Outlander 4×06: Sangre de mi sangre

Sangre de mi sangre

“Eres sangre de mi sangre y huesos de mis huesos. Te doy mi cuerpo para que los dos seamos uno. Te doy mi espíritu para que los dos seamos uno.”

Afirmar que el episodio anterior nos dejó con mal sabor de boca es quedarse cortos. Sufrimiento, lágrimas y muertes injustas han sido continuados por momentos agridulces, fraternales y, sobre todo, emotivos. ¿Queréis saber qué ha pasado en »Blood of my blood»? ¡Sois más que bienvenid@s!

Helwater

El Cerro de Fraser parece estar cada día más concurrido. La visita de Murtagh -todavía estamos dando las gracias a los guionistas por haberlo mantenido vivo- al final del último episodio sitúa una situación un tanto peculiar en la cabaña. Nos explicamos: un antiguo amigo de la familia decide que es un buen momento para hacer una visita y recordar viejos tiempos. ¿De quién se tratará?

Not so wee anymore

 

Con la excusa de una parada antes de dirigirse a Virginia, Lord John Grey y su hijo a efectos prácticos se dirigen al Fraser’s Ridge para visitar a la pareja. En primera instancia desconocemos cuál es el verdadero motivo que empuja al inglés a emprender esa peligrosa aventura, pero siguiendo el camino del baldosas amarillas fangosas podemos llegar a atisbar parte de su motivación: sentir. No os preocupéis, más tarde entraremos en materia.

La llegada de ambos personajes nos trae varias novedades. Por un lado, confirmamos que Isobel, tía biológica de Willie ha muerto. La segunda recae en Murtagh como regulador, el elevado precio de los impuestos y la amistad de Jamie con John, un casaca roja. Por último, ¿dónde narices se ha metido Ian? Se ha ido a hacer vida social con la tribu. Al fin y al cabo, para un joven de su edad tiene que ser la mar de aburrido vivir en medio de la nada. 

Burdensome

Tras varias jornadas tensas por la divergencia de opiniones respecto a la Corona, la súbita sinceridad de Jamie para con Murtagh respecto a la paternidad del lad y las tensiones subsiguientes del efecto Fraser, el sarampión ha llegado para quedar a dar guerra un rato más. 

Seamos francos: la pubertad está bien arraigada en el niño, y hemos tenido momentos en los que ojalá la puntería lanzando zapatillas fuera hereditaria porque santa paciencia hay que tener con Master William. 

I’m too old for toys

No obstante, bien lo decía el refrán: »no hay mal que por bien no venga». Con la suerte de evitar que la enfermedad sea contagiada a un sistema inmunológico a medio desarrollar, Jamie consigue pasar una jornada junto a Willie comportándose como padre e hijo, a vivir lo que nunca pudo ser.

Al final de su viaje, sale a relucir lo que a William le ha estado molestando: el día que se fue, Mac no volvió la cabeza por mucho que él lo llamo gritando. 
Eso le dolió en lo más profundo, él quería mucho a Mac y sintió que a él no le importaba lo suficiente. Tanto que incluso ha llegado a pensar que no lo recordaría. Pero Jaime jamás podrá olvidarlo ni a él ni al día en que lo vio por última vez. No volvió la cabeza porque simplemente no podía. No hubiese podido dejarlo atrás y, además, así no se daba falsas esperanzas a sí mismo de volver a ver a William.

Jamie hace lo que debe al contarle una parte sesgada de la verdad y William por fin se siente bien: sí que le importaba a Mac. Cuando William se va, vuelve la cabeza, prometiéndole a Jaime que se volverán a ver, que quiere volver a verlo. Jaime capta el mensaje y nosotros nos sumimos en en llanto de tal manera que tenemos que usar nuestras pelucas como pañuelos.
Très chic.

Lazos de sangre

¿Alguien más ha gritado cuando Jaime ha dicho «¡es mi hijo, es sangre de mi sangre!»? Por un momento hemos pensado que la verdad iba a salir a la luz y que el pobre Willie iba a acabar perdiendo también el norte ¿Cuál será su reacción al averiguarlo? 

¿PODEMOS HABLAR DEL MOMENTO ABRAZO? ¡Que levante la mano quien haya necesitado su correspondiente muffin! 🙋🙋🙋🙋🙋🙋🙋🙋🙋

The obvious

La intrahistoria de los sentimientos de LJG nos ha sorprendido para bien, así como su conexión con Claire en lo referente a los matrimonios poco fortuitos. Su conversación es imprescindible para entenderlo. 

La fiebre y la resaca post-alcohol son siempre mala combinación. En uno de los delirios febriles, LJG admite algo que nos ha dejado con las patas vueltas y sin frenos: al morir Isobel, John no sintió absolutamente nada. El motivo real de la visita no fue otro que saber podía volver a sentir algo y darse cuenta de que efectivamente era así.

Tampoco tiene que ser fácil para él ver a Jamie y Claire tan felices, ser testigo de lo que no puede tener, desearlo con todas sus fuerzas y compararlo con su propia vida. Amar a alguien y saber que no eres la persona correcta para él. ¿Os suena de algo? En efecto es el relato de la unión de los Randall. 

Claire: »I was born this way». 

LJG: »So I was.»

Frank quiso a Claire pero él no era su alma gemela, no era el correcto. Sin embargo, John se consuela en tener 20 años de amistad con Jamie y a William. Él se da cuenta de que Claire está celosa de eso.

I felt nothing

A su vez, el papelón de Claire no es un carga fácil de soportar.  Ver a William es complicado, sabe de su existencia pero saber y ver son dos cosas distintas.

Por si eso fuera poco, se ha dado cuenta de esa mirada de orgullo de Jamie cada vez que mira a William lo que irremediablemente le lleva a pensar en Bree y el quiero y no puedo de su crianza. Tampoco ayuda el tiempo que compartieron y los sentimientos que muestra al inglés respecto a su esposo.

»I came to see whether I could still feel».

Esta situación extrema deriva en una explosión de sinceridad que traerá la  calma. Tan solo quiere imaginar/sentir cómo sería una vida junto a Jamie, tener la sensación de pura satisfacción que Claire siente. Tiene la certeza de que solo puede sentirla junto Jamie, aunque sabe que nunca lo hará. 

Él se sincera con Claire, cómo es amar y no ser correspondido, saber que esa persona no es para ti. Aquí vemos que Claire también se puede identificar con John. Ella también quiso a Frank y quiso ser feliz y hacerlo feliz a él pero no pudo porque ella no era la correcta para él y viceversa.

A la postre, la relación entre ellos se destensa. Claire se da cuenta de que John es un buen hombre, un hombre de honor y se merece poder alcanzar la felicidad plena, volver a enamorarse y ser correspondido. AMÉN.

Bone of my bone

¡Jaime le regala un precioso nuevo anillo a Claire!  Cada vez demuestra más por qué es el rey de los hombres. Es un detalle a tener en cuenta que Claire le diga que no necesita un anillo para saber cuánto la ama. Esto conecta directamente con el 4×01, al momento en el que Claire le dice que todo lo que necesita como símbolo de su unión es el anillo.

El anillo es precioso, muy parecido al que se describe en el libro, incluso con la inscripción. Es un detalle que esté hecho a partir de los candelabros de Ellen. ¿Quién sujeta las velas ahora?. Como dice Jaime, es como si ella bendijera su unión. Pese a su pronta muerte, su figura materna es alguien especial. La quería mucho. El hecho de que quiera su recuerdo y su vínculo con Claire, que quiera sentir la bendición a su matrimonio es algo realmente bonito.

Los dos anillos que le ha regalado Jaime son importantes símbolos de su unión. El primero fue la llave de Lallybroch, mostrándole a Claire que ese era también su hogar y ahora un anillo que simboliza la bendición de Ellen. ¿Qué sucedería si lograra recuperar el anterior anillo? Con el valor sentimental que ha obtenido en tan poco tiempo, dudamos que lo vaya a guardarlo o quitárselo siquiera. ¿Correrá la misma suerte el anillo dorado de Frank?

Down the Rabbit HoleDown the Rabbit Hole

¿No sentís como que cerramos una parte introductoria de la temporada? Todas las fichas están dispuestas en el tablero, algunos capítulos cerrados; otros simplemente en pausa. ¿Qué pasó con Bree y Roger? Lo último que supimos de ambos es que sus decisiones iban a repercutirles a largo, largo plazo. ¿Y ahora?  

One thought on “Outlander 4×06: Sangre de mi sangre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: