Outlander 4×02: No hacer daño

Bienvenidos a River Run

La llegada al seno de Jocasta Cameron se ha convertido en una historia interminable desde todas las perspectivas. En este particular, el matrimonio Fraser se encuentra en una encrucijada. Una vez más, el destino les ha jugado una mala pasada.

Luceo non uro 

Claire: So what is your Aunt Jocasta like?
Jamie: She’s a MacKenzie.

El pensamiento de toda persona llegando a ese es simplemente ”menuda mansión se gasta la tía Jocasta”. River Run es una magnánima construcción blanquecina que se encuentra situada en la ladera del río, rodeada de sinfín de plantaciones dedicadas a múltiples productos.

Su anfitriona, por otro lado, tampoco se queda muy atrás. Hermana pequeña que Colum, Ellen y Dougal, llegaría a Estados Unidos muchos años atrás comenzando su imperio desde cero.  Se nota, de lejos, que la hoy señora Cameron es una MacKenzie de tomo y lomo. Además se nos introduce a uno de sus esclavos, Ulysses, su mano derecha y guía, puesto que ella ha perdido la visión a lo largo del tiempo.

Sangre de mi sangre

Definitivamente sorprende muy poco gratamente a casi todo el mundo que varios parientes naturales de una viuda se personen en sus tierras porque sí. La aparición del matrimonio e Ian provoca un giro de acontecimientos que provocará consecuencias en todos los habitantes del lugar. Durante la fiesta de bienvenida en honor de sus sobrinos -pensad que en medio de la nada o te relacionas con tus vecinos o te mueres del asco- decide que Jamie heredará todo cotarro una vez perezca. *pretends to be shocked*

Furth, Fortune, and Fill the Fetters

Razones por las que cada día adoramos más al joven Ian 

  1. Porque Rollo y él son lo mejor que te puede pasar hoy, mañana y pasado.
  2. Por su forma de ver el mundo: en cuanto sale a colación la trifulca con los nativos americanos, el joven busca una nueva perspectiva para afrontar el problema. Simplemente compara su comportamiento al de los escoceses y WE CANNA EVEN.
  3. Por ser el primero en llamar a Claire por su nombre: Auntie Claire.
  4. Porque tiene las narices de sacar de quicio a su madre. Jenny Murray es mucha Jenny Murray.
  5. Porque es IAN. Punto pelotilla.

Posiblemente nos hemos venido arriba muy rápido, pero es que Ian se lo merece. Desde su primera aparición allá por la temporada pasada, siempre nos ha parecido lo más cuqui que les ha pasado a sus tíos desde la aparición de Fergus. Por ello no sorprende su curiosidad sobre los nativos y su diligencia a la hora de echar una mano siempre que es necesario. Ian no prejuzga, carácter heredado seguramente de su padre, se limita al análisis de las circunstancias sin las pretensiones que terceros puedan arrojar sobre él. Además, en este capítulo se nota claramente que Ian no sólo quiere si no que admira a Claire de la misma forma que admira a Jaime.

La pesadilla americana

”The dreams of some are nightmares of others.”

La reacción de los personajes a la esclavitud es el centro de la trama del episodio. Claire muestra su total rechazo, Jaime no está de acuerdo tampoco. De hecho, intenta quedarse en River Run con sus propias condiciones, es decir, liberando a los esclavos. Mientras tanto Jocasta actúa como una Mackenzie y los manipula a todos. Sin embargo, una cosa juega a su favor: es la única del seno familiar que conocer las leyes del sitio.

Toda revolución comienza con una chispa

Los lugareños comparan, literalmente, su ocupación de las colonias con la de los romanos en las islas británicas tantos años atrás. Piensan que a la larga será beneficioso para ellos, una especie de medio para su propio fin. Asimismo, Cameron tienta a su sobrino con ser lo que estaba destinado a ser: un laird. De esta forma mata dos pájaros de un tiro, pues pone a prueba a la pareja y se sienta a observar cuánta influencia tiene ella en Jamie.

Se nota de forma clara que Jocasta no entiende que Jaime priorice su amor por Claire y no lo hace porque nunca ha encontrado el amor. Para ella, un matrimonio se basa en la conveniencia y no comprende que lo que Jaime y Claire tiene es un amor puro y que ambos serían capaces de renunciar a todo sólo por estar juntos. No lo concibe.

A pesar de todo lo que sucede, Claire y Jaime son un frente unido. Él desea ser lo que River Run le ofrece pero tiene claro que, para que sea el hogar que desea con Claire, ambos tienen que estar a gusto y viviendo en sus propios términos. La prioriza a ella. Es algo que quizá podría haber ocasionado alguna fisura, antes lo hubiese hecho, pero no ahora, mostrando la evolución de su relación. Llegados a este punto sus opciones se limitan a empezar de 0 aceptando la oferta de tierras del capítulo anterior o intentar vivir a su manera en River Run.

Rufus

Un altercado llama la atención de todo el mundo. Jocasta es llamada para mediar en un conflicto con uno de los esclavos. De acuerdo con la ley; si uno de ellos mata, hiere o mutila de gravedad a alguien blanco ha de pagar con su vida.

Cuando los Fraser se materializan en el punto de la disputa tienen que sacar a base de fuerza a Rufus de allí, quien estaba siendo colgado de una forma muy grotesca. Por suerte para todos la doctora Claire siempre está preparada para una cirujía y consigue salvar su vida a tiempo. Inversamente, no toda la suerte está de su parte.

En otra parte de la casa se mantiene una reunión que claudicará con un descorazonador desenlace: Rufus debe morir. 

Dura lex, sed lex

El final ha sido desgarrador. Claire ha tenido que matar a Rufus para que tuviera una muerte pacifica. Ella es doctora, cura y no mata, eso la ha destrozado, ha sido como traicionar no sólo su juramento si no a su paciente. Se ha quedado a su lado en todo momento, dándole un bonito lugar al que ir en sus últimos momentos, recordando a su hermana Abena.

Claire, Jamie e Ian han mostrado la humanidad y el respeto que todos los monstruos que les rodeaban han sido incapaces de sentir. Incluso Ulysses, quien ha tenido un momento memorable junto a Claire, se ha mostrado impasible ante el maltrato hacia Rufus. En él, salió de su papel servicial y habla con ella sobre la verdadera situación del herido, se muestra conmovido y agradecido por lo que Claire está intentando hacer pero intenta enseñarle que, tal y como están las cosas, queriendo salvar, se puede hacer más daño.

El final de este episodio, como a Claire, nos ha hecho llorar por la impotencia, la injusticia, la rabia y el dolor de todo lo que ha sucedido. Y ahora, sin más, el avance del siguiente episodio:

P.D: ¡Outlander Magazine tiene nuevo número! No olvidéis suscribiros en su web para poder descargarlo.

(Visited 262 times, 1 visits today)

Autor entrada: Seriéfilos Enfurecidos

1 comentario sobre “Outlander 4×02: No hacer daño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *