Los Cinco de Seattle Grace

Con motivo de la nueva temporada de Anatomía de Grey, hemos pensado que había que refrescaros  la mente en relación con todo lo ocurrido en los últimos 12 años.

Así que, tras mucho trabajo, mucha investigación, y muchos clinex, aquí tenéis un “breve” resumen en tan solo cinco puntitos de nada. Bienvenidos al maravilloso drama de Anatomía de Grey. Por favor, no me queráis matar al terminar.

  1. 169 muertes

Sí, lo sé, estoy empezando con un tema bastante doloroso. Lo sé. Lo sé, soy una mala persona, pero esta tirita hay que arrancarla, así duele menos… esperemos…

Antes que nada, no os asustéis, no son ciento sesenta y nueves personajes regulares, aunque lo parezca, solo son dieciocho y un perro, nunca hay que olvidar al perro. Esto nos lleva a calcular que estos son solo un 11’24% de todas esas muertes, y si lo miras así, Shonda no es tan mala, pero solo si lo miras así. También tenemos que señalar que son 13 temporadas, que no debe tocar a mucho, ¿no? Pues a 1’46 por temporada

Quizás te pida disculpas luego por insultarte, Shonda.

Volviendo al tema, vamos a hablar de aquellos que no están ya en el mundo de los vivos, ¿os parece?

Pues comencemos por la segunda temporada, que en la primera no muere nadie… Bueno, y en la segunda solo hay una muerte así gorda. Denny Duquette. Todos sabemos quien es Denny, pero os doy un breve, pero breve, resumen. Denny era un paciente que parecía un vagabundo, y resulta ser que es muy rico, así que Santa Izzy le coge cariño y empieza a ocuparse de él. El problema recae en que le coge tanto cariño que acaban prometidos. Ella le corta el cable que lo mantiene con vida para que le den un corazón que le tocaba a otro señor/a, sin embargo, el pobre muere al poco tiempo… y de paso consigue que casi echen a nuestro internos en el proceso…

Un culebrón.

Eeny, meeney, miney, mooh

Susan Grey, la madre de Lexi, también falleció por culpa de un caso extraño de hipo. Sí, de hipo. Tampoco nos podemos olvidar de aquel policía que acaba explotando después que Meredith sacara la bomba que llevaba todo el día sujetando. Lo siento mucho, Dylan Young.

En la tercera temporada tuvimos una muerte dolorosa… Doc. O sea, Shonda, ¿por qué? ¿Qué problema te daba un precioso perro? No te lo perdonaré jamás, Shonda Rimes, jamás. También fallecieron tanto Ellis Grey, quien sucumbió al Alzheimer, mientras que Meredith estaba medio muerta, luego hablamos de eso, y el padre de George.

Ahora, si os hace sentir mejor, en la cuarta temporada no se muere nadie.

Lamentablemente, amigos míos, este milagro no se repite en la quinta temporada. Es al esta temporada cuando perdemos a George O’Malley, también conocido como 007. Falleció tras, primero, alistarse en el ejército, y segundo, salvar a una mujer de ser atropellada por un autobús. El pobre George estuvo a punto de salvarse, pero Meredith tardó mucho tiempo descifrar que era él.

007

La tita Shonda nos da un pequeño respiro y solo mata a dos residentes procedentes del Mercy West en la sexta temporada… Bueno, y también estuvo a punto de matar a Karev y a Derek, pero, ya eso os lo cuento luego. ¿Quiénes no pudieron sobrevivir a un pequeño tiroteo que ocurrió en el Seattle Mercy-West? Pues Reed y Percy, los dos residentes idiota. Aunque Percy nos dio penita, hay que reconocerlo.

En la séptima temporada volvemos a tener un poco de tranquilada. Solo debemos recordar la muerte de Mary, la paciente con la que Bailey estaba encerrada en el tiroteo… Que acabó siento Rebecca Pearson. Sorry, not sorry.

Sin embargo, dos temporadas seguidas sin sangre son demasiadas para Shonda. Así que durante la octava temporada dijo “mira, la voy a liar muy parda”, y la lió. Dolorosamente, Lexi Grey muere tras un accidente de avión, tras haberle dicho a Mark Sloan que era el amor de su vida. A principios de esta temporada, Cristina sería incapaz de salvar a Henry, el marido de Altman.

Disculpadme un segundo, me duele en el alma tener que escribir la siguiente frase. Mark Sloan fallece en la novena temporada. Cuando parece que se salva y que todo va a ir bien, simplemente nos desgarra el alma. Tristemente, en esta temporada también le dijimos adiós a Adele Webber.

No estoy llorando, tú estás llorando

La décima temporada fue más suave, en cuanto a muertes nos referimos, el padre de Alex, tras llevarse algo mejor con su hijo, muere por culpa de Shane. También, por culpa de este, muere electrocutada Heather.

Hace 14 temporadas nadie pensaba que esto podía ocurrir. Nadie pensaba que cuando Meredith consiguiera la felicidad plena su marido fallecería de un sangrado cerebral tras ser golpeado por un camión, tras salvar a varias personas de un accidente de coche. Pero en la undécima temporada le decíamos adiós a Derek Sheperd. Mientras Jackson y April tenían al pequeño Samuel, que moriría poco tiempo después.

Y ahora diréis “por dios, que esta mujer deje de matar a gente”. A lo que yo os responderé que podéis estar tranquilos, que nadie más falleció en la duodécima temporada y que en la siguiente solo murió la madre de Pierce, pero tampoco es que conociéramos mucho a la señora como para llorar.


  1. A Meredith Grey la ha visto un tuerto: a thread

Si tras doscientos noventa y tres capítulos no te has dado cuenta que Meredith es el personaje “principal” de la serie, tienes un problema. Si además no sabes que a la pobre no le puede ir peor en la vida a veces, tienes otro problema. Así que, si queremos prepararnos para la próxima temporada, tenemos que hablar de sus desgracias. O al menos de algunas de ellas.

Empecemos por lo básico, el tuerto la habrá mirado cuando estuvo en Europa, ¿por qué? Bueno, su madre es diagnosticada con Alzheimer y cuando la pobre se enamora en su primer año de residencia pues le pone el ojo a uno que está “pillado”.

Aunque bueno, quizás el tuerto la vio al nacer o algo así. Después de todo tuvo una infancia bastante mala, nivel su padre la abandonó y su madre intentó suicidarse delante suya. No obstante, podemos decir que la cosa ha ido en aumento.

Un aumento del cual tenemos que reírnos, o vamos a estar llorando una eternidad. A la pobre le prohíben operar, también están a punto de echarla por ayudar a Izzy a cortar el cable… y robar un corazón… Derek no la elige tras decirle So pick me, choose me, love me”, perdonadme un segundo mientras me saco esa frase del ojo.

Y bueno, no olvidemos que casi explota por estar sujetando una bomba dentro del cuerpo de un hombre. Y todo eso solo en la segunda temporada.

Bye, Bye, Dylan

¡Uy! ¿Cómo puedo olvidarme también aquella vez que su padre la acusó de ser culpable de la muerte de su madrastra?

Después le dio apendicitis e hizo cosas muy extrañas delante de sus compañeros por culpa del efecto de la anestesia, y bueno, también estuvo a punto de morir. Sí, una de muchas veces. Meredith fue empujada al agua y se ahogo, es más, estuvo medio muerta un momento y tuvo una visión extraña con su perro, el señor que explotó, Denny y su madre, quien al despertar estaba muerta. Ah, bueno, y su perro murió, nunca olvidéis eso.

Un pequeño rayo de luz la sigue en la cuarta temporada, aunque rompe con Derek, aunque siguen teniendo “break-up sex” hasta que este se lía con una enfermera. Su hermana, bueno, media hermana, con la cual no se habla, empieza su periodo como interna en el hospital. No obstante, acaba con Derek y haciéndole una casa con muchas velas, a lo proyecto del manitas de Art Attack.

Manualidad Art Attack

Su hermana se vuelve algo tonta en la siguiente temporada y empieza a hacerse operaciones con los internos, George muere, y bueno, Izzy descubre que tiene cáncer, por lo que se queda sin boda para dársela a ella. Como ahora se lleva bien con Lexi, en la siguiente temporada le da un cacho de hígado a su padre y le toca estar de baja, por esto, no le da tiempo a sufrir mucho más en la séptima temporada hasta que un loco empieza a disparar por el hospital a todo dios buscando a Derek, así que ve como le disparan, y luego tiene un aborto mientras distrae al tío para que Cristina pueda operar a Derek. Oh, y piensa que su marido está muerto durante unos momentos.

Vamos a reflexionar, porque mira, en esta serie pasan muchas cosas y es bastante preocupante que yo me acuerde de mucho. Y que duela tanto.

Volviendo a lo nuestro, su mala suerte la sigue a la séptima temporada, cuando empieza un estudio con Derek, lo altera para que a Adele le toque la “medicina” y Derek la pilla, por culpa de Alex. Es por lo que Derek la deja, sola, con el bebe que acaban de adoptar. Además debido a todo este rollo, está a punto de perder a la niña, su trabajo y tiene que cambiarse de especialidad porque ya Derek no quiere soportar con ella. Y como guinda del pastel, acaba en un accidente de avión que mata a su hermana, mata a su amigo Mark, deja bastante tocada a Cristina, hace que Arizona pierda una pierna y que su marido casi pierda la movilidad en una mano.

Durante la novena temporada su otra mitad, Cristina, la deja para irse a Minnesota. Casi consiguen que el hospital sea comprado por una cosa que los convierte en una secta, porque denunciaron al hospital por el accidente del avión. Pero como a Meredith le gusta una drama más que a un tonto un lápiz, se cae por las escaleras estando embarazada. Le tienen que hacer una cesárea de emergencia en la oscuridad, porque el hospital está siendo atacado por una gran tormenta. Y acaba en las manos de Shane para que solucione un sangrado producido por la caída. Bueno, y Richard, al que quiere como un padre, casi se muere electrocutado.

Tu sabes, lo que le suele ocurrir a cualquier médico.

Después de todo esto, Christina la deja para siempre cuando se muda a Suiza. Pero antes se habían separado, o sea, que durante un tiempo no fue lo mismo en esa relación. Y poco más, fue una temporada relativamente tranquila para Meredith

Tras la calma, llega la tormenta… ¿o era al revés? En la undécima temporada se pelea con Derek y este acaba en D.C.. Y justo en el momento en el que las cosas van bien, su MCDREAMY muere, y mira, no os voy a repetir como porque todavía duele. Por ello desaparece con sus hijos, pero tiene que volver porque llaman a Alex cuando da a luz de su tercer hijo con Derek. ¿He comentado que fue ella la que tuvo que tomar la decisión de desconectarlo? ¿Es necesario que vuelva a abrir la herida?

En la temporada número doce su suerte sigue sin cambiar, la residente que “ayudó a matar a Derek” es trasladada al hospital… y sale con Callie. Además es brutalmente atacada por un paciente, nivel: no puedo hablar porque me han roto la mandíbula. Se pelea con su cuñada.

No hay comentarios, señoria

Bueno, la pobre también intenta pasar página, pero que va, nada de nada…. Bueno, sí, con el tío por el cual su hermana está pillada.

Y ya por último, en nuestro hilo de “a Meredith Grey la ha mirado un tuerto” durante la última temporada la pobre se ha abierto al amor y le han dado de hostias al final porque “apareció la novia desaparecida hace diez años”.


  1. Lió aquí, lió allá, líate, líate.

El Seattle Grace, o Seattle Mercy-West, o Grey Sloan Memorian, vosotros decidís como lo llamáis, es un sitio perfecto para liarte con alguien, y tengo aquí los ejemplos:

Por un lado tenemos a la OTP de esta serie, Meredith y Derek. Sin embargo también podemos observar los líos de Derek con Adisson, bueno vale, era su mujer, o con Rose. O la pequeña fiesta de Mer y George. Hablando de este último, ¿Callie e Izzy? ¿Cómo?, también estuvo Olivia la enfermera… aunque esa la compartió con Alex, aunque pensándolo bien las compartió todas con Alex, menos a Meredith.

Alex tampoco se queda atrás, con Izzy, he put a ring on it, Lexi, Olivia, he gave her an STD., algo con Callie, con Adisson, con una ginecóloga guapa, y Jo.

Christina tuvo lo suyo, con Burke y Owen, y con aquél con el que estaba liada en Minnesota. Puede que ella fuera un poco más tranquila, pero ¿hablamos de Mark? ¡Ay, Mark! Con todas sus enfermeras y Adisson, Callie, y Lexi. Una que tuvo su cuota, con Mark, Jackson y Alex. Oye, que Jackson no se ha aburrido, con Lexi, April y Stephanie.

Callie tuvo su cuota de desamores hasta que encontró a Arizona, esta la dejó para irse a África, así que sin quererlo creo un bebe con Mark. Luego Arizona volvió y comieron felices… hasta que le puso los cuernos… volvieron, lo dejaron… y conoció a Penny… y se fue a Nueva York

Tanta pareja me está mareando, os digo como le ha ido a Meredith y lo dejo, que esto es muy complicado.

A Meredith la habrá mirado un tuerto, pero el ojo para los hombres lo tiene fino. Derek, el guaperas del veterinario, Derek, el médico malote del ejército y Nathan..

Nada, que me he liado con tanta gente… Espero que cambien bien las sábanas en ese hospital.


  1. Bye, Bye, Doc (Y no estoy hablando del perro)

Mira, si después doscientos noventa y tres episodios nadie se bajara del barco tendríamos un problema. Algunas veces ha sido cosa suya, otras de la prima Shonda, pero aquí tenemos algunos de esas personajillos que han dicho adiós a Greys.

Empecemos con la más conocida, sí, estoy hablando de ti, Izzy Stevens, que de la noche a la mañana, y aprovechando tu baja maternal, decidiste que le decías adiós a Greys… aunque todavía no entendemos muy bien why(ego cough cough)… Si pensabas que la única con razones así fue Katherine, te equivocas. T.R. Knight, George O’Malley para los amigos, abandonó la serie porque decía que no aparecía lo suficiente y que todo había cambiado desde que se sabía que era gay. Preston Burke, dejó plantada a Yang en el altar por eso, debido a que su actor no dejaba de tratar mal a T.R. por ser gay.

Dolorosa fue realmente la salida de Yang, que tras diez temporadas dejó el hospital porque Sandra Oh quería explorar otras oportunidades fuera de Shondaland, misma razón que un par de temporadas después daría Sara Ramírez para dejar la serie. Ambos personajes acabaron fuera de Seattle, con Yang en Suiza, que oye, aprovechó para llevarse a Shane, y con Callie en Nueva York, dejando a Arizona sin Sophie, y quitando de en medio al dolor andante de Penny.

Chyler Leight, le dijo a Shonda que quería dejar la serie en la octava temporada, cosa que también hizo Erik Dane, dándole a nuestra querida creadora una idea maravillosa para acabar con ambos personajes… y nosotros seguimos llorando.

Y bastante extraña, fue la salida de Patrick Dempsey, que mira, es tan raro todo que solo digo eso.


  1. Grey-Sloan Memorial, lugar de desastres, ¿dígame?

Si a Meredith la miró un tuerto, yo no quiero saber qué tipo de maldición/conjuro/vudú tiene encima el hospital, porque mira que le pasan desastres, es más llegan a estar en Metropolis o Gotham y ni Superman, ni Batman, tendrían tiempo para echar horas extras ahí.

Empecemos con lo importante, un tiroteo en el hospital. Un loco buscando a los médicos que “mataron” a su mujer para matarlos a ellos, y ya de paso pues le disparaba a todo el que se cruzara por su camino. Esto acabó con lo más grande en heridos y muertos, con muchas cajas de pañuelos, y con ese desgarrador grito de Meredith cuando veía como disparaban a Derek.

Después no podemos olvidarnos de la gran tormenta, que nos recuerda porqué no hay nada como sofá y manta cuando afuera está cayendo la de Dios. Un ala entera del hospital que necesita ser reconstruida, un Webber electrocutado, un Avery casi quemado por salvar a una niña de un autobús, y no hablemos de Meredith, por favor.

Uy, por favor, no me puedo dejar la paliza que le dan a Meredith en una sala mientras examina a un paciente. Ni la cara de los niños al verla…

Y claro, como tuvimos agua, nos tocaba el fuego, y como se quemó en la temporada número trece una buena parte del hospital. Casi nos cuesta una Edwards, que en verdad si nos quedamos sin ella, y bueno, como Meredith acaba jodida al final de todo.

 

Como soy generosa os doy unos Bonus, como la estalactita que atravesó a Cristina, la bomba que casi nos mata a Meredith, o el accidente de avión…. Creo que no me dejo nada…. Bueno, sí, Shonda, ¿a dónde mando la factura del psicólogo?


¡ESPERA! ¡NO TE VAYAS! ¡TENEMOS QUE CORONAR A MEREDITH COMO LA REINA DEL DRAMA! ¡RIGHT HERE, RIGHT NOW!

 

Si habéis aguantado tanto tiempo, volved pronto cuando intente comentar semanalmente esta locura de serie… Que Dios me pille confesada

PD: Septubre ha comenzado con fuerza, no os olvidéis de leer todas las semanas las reviews de Outlander. Y de Absentia, ¡en inglés y en español!

(Visited 469 times, 3 visits today)

Autor entrada: stephn13

2 thoughts on “Los Cinco de Seattle Grace

    […] La temporada pasada nos dejó con la boca abierta cuando Shonda se cargó a Wess, uno de los personajes principales. Aunque, después de Anatomía de Grey no nos sorprende nada; sino, echadle un vistazo a Los cinco de Seattle Grace […]

    […] Pasamos ahora a Grey’s Anatomy, el drama de médicos por excelencia. De cara a la nueva temporada, se ha anunciado la incorporación de seis nuevos actores que darán vida a los nuevos internos. Ya hemos visto a Jake Borelli (The Thundermans) aka Glasses, operando con Jo. Rushi Kota (Famous in Love) será Vik,  Jaicy Elliot será Taryn, Alex Blue Davis (2 Broke Girls) será Casey, Jeanine Mason (Of Kings and Prophets) será Sam y Sophia Taylor Ali (Faking It) será Dahlia. Veremos a todos los internos en el tercer episodio de la temporada. Nuestra compañera Steph nos repasaba los 12 años de la serie. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *