Legends of Tomorrow 2×10: The good, the bad and the ugly

Una semana más vuelven parte de los superheroes de la CW y en esta ocasión, para darnos algunas respuestas del gran misterio de la temporada. Sin embargo con esto han dejado en segundo planos a los protagonistas y nos han ofrecido un capítulo un tanto insulso donde la esencia de la serie se ha perdido.

Imagen de Legends of Tomorrow 2x10: Legion of DoomThe Legion of Doom han sido los protagonistas indiscutibles de este capítulo pero… ¿se merecen el reconocimiento? La respuesta es NO. Y sí, en mayúscula. Somos muchos que la idea de tener como principales villanos a malos malísimos reciclados de Arrow y The Flash nos parecía una mala idea, no íbamos tan desencaminados. Y es que esto se ha convertido en un gran despropósito donde estos tres personajes han perdido la credibilidad que algún día llegaron a tener en sus respectivas series. Si se dijera que dejaron un buen sabor de boca en sus respectivas series, pues mira, pero ¿Malcolm? En Arrow llegamos a temerle, a odiarle… pero poco a poco se fue desinflando y echándose piedras sobre su tejado. En la misma serie, Damien nunca nos enganchó. Un personaje con una fama demasiado inflada, mucha pose, pero que al fin y al cabo, no era Slade. Y por último, Eobard, el único que tal vez podría salvarse y que en The Flash sí lo “despedimos” con algo más de respeto. ¿Por que este recicle? Aún nos lo estamos preguntado…

Imagen de Legends of Tomorrow 2x10: Legion of DoomHoy por fin era hora de saber como estos tres han llegado a juntarse, y lo más importante, el motivo. Como era de esperar fue Thawne el que reclutó a Merlyn y Darkh vendiéndoles la bonita moto de que consiguiendo la Lanza del Destino ambos podrían enmendar su historia en la que uno se vino a menos y otro directamente acabó muriendo. Eso si Thawne quiere, porque tienen toda la pinta de ser el principal interesado en beneficiarse de la lanza. Lo que ha venido después ha sido una especie de dramedia sin gracia donde a ratos parecía que querían hacer incluso divertida la situación entre Darkh y Merlyn, los cuales no sabían si se odiaban porque si o porque el propio velocista los estaba echando a pelear. Que si mi plan es mejor, que si el tuyo es una mierda, que si somos el próximo duo sacapuntas… Una sombra de lo que fueron esos personajes.

Imagen de Legends of Tomorrow 2x10: Legion of DoomTodo esto dejando también en la sombra a Rip, otro al que, o le devuelven pronto sus recuerdos o se lo van a cargar. En esta ocasión ha sido usado como un simple medio, una marioneta. Pero en el fondo a servido para que Merlyn y Darkh se hagan conscientes de que ellos saben para lo que el otro quiere la Lanza del Destino, pero sin embargo, no tienen ni idea de para qué la quiere Thawne (¿Hola? ¿Es que aquí nadie lee The Flash Today o qué?). Que al final sea Rip, o como quiera que se llame ahora, el que les abra los ojos y los haga conscientes, tiene tela. Al menos nos ha servido para conocer cual es el problema con Thawne. El equipo apostaba por la teoría del tiempo que necesita el tiempo para establecerse. Es decir, para que un hecho se haga sólido y real, necesita un mínimo de tiempo. Por lo tanto lo que Thawne estaría haciendo es correr de un lado a otro para que su no-existencia, no lo alcanzara y desapareciera.

Es cuando Malcolm y Darkh lo aprisionan en la cámara fuerte (la cual no guardaba la famosa lanza, sino un especie de dispositivo donde estaría almacenados los recuerdos de Rip) no le queda de otra que hablar. Y mira que yo pensaba que los velocistas eran capaces de traspasar objetos sólidos gracias a su velocidad. Anyway, la teoría del equipo estaba equivocada… en parte. Lo que persigue a Eobard no es el tiempo en sí, sino una especie de Espectro Temporal que busca matarlo y que lo encuentra siempre por la Fuerza de la Velocidad (que para quien no tenga mucha idea, es el poder que le permite correr tan rápido). Y aquí, el trío lalalá, se da cuenta que son más útiles los unos para los otros cuando trabajan juntos. Interesante, ¿eh?

Y todo esto ocurría mientras de forma paralela se desvelaba y resolvía la trama de Lily como aberración. Porque en lugar de aprovecharla y estirarla durante un tiempo, han decidido hacer todo en el mismo capítulo. Así que Lily ha descubierto que era una aberración, ha entendido el significado de ello, se ha enfadado y ha hecho las paces con su padre. Todo eso. Sin pena ni gloria.

En resumen un capítulo un tanto insulso, y todo porque los malos malísimos no tienen prácticamente fuerza en la serie y porque dejar al equipo en segundo plano, no parece ser tan buena idea. Siento ser tan fatalista, pero la decepción con los villanos esta temporada es real. Nunca pensé que echaría de menos a Savage. Ahora bien, tienen toda la pinta de que vamos a ver a Rip convirtiéndose en la marioneta de trío ahora que son capaces de acceder a sus recuerdos. ¿Dónde vamos a ir a parar?

(Visited 83 times, 1 visits today)

Autor entrada: Seriéfilos Enfurecidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *