. ELLA decide.

En estos momentos Roger nos está cayendo entre mal y fatal. No puedes decir eso de ”te estás comportando como una niña” después de literalmente acostarte con Brianna. NO. Eso está MUY FUERA DE CONTEXTO. Además. ella le dice que nunca le hubiese hecho eso y tiene toda la razón del mundo.

A la postre, quien más ha evolucionado en este ámbito es la joven, puesto que presta atención al deseo de Roger de casarse antes de estar juntos. A ella eso le daba igual, le parecía anticuado y el matrimonio es un tema espinoso para ella…pero aún así, pone a Roger por encima de todo eso, y deja a Roger elegir. Él hizo lo contrario, le quitó la capacidad de decidir y puso sus deseos y sus miedos por encima de ella.

El quid de la cuestión

La ”defensa” de Roger es que no quería romperle el corazón porque sus padres ya estaban muertos. No obstante, ella da de lleno con el quid de la cuestión: eso es mentira. Lo que verdaderamente pretendía es que fuera feliz sabiendo que sus padres se reencontraron, lo suficientemente feliz como para casarse con él y no viajar al pasado con todo lo que ello conlleva. Ahí es cuando reconoce por primera vez que ella tiene razón, que fue un egoísta. Pero él no se queda ahí…le echa en cara que la siguiera. Como si haberlo hecho lo arreglara todo. Es como “oye, sí, te mentí, decidí sobre tu vida por ti pero ahora te he seguida hasta aquí. Todo está bien”. Pues va a ser que no, Roger.

No podemos hacer otra cosa que posicionarnos del lado de Brianna Ellen Randall en esto. Nadie le pidió a al elfo Roger que la siguiera, lo hizo porque quiso. Se comportó como un egoísta al no darle la opción de decidir sobre su propio porvenir y en esta discusión se ha ganado la medalla de capullo integral. Y no, nos nos vamos a disculpar por decir verdades como puños. La toxicidad de MacKenzie ha alcanzado niveles insospechados aquí. Vete a pastar un rato, anda.

El culmen del señoro cuñado llega cuando Roger deja caer que ahora que son marido y mujer ella debería escucharlo y hacerle caso. ¿PERDÓN? Aquí ya tenemos preparadas las zapatillas de ballet para mandarte a cierto punto poco escatológico de puntillas.

Pero Bree se nos adelanta sin necesidad de recurrir a la violencia. Y nosotras la aplaudimos de pie. Ella se queda poco menos que sorprendida ante la barbaridad que acaba de decir Roger y le deja claro que ni mucho menos va a hacer lo que él quiera.

De hecho, esta escena recuerda mucho a la de Jaime y Claire en el río (episodio 1×09). Ahí, también Jaime quiso ejercer sus “derechos” como marido a la fuerza, por simplemente el hecho de serlo, y Claire le dejó claro que a ella no la podía manejar. Igual que sucede con Bree ahora, casi pensábamos que le iba a decir a Roger otra frase estrella de Claire “yo no soy de las sumisas y obedientes” del episodio 1×12.

Debido a todo lo que ha explotado entre ellos, ambos deciden que reencontrarse y casarse tal vez fue un completo error. Ambos se aman pero aún les queda mucho por aprender y por avanzar aunque, por ahora, deben hacerlo por separado.

Send her my regards

La rabia y la impotencia que hemos sentido en los últimos momentos del episodio ha eclipsado cualquier momento de felicidad previa. Tanto Ed Speelers como Sophie Skelton han hecho un magnífico trabajo en estos momentos.

La sociopatía de Bonnet le convierte en un villano de los peores. No solamente traiciona la confianza de sus padres. Cuando se entera de quién es, le propone un trato que se transformará en la escena más desgarradora de la temporada, de esas que revuelve el estómago. La forma en la que está grabada está muy cuidada, porque podemos percibir dos perspectivas: la del acto y lo deprorables que son los hombres de Bonnet por no hacer nada para impedirlo.

El momento en sí es horrible, Brianna intenta escapar cuando se da cuenta de lo que va a suceder pero Bonnet, ese sociópata desgraciado, no la deja. Todo el mundo que está en esa taberna sabe lo que está sucediendo. Todos saben que una chica está siendo violada pero son tan despreciables que se quedan como si nada. Como si no fuera con ellos, incluso alguien pasa por delante y recoge las botas de Bree como si nada pasara.

La situación revuelve el estómago pero la actitud de todos también lo hace. Es totalmente repulsivo. Viéndolo nos hemos sentido impotentes, sólo queríamos conseguir llegar hasta Bree y ayudarla. Sin duda, esto va a marcar a Bree. Es un precio muy alto el que ha pagado por recuperar el anillo de su madre. Es más, es el anillo de Jaime, el más importante para Claire pero no así para Bree. Ella siente más conexión emocional con el anillo de Frank. ¿Cuáles serán las secuelas emocionales para el personaje?

The Birds & The Bees

Esta montaña rusa de sensaciones no puede ser buena para nadie. ¿Queréis ver la promo del proxímo capítulo? ¡Aquí tenéis!

P.D.: ¡Sed buenos y buenas y pasad unas muy Felices Fiestas!

Autor entrada: Seriéfilos Enfurecidos

1 comentario sobre “Outlander 4×08: Wilmington

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *