Arrow 7×08: Sin máscaras

Arrow nos tenía preparado esta semana un episodio sublime en algunos puntos como el conflicto emocional entre la pareja protagonista o las grandes revelaciones de personajes, mostrándolos sin máscaras después de tanto tiempo. Sin embargo, ciertos aspectos del show siguen fallando lo que desluce un episodio que es brillante en muchas de sus partes. ¡Vamos a comentarlo todo!.

AVISO SPOILERS SI NO HABÉIS VISTO EL 7×08 NO SIGÁIS LEYENDO Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 11 DE DICIEMBRE A LAS 22:50 EN SYFY

¡EMIKO QUEEN ESTÁ AQUÍ SEÑORAS Y SEÑORES!. ¡Y NO PODÍA SER MEJOR!. El episodio se abre con una chica que está entrenando. Un entrenamiento que nos traslada a ese Oliver de la season 1. Ella se viste de Green Arrow. Mostrándonos, sin máscara, quién se esconde detrás de ese misterioso arquero. Confirmando la teoría más extendida por los fans.

Más tarde, descubrimos que ella es hija de Robert. No sabemos si nombre pero creo que está claro. Sin embargo, me llama la atención lo que declara en la tumba de Robert. Ella tiene una misión, una promesa que le hizo a su padre que involucra a Oliver. De hecho, a lo largo del episodio la vemos aparecer en su presencia, realizando unos movimientos demasiado parecidos a los de él. Tal y como Oliver dice, Emiko tiene un entrenamiento muy especifico.

Esto nos deja varias incógnitas. ¿Cuál es la promesa que Emiko le hizo a Robert?. Quizá proteger la ciudad en ausencia de Oliver. Quizá presentarse ante él cuando fuera necesario y él la necesitara.

Otra cosa a tener en cuenta es que no es casualidad que Emiko tenga un entrenamiento tan parecido a Oliver. A él, a parte de Slade y Shado, lo entrenó Talía. Creo que ese entrenamiento es una pista del origen de Emiko: hija de Robert y Talía. Los movimientos de ella y los de Oliver son tan parecidos porque los entrenó la misma persona.

Me han dejado con muchas ganas de saber más sobre este personaje. Es todo lo que me podría esperar. Fuerte, decidida, letal. ¡Nos va a traer muy buenos momentos!.

La celebración de la libertad de Oliver da para mucho. Entre otras cosas, vemos algo realmente interesante ante la aparición de Black Siren. Nadie la quiere allí excepto Felicity que aprovecha para decir una triste verdad: ella es la única que la ayudó a dejar libre a Oliver. Ninguno de los presentes la quiso ayudar en nada. Desde luego, eso es algo que no a Felicity ni a nosotros se nos olvida y quiero que salga de forma más clara más adelante.

Me encanta cómo Oliver agradece a Black Siren su ayuda sin mirarla. No quiere tener nada que ver con ella. Oliver está en plan: “thank u, next”. Y yo que me alegro. No hay que olvidar quién es Black Siren. Sin embargo, el momento de tensión llega cuando Black Siren se encarga de recalcar que Felicity estaba dispuesta a todo para llegar a Díaz. La cara de Oliver lo dice todo. Empieza a temer que lo que le dijo Díaz no era del todo mentira. Y eso le asusta como el infierno (y más adelante analizaremos por qué).

Un momento vital del episodio que quizá pasa un poco desapercibido es cuando Oliver muestra su cambio de mentalidad en cuanto a los criminales en su discurso. Literalmente dice que antes lo veía todo blanco y negro en cuanto a la moralidad pero que se ha dado cuenta de que no es así. Oliver sigue avanzando como personaje y yo me sigo sintiendo como una mamá orgullosa.

Olicity es uno de los ejes del episodio. Sus escenas merecen un análisis exhaustivo así que empezamos con la escena de la ducha. Oliver aún sigue en la cárcel por un momento pero en cuanto ve que es Felicity, todo su ser cambia, lamenta haberla asustado. Pero ella lo comprende. Hay muchas cosas que deben superar después de haber estado separados.

La forma en la que Oliver repite sus votos “siempre serás la mejor parte de mi”, mirad, yo aquí soy mi compi Laura con Outlander, llorando como un muffin. Es tan especial, retrotraernos hasta esos votos de boda y, a la vez, la renovación de esa promesa. Realmente especial y mágico.

¡Es el aniversario Olicity!. Ambos se han acordado, como para olvidarse. Oliver jamás se olvidará del momento en el que su luz aceptó compartir su vida con el para siempre. Y lo mismo le sucede a Felicity.

Me encanta la conversación que ambos mantienen. Oliver está nervioso por mostrarse al mundo…pero Felicity le hace ver que debe mostrarse tal cual es. Ya no debe esconder nada. Oliver se ha mostrado ante todos como Oliver Queen el playboy, también como Green Arrow, pero nunca como él mismo. Él debe dejar que la gente sepa quién es él sin la máscara.

Ninguno de los dos pierde el tiempo y celebra su aniversario como se merece: ¡concibiendo a Maya!. Nos dejan con la miel en los labios. La verdad que podrían habernos mostrado algo más de esa escena en vez de dar a entender todo. Después de 7 meses separados, qué menos. Pero no…sólo nos lo dan a entender para que no nos extrañe lo que vendrá después.

Seguidamente, la presa acosa a Oliver y Max Fuller hace su primera aparición. Siendo un auténtico capullo (y perdonadme por la mala palabra, pero no hay otra forma de definirlo). Es en estos momentos cuando Felicity muestra que es una auténtica reina. Se hace cargo de la situación con la prensa y a Max le deja claro que da igual lo que hiciera Oliver en el pasado, ella es la esposa “del jodido Green Arrow” así que todo eso se acabó. Felicity marca su territorio y ¡estoy aquí para esto!.

Tras un día duro, Olicity se refugia en su casa. Pero pronto su tranquilidad se ve interrumpida. Un arquero que ha sido contratado para matarlos (algo bastante simbólico de parte de Max, que intenta matarlos de la misma forma en la que Green Arrow atacaría) irrumpe en la casa y Oliver lo reduce con sus movimientos de lucha espectaculares. De hecho, él se lanza hacia el atacante, en frente de las flechas para proteger a Felicity y yo me muero de amor por esto. Le da igual que pueda resultar herido o muerto, pero a Felicity no le va a pasar nada.

Felicity termina apuntando con una pistola al atacante ante la sorpresa de Oliver que primero no sabe de dónde ha sacado esa pistola y se queda muerto cuando ella le dispara. Oliver incluso levanta un brazo como para pararla.

Esto trae a colación un problema subyacente en Olicity desde que Oliver fue liberado. Es algo que ambos han evitado pero ya es imposible hacerlo más. Es aquí donde tenemos una de las mejores escenas Olicity.

Felicity le cuenta lo que sucedió con Díaz y que Anatoly le dió la pistola. Oliver le echa en cara que se una a personas tan inmorales como Black Siren y el propio Anatoly. Es entonces cuando Felicity le reclama haberlos dejado solos, a ella y a William. Oliver se fue, sin siquiera decir nada. Felicity tuvo que reconstruir los restos. Tuvo que luchar con uñas y dientes para poder seguir respirando e intentar sacarlo de dónde se había metido.

Y en su opinión, la antigua Felicity era demasiado débil como para conseguirlo. Oliver se horroriza ante el hecho de que ella misma se considere débil y le dice algo precioso: “la vieja tú…es la persona de la que me enamoré”. Oliver odia que Felicity se autodesprecie así. Oliver echa de menos a esa Felicity. La respuesta de ella es clarificadora: “ella se ha ido, y no va a volver”.

Hay varias cosas que decir sobre esto. Ambos están equivocados en algún punto aquí pero ambas posiciones son comprensibles.

La posición de Oliver es bastante hipócrita al reclamarle a Felicity que se haya unido a gente inmoral y que sea capaz de hacer cosas moralmente cuestionables. Es cierto que es hipócrita porque Oliver ha hecho eso desde que Felicity lo conoce. Entonces, ¿por qué le reclama a Felicity?.

La respuesta es sencilla. Oliver ve a Felicity como un foco de luz. Una luz incandescente, que nunca se apaga y siempre brilla. Oliver ve a Felicity como alguien puro. Alguien que está más allá de la oscuridad que lo ha manchado a él. Ella es la que siempre encontraba otra forma, la que siempre lo ayudaba a ser mejor. En cierta forma, Oliver considera a Felicity mucho mejor persona que él. En ese aspecto, Oliver la tiene en una especie de pedestal.

Ahora, Oliver se está dando cuenta de que Felicity ha cambiado y sus acciones se desvían de esa imagen que tiene de ella. Es un shock para él y se niega, en principio, a aceptarlo. No quiere que ese tipo de oscuridad manche a Felicity. No quiere que nada ni nadie la toque, incluida esa esa oscuridad inherente a la vida que han elegido.

Esa es la razón por la que Oliver le reclama a Felicity. ¿Es hipócrita? Si, desde luego. ¿Es comprensible? También. Somos humanos y eso significa que en algún punto hay hipocresía en nosotros.

Por supuesto, gran parte de “culpa” de este giro de Felicity es culpa de la decisión de Oliver (la otra parte es de la nula ayuda que ha recibido). Oliver la dejó sin nada. La despojó de todo sin ni siquiera un aviso o una consulta (de hecho, lo vuelve a hacer al ponerse el traje sin decirle nada, cuando debería haberlo hecho). De un momento a otro debía huir, dejar toda su vida atrás y proteger a William. Oliver decidió por si solo y le arrebató esa decisión a Felicity. Le arrebató el control de su propia vida.

Ahora, después de todo lo que ha sucedido, Felicity necesita recuperar ese control. Lo intentó en protección de testigos pero Díaz la encontró. Debido a ello, ella y su hijo estuvieron a punto de morir. La única forma de conseguir el control que le fue arrebatado, de hacer ella las reglas es dar un giro a una moralidad más gris. Está claro que Felicity también está influenciada por su estrés post traumático después de todo lo que ha vivido y con el arma en la mano siente que lo tiene todo controlado, que puede proteger a su familia si es necesario, que nunca más va a poner su vida a merced de nadie. Es totalmente entendible.

Sin embargo, Felicity no tiene razón en llamarse débil. Ella lo sintió así. Y se sintió así debido a que no fue capaz de proteger a William. Es comprensible. Pero la cara de Oliver en ese momento lo dice todo: ella es la más fuerte. De hecho, para Oliver, ella es mucho más fuerte que él y, de hecho, lo es. Felicity siempre ha sido la más fuerte psicológicamente en la pareja. Es quién ha guiado a Oliver, quién ha hecho que su luz interior brillara por sí misma. Felicity Smoak es todo lo contrario a débil.

Ambos aquí tienen que llegar a aprender muchas cosas. Oliver debe entender que Felicity es humana igual que él. No debe tenerla en un pedestal. Es luz, si, por supuesto, pero también oscuridad, al igual que él. Y debe ayudarla a potenciar esa luz tan brillante que tiene, al igual que Felicity lo ayudó a él a hacer lo mismo. Felicity siempre aceptó y amó a Oliver por completo. Sus partes llenas de luz y sus partes más oscuras. Él ahora necesita hacer lo mismo. Esto debe de ser algo de dos vías. Además, también debe aprender a incluir a Felicity en las decisiones que les afecten a ambos no decirle las cosas a toro pasado.

Por su parte, Felicity debe ver que ella no es débil en ninguna de sus formas. No necesita una pistola para ser fuerte y plantarle cara a los villanos que quieran hacer daño a su familia. En algunas ocasiones, no podrá protegerlos como quisiera, pero eso es parte del riesgo de esa vida y no es en absoluto su culpa. Porque ella también se culpa por no haber podido salvar a William y es otra razón por la que sintió esa necesidad de cambiar.

Por supuesto, van a encontrarse en medio del camino, sin ninguna duda. Aunque en este episodio dejan esa reunión en el aire. Felicity le dice claramente que lo ama más que a nada, aún más de lo que cualquier ser humano puede llegar a amar (me voy a llorar de la emoción un poco) pero ahora no cree que puedan encontrarse.

Esto es el drama básicamente porque esta moral gris no es, ni de lejos, incompatible con su relación con Oliver pero Felicity necesita tiempo para llegar a esa conclusión. Como os he comentado, ella sigue afectada por todo lo que ha sucedido, con el síndrome de estrés post traumático y esta aterrorizada…no puede dejar ir en quién se ha convertido, ni siquiera para darse cuenta de que Oliver es capaz de aceptarla y amarla tal cual es. Pero pronto todo eso pasará. Estoy segura de que Oliver se dará cuenta de lo que sucede y le hará entender a Felicity que él la ama completa. Entonces, Olicity volverán a estar más unidos que nunca.

Dinah y René han tenido un lugar destacado en el episodio. Demasiado destacado a decir verdad. Sus escenas me han roto bastante el ritmo del episodio porque han sido repeticiones de otras anteriores. Hemos vuelto a ver que la conexión entre Emiko y René es más patente que nunca y Dinah sigue indignadísima con eso. Así como si ella no hubiese sido vigilante también.

Además, para qué negarlo, he tenido una sensación extraña al ver a Dinah y René trabajando con Oliver y que no fueran Felicity y Diggle. Me ha entrado como un escalofrío en el cuerpo. Se ha sentido…incorrecto. No es así como deberían haber sido las cosas. Y se notado claramente que no sabían dónde meterlos más que ahí.

Pero bueno, aceptemos pulpo como animal de compañía y nos centraremos en que han conectado a Emiko con René y de vez en cuando nos lo recuerdan. Nos hacen ver que eso está ahí y creo que va a tener recorrido a lo largo de la temporada.

Max Fuller se ha revelado como el villano capitular de la semana. Era un viejo conocido de Oliver y aún le seguía guardando rencor por todo lo que había pasado. No ha tenido más trascendencia que ser un medio para un fin. Sin embargo, sí que es importante que en cada una de sus conversaciones, Max sacara a relucir el asunto sobre la identidad de Oliver como Green Arrow y cómo Oliver. Era una forma de cuestionarlo. De cuestionar por qué sigue haciendo lo que hace, incluso si merece la pena.

Oliver descubre que sí lo hace pero al principio no quiere vestirse de Green Arrow para no dejar a su familia sola de nuevo. Dejarlos solos es lo que empezó todo (la oscuridad de Felicity como algo central) y no quiere volver a repetirlo. Oliver sabe que ahora tiene que estar ahí para ellos porque lo necesitan.

Sin embargo, Dinah le hace ver que ser un héroe es parte de él. No es algo que pueda dejar de hacer. Forma parte de quién es, de su personalidad. Dinah tiene razón en esto. Por supuesto, Felicity y William lo necesitan pero no tiene que renunciar a ser Green Arrow para ser sólo marido y padre. La virtud está en el término medio. Oliver tiene que equilibrar esas dos partes de su vida porque ambas forman parte de él.

Cada vez que Oliver intenta elegir entre una de ellas, acaba mintiendo y cometiendo errores pasados. Debe aprender a vivir en el medio, a tenerlo todo en su vida.

Además de esto, más que la soledad a la que Oliver condenó a Felicity y William, el problema fue que les quitó el control de sus vidas. Oliver los obligó a vivir así sin ni siquiera consultarlos y ambos tuvieron que adaptarse a la nueva situación. A una soledad que Oliver les impuso.

Como punto negativo, vuelve a sentirse extraño que sea Dinah quien le de este consejos. Estamos de acuerdo en que con Felicity no está en los mejores términos ahora para que le aconseje así, pero ahí está Diggle. Él era quien le daba este tipo de charlas a Oliver. De nuevo, no saben dónde meter a Dinah porque no tiene sitio y le dan la función de otro personaje.

Toda esta reflexión de Oliver, lleva a una escena en el búnker entre Oliver y Diggle que sí se siente un poco más como deberían ser las cosas. Oliver menciona que no querer ponerse el traje respondía, además de evitar dejar sola a su familia, a una forma de romper el círculo de violencia. Eso es justo lo que le decía el psiquiatra mientras lo torturaba en la cárcel.

Vemos aquí que Oliver encontró algo de verdad en esas palabras…hasta ahora. Él se ha dado cuenta que más que una misión autoimpuesta debido a su padre, salvar la ciudad es una responsabilidad para él. Una responsabilidad que él ha ESCOGIDO. Todo empezó como una forma de arreglar los errores de su padre pero se ha convertido en mucho más. La misión la ha hecho suya. De nuevo, esto es un avance de carácter para Oliver. Él ya ha sobrepasado a Robert y lo que prometió en esa balsa. Es consciente de que salvar la ciudad es una elección propia.

Es un avance que Oliver ha hecho sin necesidad de la ayuda de Diggle. Creo que eso mantiene a John aún más perdido. Pienso que siente que Oliver ya no lo necesita, no como antes y esta escena ha sido como una reafirmación de lo que piensa. Por supuesto, Oliver lo sigue necesitando en su vida pero hasta que Diggle se de cuenta de esto, me temo que vamos a seguir sin reconocerlo.

Un simbolismo muy importante en este episodio es que Oliver se pone el traje sin máscara, ya no la necesita. Todo el mundo sabe que es Green Arrow. Pero más que eso, lo que antes sentía que tenía que esconder, como una parte de sí mismo que no debía mostrar al mundo, ahora está a descubierto. Es como un mensaje. Oliver se muestra en todo su ser, como Oliver y cómo Green Arrow.

Parece que Oliver tiene nuevo trabajo. Consultor de la policia. Un consultor bastante peculiar puesto que él sigue siendo Green Arrow. Curioso que esto sea así, máxime cuando se supone aún no han derogado la ley anti vigilante y se supone que lo que hace Oliver es ilegal.

Pero, de nuevo, aceptemos pulpo como animal de compañía. Sin embargo, la jefa de Dinah va a intentar por todos los medios acabar con Oliver y, de paso, con Dinah por enfrentarse a ella. La comisaria está aliada con Diaz así que no hay que esperarse nada bueno de ella. Seguro que la veremos mucho más y dará qué hablar.

Diggle y Lyla me han asombrado para mal en este episodio. Sobre todo él. Le esconde cosas a Oliver y Felicity y no solo eso si no que la pareja le pide ayuda a Díaz, a Díaz, sin ni siquiera hablarlo con Olicity. Vamos a ver, que Diaz metió en la cárcel a Oliver y ha intentado matarlo tanto a él como a Felicity varias veces. Ha destrozado pedazo a pedazo sus vidas.

¿Donde está la lealtad de Diggle hacia su supuesta familia?. Es más, ¿donde está Diggle?. Porque yo no lo veo por ningún sitio. No encuentro al Diggle que conocemos. No veo al John que era capaz de todo por su familia por elección. Es triste…pero ni está ni se le espera.

Nuestro Diggle no le hubiese ocultado cosas graves a Olicity y menos hubiese solicitado la ayuda de la persona que les ha destrozado la vida y que ha intentado matarlos varias veces.

La trama de ARGUS y las transferencias de dinero está claramente ligada a Díaz. Y me intriga bastante. Pero no lo suficiente para que olvide que John está irreconocible. Nuestro John hubiese acudido con lo que sabe a Oliver y Felicity, hubiese solicitado su ayuda. Pero este Diggle…ni lo reconozco ni lo quiero.

Ahora comprendo lo que mencionó David en la última con (que el asunto de ARGUS estaba íntimamente ligado con OTA y que no esperáramos una unión de ellos 3 pronto). Diggle los ha traicionado y cuando Oliver y Felicity se enteren lo enfrentarán con toda la razón.

Al menos, espero que ese enfrentamiento ayude a hacer reaccionar a Diggle y darse cuenta de sus errores. Y así, poder redimir a Diggle y volver a OTA, el corazón del show y artífice de gran parte de su éxito. Lamentablemente, tendremos que esperar para ver esto.

Creo que uno de los grandes errores de la season 6 fue anteponer la trama a la misma personalidad de los personajes, haciéndolos actuar fuera de carácter. Uno de los ejemplos de ese error fue Diggle. Este año, lejos de corregir ese error garrafal lo están llevando a más. Espero que cuando se decidan a volver al camino correcto no sea demasiado tarde ni para el personaje ni para la audiencia.

Sin embargo, el futuro es lo que nos está dando más alegrías. Las pistas de Felicity los llevan hasta Blackstar AKA Maya. La vemos por primera vez luchando como toda una badass. Sus movimientos nos recuerdan a Oliver. Su forma tan ordenada de luchar, su estrategia, sus movimientos…todo grita Oliver Queen por todas partes.

Los que me seguís a través de Twitter sabréis que pienso que Maya es la hija de Oliver y Felicity. Si es así, esa forma de luchar no sería casualidad. Sigo pensando lo mismo. Sin embargo, es desconcertante que William no conozca a Maya cuando parece que no lleva tanto tiempo alejado como para no hacerlo. Eso tiene que tener una explicación razonable. Aunque ahora mismo no sé deciros, esto requiere algo más de pensamiento en mi cabeza para dar con una teoría plausible.

En cuanto a Maya, es uno de los puntos fuertes del episodio. No me ha decepcionado en absoluto. No sólo en la lucha me recuerda a Oliver si no también en su actitud. Mientras que William se parece mucho a Felicity, a pesar de que ella no es su madre biológica, a Maya le veo más parecido a Oliver. ¿Y vosotros?.

En la conversación de William con Maya, descubrimos que ella trabajaba con Felicity. Es más, la sorprende y le duele que ella esté “muerta”. Esto me hace pensar que tienen una relación estrecha y que Maya sabe en qué se metió Felicity y por qué (sigo pensando que para salvar a Oliver).

Sin embargo, lo que cuenta hace que William crea que Felicity se ha pasado “al lado oscuro” y crea que quiere acabar con Los Glades. De hecho, eso lo lleva a querer volver a casa. Se siente dolido, frustrado…como si todo ese rompecabezas no lo llevara a ningún sitio. En definitiva, se siente perdido y solo, muy solo. Más solo de lo que se ha sentido nunca. Y yo solo quiero abrazarlo muy fuerte.

Sus padres están desaparecidos, parece que muertos y todas esas pistas parecen no tener fin…pero él debe confiar en Felicity. Es importante que siga las pistas, ella las dejó ahí para él por algo. Sólo así la familia va a poder volver a estar reunida y él va a poder reencontrarse con su pasado, a sí mismo y cerrar una herida que lleva abierta varios años.

Dinah le hace ver a William que todo tiene que ver con esa marca. Felicity lo dejó en el mensaje que le envió. Y eso nos da más pistas sobre de qué va todo esto. Tiene que ver con el equipo. Es como si Felicity los estuviera convocando a todos para que se unan y la encuentren a ella y a Oliver, resolviendo el misterio. ¡Nuestra Felicity es maravillosa!.

Ese momento de Dinah me ha gustado mucho. De lo poco que me gusta de ella, la verdad. Pero después vuelve a su tono habitual al decirle a William que confía en él ahora porque ve lo mejor de Oliver en su persona. Cuando es precisamente de ella de quién nadie debería de fiarse.

Me llama la atención que William niegue que tiene lo mejor de Oliver en él. Es más, que tiene algo de Oliver en él. Me ha dado la sensación como si lo estuviera negando. Negando su parentesco, su relación. Sin duda alguna es una consecuencia de que William piense que él lo ha “abandonado”.

Es Dinah quien hace que William no tire la toalla. ¡Por fin sabemos qué es la marca de los 4!. Es como un tatuaje distintivo de los miembros del equipo para recordar por qué luchan y los valores que defienden, además de recordar que deben estar ahí cada vez que alguien del equipo lo necesite (algo que deberían de aplicarse en el presente algunos de ellos…). Es un símbolo precioso y me ha recordado a los célebres Mosqueteros de Alejandro Dumas y su “uno para todos…y todos para uno”.

Es lo que solemos hacer, refugiarnos en el enfado que trae consigo el dolor. Intentar negar cualquier tipo de relación con alguien que nos hace daño. Sin embargo, eso no puede durar mucho. William se tendrá que enfrentar al dolor que siente por el supuesto abandono de Olicity. Deberá de enfrentarse a su sensación de abandono, incluso a su percepción de no ser querido por ellos.

Cuando se aclare todo, William comprenderá lo que les pasó pero eso no significa que su sensación de abandono y su dolor acabe ahí. No terminará hasta que no se enfrente a él y obtenga respuesta a todas sus preguntas. No acabará hasta que se vuelva a sentir querido y arropado por sus padres.

Sin embargo, Dinah tiene razón en una cosa: William tiene el instinto de Oliver. Sabe cuando algo no está bien y hay mucho más detrás. Eso es lo que sucede con Maya. Hay muchas cosas que no dicen y es vital que averigüen qué esconde.

De hecho, Maya no ha hecho ninguna mención a que Felicity sea su madre y William su hermano. Es demasiado pronto para eso aún en la serie, supongo. Pero puede perfectamente estar escondiendo eso, además de mucha más historia sobre lo que le ha pasado a Felicity.

Es inevitable no pensar en la advertencia de Maya “preguntar por Felicity Smoak, nunca acaba bien”. ¿Por qué dirá eso?, tal vez es una forma de evitar que William se acerque más a la verdad, como una forma de protegerlo.

Otra cosa que llama la atención es que duelan usar el nombre completo de Felicity, “Felicity Smoak”, puede no ser nada pero llama la atención y en el show pocas cosas son casualidad.

La investigación del futuro lleva a otro mapa del metro de los Glades y todos piensan que Maya quiere seguir “el plan de Felicity” y volarlo. Está claro que ese mapa es clave y Maya sabe qué se cuece respecto a todo eso, pero ni por un momento creí que ella quiera volar los Glades y tampoco que Felicity quiera hacerlo. Pero, ¿qué pasa en los Glades?. ¿Por qué es tan importante el metro?. ¡Este misterio me encanta!. Ya era hora que en la serie volviéramos a tener algo así.

Otra cosa a tener en cuenta es que parece que Zoey está muy distanciada de René. Sabemos en este episodio que sigue vivo pero su hija intenta no tener que llamarlo. En el presente ellos están muy unidos pero en el futuro, Zoey está muy unida a Dinah y puede decirse que casi…desprecia a René. ¿Por qué?. Son muchísimas incógnitas las que nos deja esta historia y ¡muero por averiguarlo todo!.

Por cierto, ¡bravo Maya por cantarle las cuarenta a Dinah!. Escenaza cuando le dice cuatro cosas bien dichas. Hay que tener en cuenta que le echa en cara que no sea nada de fiar (cosa con lo que concuerdo, no hay más que ver lo que ha hecho y está haciendo en el presente) y que ella tenga la culpa de todo lo que ha sucedido. Y aquí me quedó ojiplática, ¿qué hizo Dinah que les llevara a estar como están en el futuro?. Parece que mi malestar por Dinah va a continuar en el presente…y en el futuro.

En cuanto a los stunts, han destacado en este episodio de forma espectacular. Los movimientos de Oliver nos han transportado a la temporada 1. Sobre todo las escenas de parkour, saltando por las terrazas y edificios vestido de calle. Al igual que los movimientos de Maya. Y qué decir de la escena fan brutal de Oliver vestido de Green Arrow acabando con un montón de chicos malos a la vez. ¡Sublime!. Imposible elegir una escena entre lo geniales que son y la nostalgia por la temporada 1.

CONCLUSIÓN

Como conclusión, ha sido un episodio con grandes descubrimientos y buen planteamiento de conflictos emocionales entre los protagonistas. Lo que ha resultado en una parte brillante. Sin embargo, sigue habiendo errores de guión, personajes que sobran y, sobre todo, personajes que son irreconocibles para nosotros (Diggle ejem, ejem) lo que desluce el resultado final del episodio.

Es una pena que una parte brillante acabe “manchada” por el error de anteponer la trama a la personalidad de los personajes pero, por el momento, es así. Por ello, creo que estamos en un punto en el que episodios que podrían haber sido espectaculares se quedan en simplemente buenos.

Lo cierto es que me esperaba algo más de este episodio. Mi sensación es de haberme quedado un poco a medias. Necesitan con urgencia corregir ciertos errores porque no van a poder vivir toda la temporada de los aciertos de la trama del futuro, la trama Olicity (y de ellos por separado) y de los stunts.

Y hasta aquí la crítica del 7×08. ¿A vosotros qué os ha parecido este episodio?. ¡No dudéis en comentármelo!. Nos leemos la semana que viene con una crítica especial crossover que compartiré con dos compañeras más. Empezamos el día 10 de diciembre con Flash y su “Elseworlds hour one” y recordad que podréis ver este capítulo el 11 de diciembre a las 22:50 en SYFY.

Por Raquel.

(Visited 421 times, 27 visits today)

Autor entrada: Raquel

1 comentario sobre “Arrow 7×08: Sin máscaras

    MARTA

    (5 diciembre, 2018 -11:20 pm)

    Hola Raquel! Cuanto tiempo… la verdad es que tenia mono de tus criticas y me las he leido todas de golpe!!! Aun que comentare esta, tranquila,..jejejeje. Te quería preguntar una cosa….. porque entre el trabajo y los estudios estoy un poco desconectada y me he perdido algunas cosas. La primera como sabes que en se encuentro romantico…XD Conciben a su hija? Y otra cosa no he entendido muy bien el final de ellos… Se van a separar? Es que Felicity me confunde con lo que dice….. XS Me ha encantado la critica! Besos Guapa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *