Outlander 3×03: All Debts Paid

Hello, it’s me! Esta semana, aunque un pelín más tarde lo habitual, hemos vuelto para repasar lo sucedido en nuestro show favorito. El sabor general que nos dejado ha sido algo agridulce, dado que se han sucedido una serie de reconciliaciones, rupturas, despedidas y reencuentros que entremezclados nos han dejado con un pie en el otro barrio, Ahora bien, ¿estáis preparados para los spoilers?  Si la respuesta es no, ¡pinchad aquí rápidamente para volver a Lallybroch! En cambio, si ya tenéis a mano los kilts, sois más que bienvenidos al clan para compartir vuestros feels.

Resultado de imagen de outlander gif

¿Nunca os ha pasado, que mientras pensabáis en un momento concreto, una canción o un fragmento se os venía a la cabeza? Bueno, tras la última entrega, una canción del grupo irlandés Kodaline no paraba de rondar la letra de High Hopes uno de sus himnos. En este particular, la estrofa que se repetía una y otra vez era la siguiente, por ello me he visto en la obligación de compartilar por aquello de expulsarla de mi sistema de una vez por todas:

I remember it now it takes me back to when it all first started
But I only got myself to blame for it and I accept it now

It’s time to let it all go, go out and start again

It’s not that easy
 

La tercera parte, la resaltada en negrita, parece un resumen bastante contundente sobre el material gráfico al que nos han expuesto y con el que hemos sufrido y disfrutado a partes iguales. Ahora sí, entremos en materia. Tal y como nos han acostumbrado hasta el momento, han repartido la carga en dos tramas, a entender, Boston y dondequiera que esté Jamie.

Boston

Resultado de imagen de frank randall and brianna
Fiesta de graduación de Claire (Fuente: EW)

En este punto nos encontramos con cuatro hitos que marcarán el rumbo, algo acelerado, de la vida de los Randall: la graduación de Claire como médica. la mayoría de edad de Bree, y un matrimonio más hundido que el Titanic y la crónica de una muerte anunciada.

Nos remontaremos al principio, al momento en que la señora de Randall a una institución propia en mayúsculas: DOCTORA RANDALL. Como supimos a posteriori, escogió cirugía como especialidad no podemos sentirnos más orgullosos de ella. Claro está que no todo es gozo y alegría en una fecha tan señalada, dado que el propio Frank decide no asistir a la celebración porque tiene una cita con su affaire.

Para ubicarnos un poco, en Redención ambos personajes llegaron a un acuerdo tácito, mantenerse unidos por Brianna pero viviendo vidas separadas, lo que derivó en Claire ocupándose un poco más por los aspectos de su personalidad que le devolvían a la vida y a Frank en transformar ese amor-odio por su esposa en una atención especial por terceras implicados. Incluso, en algún punto, se llegaría a hablar de un posible divorcio, pero seamos francos, ¿quién necesita la excomunión católica en los años 50? Está claro que ellos, por el momento, no.

Así pues, la conversión de Claire en médico es la oportunidad perfecta para una ¿venganza? de Frank. Antes de ir a un restaurante a celebrarlo, toda su clase se reúne en su apartamento para trasladarse en comitiva hacia el lugar escogido para la fiesta. No obstante, por un error en la hora de confirmación de la reserva se solapa la llegada de la nueva pareja de Randall y la reunión, cuya conclusión es una pelea en dimensiones estratosféricas.

Our room is too crowded already.

Poniendo a un lado la reacción lógica de Claire a enfadarse, el dolor de Frank es un aspecto muy llamativo. En los libros, su personaje se antoja muy demasiado despegado de Claire. Sin embargo, bien por el trabajo extraordinario de Tobias bien por lo plasmado en el guión, consigue llegarnos directamente a la patata. Traducción: un jaque de manual.

Con todo, si hay algo que no ha cuajado bien en la ecuación es la prontitud de los acontecimientos; un día estamos todos desayunando en un ambiente británico de postal y al siguiente nos falta calle para escondernos y suenan las campanas -fallidas- del divorcio. Je ne sais pas!

Años más tarde, la pequeña cabellera rojiza se convierte en una mujer en su graduación del instituto  ¡Hola, Sophie!, ocasión perfecta para la separación definitiva de la pareja –are you kidding me?-. Como ya supimos en el final de la temporada anterior, Bree siente un afecto especial por su padre y nadie puede culparla por ello. Desde la perspectiva de un infante de la época en la que las madres asumen roles caseros y son las figuras perennes 24/7 en casa, tiene que resultar chocante que precisamente sea la tuya la excepción que confirma la regla. Si a ello, además, le unimos la personalidad errática que Claire adquiere con el tiempo, porque su corazón está muy lejos, el resultado del partido es Daddy 1-Mum 0.

Quien dijo aquello de ”la ley es dura pero es la ley” no andaba demasiado desencaminado. La verdadera razón por la que Frank se negaría años antes ante la perspectiva del divorcio sería por la separación definitiva de Brianna. ¿Recordáis a la vecina que hablaba de su mente abierta con Claire y de las maravillas de su matrimonio? Bueno, digamos que cualquier parecido con la realidad ha sido mera coincidencia. Ellos acabaron pactando una disolución de sus nupcias, de modo que ella quedaría al cargo de los descencientes de la pareja. Por lo tanto, se deduce que Frank evita esta condición hasta que su hija llege a la edad de poder elegir por sí misma cuál es su camino: los 18 años. En este punto, Frank quiere vivir los años que le quedan junto a las personas que le quieren: su pareja real y su hija en Cambridge, donde le han ofrecido un puesto de trabajo. Claire, por supuesto, se niega en rotundo, dado que Bree es su hija y no quiere que nadie las separe.

All this time, you’ve just been waiting for the clock to run out.

 

Prisión de Ardsmuir

Cárcel de Ardsmuir (Fuente: Outlander Community)

Todos somos Jenny Murray al preguntarnos si James Fraser no ha pasado ya suficiente tiempo encerrado en cárceles varias para una vida (y media) por lo menos. Por fin conocemos el destino de dos de nuestros personajes más queridos y un tercero al que los lectores le tienen un cariño especial: la prisión de Ardsmuir.

Murtagh está vivo –kind of– y coleando a duras penas. Ifrinn! No sabemos exactamente cómo llegaría desde Culloden a aquel recóndito lugar teniendo en cuenta que estaban fusilando y/o aniquilando a cualquier indicio de escocés que quedara en el campo de batalla. Esto ha ocasionado un gran debate en las redes sociales porque supone un gran cambio argumental, dado que este personaje queda finiquitado en la batalla de los jacobitas contra los ingleses, por lo que los lectores -entre lo que se incluye una servidora- se encuentran tan confundidos como alegrados. La verdad quede dicha:  quiero a Murtagh Fitzgibbons Fraser como padrino para ayer. También quiero que se reencuentre con Fergus ASAP.

Volviendo a dejar atrás Lallybroch y su figura como Dun Bonnet, Jamie se ha ganado con los años un nuevo mote entre sus compañeros reclusos: Mac Dubh. Aquí se demuestra una vez su habilidad nata para el liderazgo, pues durante su estancia allí mantiene cenas de trabajo con Quarry, el alcaide de turno. En este particular, nos trasladan a la llegada de Lord John Gray para sustituirle en sus funciones como mandamás de la nada. LJG, como le conocen los lectores, ya es alguien conocido por todos, televidentes, lectores y entes: es la razón por la que Jamie sobrevivió en Culloden. En la segunda temporada, antes de Prestopans, se encontraron con un joven inglés al cual perdonarían la vida por intentar ”salvar” a Claire. Esto, por su honor inglés, se convirtió en una deuda de honor que años más tarde saldaría su hermano mayor Lord Melton. En efecto, el oficial encargado de rematar a los escoceses tras Culloden.

Al principio, parece de Grey no se entera de la misa la mitad. Su nuevo puesto de trabajo tiene dos objetivos principales: mantener a los presos relativamente tranquilos y encontrar el oro perdido que los franceses enviaron para ayudar a Bonnie Prince. Para la primera de sus metas, tiene que mantener una relación estrecha con su jefe aka Jamie, al que al final se acaba ganando por ayudar a Murtagh y proporcionar unas horas para que los presidiarios cacen sus propias comidas, pues su situación es más precaria que las ganas de existir de alguien un lunes por la mañana antes del café. Spoiler: 0.

No penséis por un momento que un se aplica un principio de causalidad directo o que simplemente J y J se van a hacer amigüitos desde el minuto 1. En escena aparece un señor que a) sufre las consecuencias de haber habitado entre kelpies durante un lapso de tiempo indeterminado, b) se ha pasado con el whisky y/o c) todas las anteriores son correctas murmurando leyendas sobre el tesoro perdido y la implicación de una ban-druidh. Ante este galimatías que ni el propio Jordi Hurtado podría traducir, el único medianamente preparado para este desafío es el señor de Lallybroch, también conocido como JAMMF, sufridor nato de dramas y un imán para los peligros desde el 1 de mayo de 1721.

Este individuo proclama en su lecho de muerte que una ban-druidh, es decir, una bruja blanca o dame-blanche custodia dicho tesoro en una isla cercana. Además, aclara que esta mujer está esperando o busca a un MacKenzie de la familia de Colum, Ellen y Dougal -todos muertos hasta la fecha-. Por ello, en una de las expediciones de caza Jamie se escapa para encontrar a su sassenach perdida. Al final, todo quedó en leyenda. Jamie vuelve a entregarse a la cárcel, pues su incursión, como ya se sospechaba, hizo aguas.

Otro aspecto de vital importancia es la amistad que se va desarrollado entre Jamie y John. Al principio, son comidas incómodas para todos los implicados cuya finalidad no es otra que mantener contento al jefe de los reo. Poco a poco, mediante el ajedrez -¡vino de Borgoña!- entre otras cosas, su amistad se va forjando. Incluso llega el momento en el que se menciona la existencia de Claire y el significativo ”she’s gone” que pronuncia cada vez que su nombre aparece en una conversación. La desaparición y posterior retorno de Jamie supone un impasse en esta peculiar relación, debido a que en el momento del reencuentro Jamie le pide que le mate por la promesa que le hizo años atrás. No obstante, se torna más rara en un momento debilidad mostrado por John. En una escena en la que ambos personajes estaban junto al fuego hablando de la vida sin otro particular, Jamie menciona a Claire y le cuenta su historia y cuánto ha dado de sí su amor. Su interlocutor menciona que se unió a las fuerzas armadas por alguien a quien posteriormente perdería a la vez que agarra la mano de Jamie como para querer reconfortarle y algo más. A pesar de su historial -por llamarlo de una manera suave- con Black Jack, consigue tener la compostura suficiente como para rechazarle educadamente.

Finalmente, llega el momento en el que la cárcel cierrra y se decide que el destino de los presos son las colonias. Así, a 200 km/h por la autovía y sin frenos. ¿Qué significa esto para nuestros protagonistas? Murtagh, a quien hemos recuperado por obra y gracia de los guionistas, embarca para cumplir el sueño americano escocés.

En lo que respecta a Jamie, su nombre cobra de nuevo un rol protagónico, pues al haber sido uno de los aliados más cercanos a Bonnie Prince su indulto no viene acompañado con cruzar el océano, pisar tierra y recobrar su libertad. En contrapunto, su destino se decide en Escocia, trabajando para la familia Dunsany indefinidamente. Lord John se encargará de visitarle cada cierto tiempo para cerciorarse de que su comportamiento es el correcto. ¿Qué pasará? Con el imán para el drama que tiene el pobre no se le augura un destino demasiado feliz.

Requiescat in pace, Frank Randall

Resultado de imagen de frank randall and brianna

Tobias Menzies, durante tres temporadas, ha hecho un trabajo impecable interpretando a personajes totalmente opuestos y por ello estaremos eternamente agradecidos. Tras la discusión sobre el divorcio, Frank se va de casa para poder tranquilizarse, lo que deriva en un accidente de tráfico que acabará con su vida. Claire se entera de lo ocurrido en el hospital, tras intervenir a un paciente de una operación de urgencia. Su reacción, mejor verla:

You were my first love.

Continuará…

¿Llegaremos a ver la reacción de Brianna ante la muerte de su padre? ¿Qué pasará con Claire ahora que su marido ha muerto? ¿Jamie se acostumbrará a su nueva vida? ¿Qué pasará con Murtagh? Oye, ¿y la mano de Fergus? Tenemos demasiadas preguntas y muy pocas respuestas. Por suerte, la emisión de la próxima entrega será el lunes 2 de octubre en Movistar+. Mientras tanto, aquí tenéis un adelanto de lo que se nos avecina:

 
(Visited 359 times, 1 visits today)

Autor entrada: MsLauraDarcy

2 thoughts on “Outlander 3×03: All Debts Paid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *