Outlander 3×06: A. Malcolm

¡Hola, Sassenachs! Según la Real Academia de los Feels (RAF), se define droughlander como <<fenómeno que todos los fans de la serie basada en los libros de Diana Gabaldon sufren cuando los parones se hacen muy largos o la espera entre las temporadas se mide en los Je suis prest” que mascullan mientras abrazan con tristeza su kilts mientras beben whisky del barato entre reposiciones de Braveheart>>. La institución, a su vez, recomienda una preparación mental exhaustiva que consiste en repasar nuestra guía para perderos por la Escocia de Outlander o repasar lo acontecido episodio anterior mientras abrimos las puertas de la imprenta de A. Malcolm.

A. Malcolm

Vía @STARZ

Desde que nos dieran ese anticipo hace dos semanas hemos estado esperando como agua de mayo conocer su desarrollo posterior. Sin embargo, han sabido engañarnos un poco más pero por un motivo razonable: conocer la nueva vida de Alexander Malcolm.

Edimburgo es el nuevo escenario donde se desenvuelve Jamie, el cual deja un agujero temporal entre su partida de Helwater y 1766. Con los antecedentes de esta serie, no es de extrañar que en el transcurso de esos años haya pasado algo doloroso, pero por el momento es una incógnita para los espectadores. 

Ye bear the scars of your own battles

Vivir vidas separadas durante 20 años tiene una gran relevancia en todo tipo de relación, mas cuando tu ser amado se ha labrado un destino a base de sangre, sudor, lágrimas y 200 años de distancia. En un primer acercamiento entre ambos personajes, Jamie cree que Claire es una aparición como las que se han sucedido varias veces a lo largo de su vida tal y como presenciamos durante su ”estancia” en Lallybroch o cuando se encontraba a las puertas de la muerte en Culloden.

You’ve come to me so often. When I dreamed sometimes. When I lay in fever. When I was so afraid and so lonely I knew I must die. When I needed you, I would always see ye, smiling, with your hair curling up about your face. But ye never spoke. And ye never touched me.

En este particular, son los propios Fraser quienes perciben los cambios sufridos por su intercolutor a través de sus interacciones, problema debido a la falta de confianza resultante del contexto en el que se encuentran. El ejemplo más claro de todo esto lo vemos cuando al entrar Claire a la tienda Jamie arroja la jarra de cerveza y tiene que quitarse los pantalones. ¿Desde cuándo estos dos han tenido reparos al verse desnudos? También podemos aplicar este caso al primer beso, donde la timidez asoma la cabeza e incluso el pelirrojo le pide permiso a su mujer para poder besarla.

Pain of losing a child never leaves you

Los problemas de fecundidad de los Randall salieron a la luz en la primera temporada, especialmente los relativos a Claire al contraer matrimonio con Jamie, pues su preocupación por quedarse embarazada parecía nimia respecto a otras preocupaciones, dado que ya conocía su condición antes de la unión. La propia Geilis Duncan se lo confirmaría tras la boda al pelirrojo, quien pese a quedarse en shock al principio lidiaría diplomáticamente con ello. De hecho, si los comparamos con los Murray, su tasa demográfica se quedó muy por debajo desde los albores de su relación.

París supuso un antes y un después en su reacción a traer a bebés al mundo. El aborto producido por las circunstancias atenuantes de la pequeña Faith, la hija nonata de la pareja condicionaría los hechos de la pareja en Culloden. Al entrar un nuevo bebé en la ecuación, la reacción más sensata fue enviar a Claire al futuro, donde su hija podría nacer y crecer con la seguridad que una Escocia de postguerra no podría garantizar.

La conversación deriva hacia el segundo asunto por el que Claire se traslada a Edimburgo, a entender, Brianna. Por suerte, la tecnología de 1968 es lo suficientemente moderna como para que alguien del siglo XVIII se quede en shock por segunda vez en menos de media hora. A través de una sucesión de fotografías, la doctora Malcolm (née Beauchamp-Randall-Fraser) le cuenta todo sobre la hija que ambos comparten y probablemente nunca conocerá.

Conforme profundizan, los secretos y las confesiones ven la luz del día, por lo que Faith y, eventualmente, Willie emergen en la interlocución. Respecto a la pequeña nonata, es un gran detalle por parte de los guionistas el haberla incluido porque el desarrollo de los acontecimientos tras su muerte fue tan precipitado que el duelo apenas fue visible. Por otra parte, la inclusión de la confesión Helwater nos muestra a un Jamie que ha perdido compungido por la pérdida, a aquel que vimos en Culloden y eso, queridos, nos rompe el corazón enormemente.

Sin embargo, hay un aspecto que no nos ha gustado y que se viene repitiendo desde principios de la temporada: la ausencia de Fergus en su papel como hijo adoptivo de la pareja. El joven francés, interpretado en su estadio infantil por el memorable Romann Berrux, no es mencionado en ningún momento por Claire en sus interacciones futuras. Si bien es verdad que la relación entre ambos personajes en los libros es algo diferente, el vínculo entre ambos parecía verídico, madre e hijo, antes de separarse definitivamente, por lo que nos resulta cuanto menos chocante que no se le dedique ni una mísera línea.

Milady

Afortunadamente, esta circunstancia no dura demasiado. En su camino hacia una taberna por los negocios de Jamie se encuentran con Fergus, quien como el mismo Jamie rato antes, se queda más blanco que el papel porque todos asumieron que Claire pereció en Culloden. Este le pregunta dónde ha estado todos estos años y ella no miente. Su coartada es que después de la guerra marchó a las colonias porque no quería que Lallybroch tuviera que lidiar con la mujer de un traidor.

Aquí hay un par de detalles que no podemos pasar por alto. El primero, la mano de madera del bonnie lad. En la segunda entrega de la temporada, cuando Jamie vivía en una cueva y  los Casacas Rojas no dejaban de buscarle en Lallybroch, el pequeño perdió la mano por su bravuconería con los soldados ingleses, así que a partir de ahora le veremos con ese complemento, muy al estilo Ian Murray. Seguidamente, el secreto que Jamie y él comparten tendrá un gran peso en el futuro, pero por el momento solamete podemos esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

The World’s End

Otro atributo en los negocios de Jamie es que detrás de la imprenta hay algo más. La escena introductoria bajo las órdenes de Mac Dubh, donde dos hombres reparten panfletos papistas bajo la inquisitiva mirada de Geordie, nos da la pista que más tarde se confirmaría en el establecimiento.

Al aterrizar allí conocemos a un personaje muy peculiar (muy ”querido” por los fans), quien tiene un amor especial por los pies de las personas y los pelícanos, Yi Tien Cho o señor Willoughby para los amigos. A su llegada a las Islas Británicas desde China fue encontrado por Jamie, quien lo ayudaría, lo convertiría en su colaborador y ya de paso aprendería algo del idioma por ciencia infusa. ¿Cuántas lenguas va a dorminar este chico?

Mientras Claire se gana el mote de honorable esposa, Jamie se dedica a sobornar a la policía para poder introducir todo tipo de bebida alcohólica en Edimburgo. Sin embargo, a día de hoy, es imposible comprender por qué Jamie prefiere enfrentarse a un ahorcarmiento por sedición cuando no tiene ninguna obligación excepto tal vez la de ayudar a su familia en Lallybroch.

Do ye want me?

Jamie and Claire #Outlander
Vía @GenoAcedo

El siguiente lugar inesperado al que nos trasladamos con ellos es el burdel de Madame Jeanne. Jamie es un cliente asiduo del lugar, con habitación propia incluida en el pack. La relación entre ambos se limita a lo profesional. Sabiendo ya que Jamie importa bebidas alcohólicas varias desde Francia, lo lógico es encontrar un lugar franco donde almacenarlo y repartirlo posteriormente. Por todo esto, el lugar frecuentado por la francesa es perfecto para el contrabando porque además de quedarse con una parte de la mercancía no se opone a usar sus bodegas como almacén.

To bed? Or to sleep?

Para todo aquel que tenga una obsesión increíble con este show las referencias cruzadas con el capítulo de la boda no se le habrán pasado por alto. Poco a poco, ambos recuperan la confianza que había estado escondida durante una eterna cena, la cual terminará en reavivar las llamas de la pasión tensión sexual no resuelta que se va fraguando lentamente y que necesita implosionar de un momento a otro.

”Well, it’s no much to see, Sassenach,” he said, with an uncertain laugh. “But whatever it is, it’s yours—if ye want it.”

I said I was a virgin, not a monk

Lo más divertido de todo esto es ver que ninguno de los dos es perfecto en este punto. Jamie se convierte en la cosa más patosa del mundo al intentar tocarla y ella vive momentos de inseguridad que pronto pasan a segundo plano. Además, no pudimos evitar echarnos a reír cuando Jamie soltó aquello de ”I’m not a saint, Sassenach. But I’m not a pimp, either”.

https://media.giphy.com/media/3ov9kbebMB5mtBFTEc/giphy.gif
Jamie, dibújame como a una de tus chicas francesas

Tras una serie de escenas en las que vemos que definitivamente recuerdan cómo montar en bici, sale el sol y la realidad se impone, lo que se traduce en volver a la jornada laboral después de una larga noche ejercicio intenso. Esto deja al dueño de la imprenta fuera de nuestra vista un rato y una visión centrada en la ahora señora Malcolm. Ha sido bastante curioso presenciar la escena del desayuno junto a las chicas del burdel y la cara del joven Ian al conocer a su tía a la que todos los Murray daban por muerta. ¿Dónde nos deja esto? Con un intruso en la habitación que frecuenta Jamie intentando estrangular a Claire porque no le dice dónde estás los libros de cuentas de su marido. Ahí es ná.

We canna even!

Finalmente, vamos a explicar muy gráficamente las fases por las que los fans de Outlander han pasado mientras veían el episodio de una forma muy especial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último pero no menos imporante, como ya es costumbre aquí tenéis unos vídeos de cómo se fraguó la reunión.

También el acceso a un pequeño adelanto de lo que se nos viene encima:

¡Hasta la próxima!

Por Laura

(Visited 178 times, 1 visits today)

Autor entrada: MsLauraDarcy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *