Arrow 8×03 Review: Leap of Faith

¡Bienvenidos al mundo Arrow! El episodio de esta semana,Leap of faith” se centra en el maravilloso desarrollo emocional de Oliver y, aunque con algunas tramas que se sienten desconectadas de las principales, nos da grandes momentos entre los hermanos Queen, además de dejarnos  con la miel en los labios con una escena que lo cambia TODO. ¡Vamos a comentarlo todo!

AVISO SPOILERS NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS VISTO EL 8×03 Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 7 DE NOVIEMBRE A LAS 22:50 EN SYFY

El viaje a Nanda Parbat trae consigo la reunión de los hermanos Queen, que siguen siendo tan adorables como siempre. Lo primero que hace Oliver es mostrarle la foto de Felicity y Mia, desgastada de tanto sacarla para fijar sus ojos en ella y recordar. Le muestra la foto con orgullo y con un amor infinito que traspasa la mirada. 

Juntos, hablan de la importancia del nombre de Mia, es por Moira pero también por Thea. Oliver y Felicity querían hacerle un homenaje a dos de las personas más importantes en sus vidas y dos de las personas más amadas para Oliver. Y es precioso. Oliver habla de su familia con orgullo, con amor, pero también con nostalgia…no desearía nada más en el mundo que estar ahora con ellos, a su lado…pero no puede hacerlo y eso lo está matando.

Los hermanos se ponen al día y nos dan una explicación de dónde están Nyssa y Roy. Es bueno que se acuerden de estos detalles y no dejen nada al azar. Estos pequeños detalles son tremendamente importantes en un arte como la escritura. A través de la conversación entre Thea y Oliver, nos enteramos de que Nyssa tenía un compromiso importante (ejem, ejem, entrenar a Mia) y que Roy viene y va…aunque nunca desaparece de su vida.

Es realmente bonito ver cómo la conexión entre los personajes no se pierde aunque estén separados durante mucho tiempo. Ambos se han echado de menos, de hecho, no sabían cuánto hasta que se han visto y se han abrazado, hasta que han hablado y se han vuelto a sentir anclados al mundo.

En este show la felicidad dura poco tiempo…así que en seguida aparece Talía y los tres se embarcan en una búsqueda que nos lleva a ver un pergamino demasiado mágico para Arrow. La Liga siempre va surtida con una gran dosis de misterio y magia. Pero no creo que se apegue al show un pergamino que, al quemarse, se convierte en un mapa. Me ha resultado algo demasiado fantasioso para un show tan real como es Arrow.

Tras esta conversación fraternal, la siguiente escena importante entre ellos es el momento en el que Oliver se convierte en el hermano sobreprotector que siempre ha sido y no escucha a Thea cuando le dice que se puede cuidar sola. 

En este momento, Oliver está repitiendo errores pasados al decidir por Thea algo que solo le corresponde a ella. Por supuesto que le importa su bienestar, pero debe confiar en su propia capacidad de decisión y supervivencia.

Pero a Oliver, aunque nos ponga de los nervios con estas cosas, lo amamos precisamente por ellas. Cuando le explica a Thea sus razones todo tiene sentido. Con la voz desgarrada de dolor y con lágrimas en los ojos le confiesa a Thea todo lo que se guarda para sí mismo. Dejar a su familia ha sido lo más difícil de todo lo que ha hecho, los echa tanto de menos…

Dejarlos es un peso, una herida lacerante que jamás se cura y jamás se cerrará. Es como un cuchillo al rojo vivo y un nudo en su pecho que traspasa su corazón. Los echa de menos, los necesita…pero Thea también es su familia y necesita estar lo más seguro que pueda de que toda su familia está a salvo y de que su sacrificio merece la pena. Oliver necesita asegurarse de que lo que está sufriendo va a merecer la pena. 

Este es el momento en el que Thea le habla de sus padres. Ellos hicieron muchas cosas malas…pero los protegieron de la única forma que sabían. Ellos son quiénes son hoy en día en gran parte debido a sus padres. Puede que Oliver no pueda estar 100% seguro de que todos están a salvo, simplemente porque nadie puede. Nadie conoce el futuro ni lo que puede suceder pero de lo que sí puede estar seguro es de que su sacrificio valdrá la pena. Sus hijos, Felicity y ella misma serán personas distintas gracias a su sacrificio. 

Además de esto, creo que Oliver se resiste a dejar ir a Thea. Él se resiste a creer que ya no lo necesita porque eso significaría que le tendría que dejar seguir su camino y le tendría que decir adiós. Por ello, intenta convencerse de que Thea lo necesita. 

Oliver ve a Thea a punto de matar a Talia y se queda parado. En ese momento, no reconoce en Thea a la hermana pequeña que estaba tan desesperado por proteger, si no que se da cuenta de que ella, tal y como no se cansaba de repetirle, tiene sus propios recursos. Esto significa que Oliver se da cuenta de que, aunque ser sobreprotector es algo intínseco en él, debe confiar en que las personas que ama saben luchar sus propias batallas porque Thea ya no lo necesita.

Tanto es así que la misma Thea junto con una sorprendida Talia se ha propuesto reformular la Liga y darle un toque mucho más heroico y femenino. Así nace la Liga de Héroes. Esta nueva Liga creo que será decisiva en futuros episodios y quizá en la gran Crisis que se acerca.

Pero si ha habido un momento que nos ha hecho llorar desconsolados ha sido la despedida entre Thea y Oliver. Él está dispuesto a luchar por su vida y por salvaguardar todo el universo, aunque eso sea tremendamente peligroso. Pero a Thea le dice algo que muestra el crecimiento tan grande del personaje. Le confiesa que ya no está solo. Oliver siempre pensó que lo estaba y nunca dejaba entrar a nadie, luchaba sus propias batallas solo. Ha aprendido que debe dejarse ayudar, ha aprendido a trabajar en equipo.

Es entonces cuando Oliver se despide por última vez de Thea y la deja marchar. La abraza fuerte, casi haciéndole daño, solo para sentirla. Cierra los ojos en medio de ese abrazo, intentando contener las lágrimas para que Thea no se diera cuenta de que le estaba diciendo adiós definitivamente. Oliver sabe que salir vivo de todo esto es casi imposible…sabe que va a morir y que lo más probable esa sea la última vez que vea a Thea. Oliver sabe que le tiene que decir adiós. Y se lo dice, con la voz desgarrada, le dice adiós a otra parte de su familia, a otra parte de él. Igual que tuvo que hacer con William, con Felicity, con Mia, con Moira, con Tommy…es como revivir ese infierno una y otra vez.

Pero Oliver le dice adiós…y la deja ir, aunque lo mate por dentro, la deja ir para que recorra su propio camino. Ha estado todo el episodio intentando no hacerlo, intentando convencerse a sí mismo de que su hermana lo necesitaba a su lado…intentando no irse. Pero tenía que hacerlo, su hermana siempre lo querrá a su lado pero ya no lo necesita más. Sabe que su hermana no puede estar en mejores manos: las suyas propias. Así que hace lo que lleva todo el episodio evitando hacer: la deja marchar y recorrer su propio camino.

Thea no es tonta y se da cuenta de todo esto. Sabe que Oliver le está diciendo adiós, por eso le quiere dejar claro que ella siempre estará ahí y que lo echa tanto de menos…a ella también le rompe esa despedida pero debe hacer lo mismo que ha hecho él; debe dejar ir a su hermano para que recorra su camino, lo lleve donde lo lleve.

En el futuro, Mia estaba mortalmente preocupada por William y eso la ha llevado a tomar decisiones que quizá no habría tomado de no haberse dejado llevar por el miedo. Para Mia, William es esa parte de sí misma que faltaba y que nunca supo que lo hacía hasta que lo conoció. Es su única familia…le prometió a su madre y a sí misma cuidarlo y protegerlo. Tiene tanto miedo de perderlo…tanto…está aterrorizada. Y el terror y el miedo siempre nos conducen a tomar decisiones erróneas. Mia simplemente no puede evitarlo.

Esa es la razón de que se ponga como loca cuando le mencionan la posibilidad de que William sea el cebo para acabar con JJ. Es demasiado arriesgado…puede perder a William y simplemente no puede permitirse perder a nadie más. Por eso, toma una decisión aún más arriesgada para todos con la que nadie está de acuerdo.

Zoey se ha dado cuenta de todo lo que ha sucedido. Ella entiende ese terror de Mia, comprende hasta dónde está dispuesta a llegar por proteger a su hermano porque ella haría lo mismo. Esa es la razón de que, a pesar de no estar de acuerdo, apoye a Mia en su plan. Zoey ha visto a través de esa fachada que Mia levanta para que nadie se acerque a ella demasiado. Su hermano ha logrado penetrar en la fortaleza que era su corazón y Zoey sabe que Mia no puede permitirse perderlo. Ella ha visto más allá, ha logrado mirar lo que Mia se empeña en esconder en un intento de protegerse y ella sólo…lo entiende a la perfección. Y la piensa apoyar hasta el final.

Mia se ha convertido de alguna forma en alguien a quien Zoey aprecia, una amiga reticente. Una amiga que la comprende y es consciente de cuánto ha sufrido Mia y de que ha llegado a su propio límite. Es una amiga que nunca le dirá que lo sabe, porque conoce a Mia lo suficiente para no hacerlo, pero que se lo hará notar cuando Mia lo necesite. Esa es la razón de que Zoey hable con Mia y le aconseje que no se deje llevar por el miedo. Es comprensible lo que siente pero para ser un líder hace falta mantener la cabeza fría en los momentos más delicados. Cuando uno se deja llevar por el miedo…está perdido.

Esta escena me ha recordado tanto a Diggle y Oliver…Mia es como su padre, dispuesta a todo por proteger a los que ama y Zoey es la voz de su conciencia, la voz de la razón cuando el oscuro miedo llena la mente y el corazón de Mia, igual que Diggle hace siempre con Oliver.

Mención especial a los pequeños guiños a Felicity de sus dos hijos, ese “oh, frack!” de Mia o el detalle del suelo electrificado. Confieso que esos pequeños momentos me dan la VIDA.

Mia quiere asegurarse de que William entiende que confía en él. Lo que teme es su seguridad, no su traición. William agradece el gesto porque lo cierto es que, aunque no lo dijera, pensaba que Mía lo consideraba inferior por no saber luchar y lo sobreprotegia como a un niño. Pero no hay nada más lejos de la realidad.

Mía teme por él, no puede perderlo. Todos se ponen el riesgo pero él es diferente, se siente diferente porque él es su hermano. La única familia que le queda. Su único dique de contención. 

Mia a siempre se ha sentido tan solo…pero encontró a su hermano, su familia y, a pesar de todas sus reticencias, ya no siente más esa soledad lacerante que la punzaba a cada momento del día. Perder a su única familia, habiéndose prometido a sí misma y a su madre que lo protegería y que no lo perdería…él sólo pensarlo es más de lo que puede soportar. 

William por fin lo comprende todo y le hace ver a Mía que él siente exactamente lo mismo por ella. Para él, ella también es el único vínculo que siente con su familia, con el mundo mismo. Él también se sintió muy solo hasta que la conoció a ella. Sin embargo, también le hace entender que el trabajo que están realizando necesita que no se dejen llevar por el miedo. 

El miedo que ambos tienen a que algo realmente malo le pueda suceder al otro nunca va a desaparecer, es algo que va a estar ahí…pero deben aprender a afrontarlo para mantener la cabeza fría. Deben dejar que la confianza que han construido, la confianza de que ambos pueden librar sus propias batallas y de que el otro va a estar siempre ahí para ayudar en lo que sea necesario, sea la base por la que se guíen para trabajar juntos. No hay otra solución. Y Mia lo comprende e intenta interiorizerlo porwue sabe que William tiene razón. Si se dejan llevar por el miedo, seguro que se equivocan. 

Al final de la misión todo se descontrola y JJ mata a Zoey después de que ella salvara a Mia. Ella no puede hacer más que llorar e intentar convencerse más a sí misma que a Zoey de que todo estará bien. Esto es tremendamente importante porque se abre un arco emocional para Mia. Seguramente, Mia se sentirá culpable por haberse decidido por ese plan sin escuchar a nadie más y porque Zoey murió salvándola. Por supuesto, Mia no tiene culpa de nada pero, tal y como aprendimos con Oliver, ser o no ser realmente culpable de algo no hace una diferencia con la familia Queen a la hora de sentirse culpable.

Además, en el momento en el que Zoey estaba muriendo, Mia se ha dado cuenta de lo importate que se había vuelto para ella. Se ha dado cuenta de que le importaba y de que ella, al igual que William, también se había colado en una de las grietas de su armadura y perderla…ha sido un golpe demasiado duro para ella. Zoey se había convertido en alguien importante para Mia, sin esperarlo y sin quererlo pero ha pasado. Mia ha perdido a tantas personas amadas en su vida…y ahora acaba de perder a Zoey.

El asesinato de Zoey también afecta a Connor que se aferraba a una última esperanza de humanidad en su hermano. Después de verlo asesinar a Zoey a sangre fría no contempla más una posible redención en su hermano pero tampoco puede matarlo. Es su hermano, ha significado tanto, han pasado por tantas cosas juntos…es su familia, ¿cómo puede matar a su propia familia? No es una decisión fácil. Su padre tuvo que tomarla con su hermano Andy y una parte de su corazón se fue junto a él. ¿Pensáis que JJ aún puede redimirse?

El asesinato de Zoey es un golpe duro para todos…pero no lo pueden asimilar. De repente, se encuentran en el búnker…pero en la Star City de 2019, justo en frente de sus padres. Esta escena es ESPECTACULAR. NO PUEDO DEJAR DE GRITAR.

Actual footage of me.

Era un momento muy esperado que no pensaba que iba a llegar antes del crossover pero aquí estamos. La inflexión de voz de Mia al preguntar “¿papá?” mezcla tantísimas cosas. Es una mezcla de sorpresa, confusión, anhelo y…esperanza. Mia siempre ha querido conocer a su padre, saber cómo era, solo…que la abrazara y le dijera que todo iba a estar bien. Pero nunca ha podido hacerlo. Siempre ha escuchado a su madre hablar de él con tanto amor, siempre ha visto cómo los demás lo admiraban y ansiaba conocerlo, ansiaba que la amara tanto como amaba a su madre y a la ciudad por la que se sacrificó. 

Al principio, lo odió por no estar a su lado, por no darle la oportunidad de conocerlo, de admirarlo y de amarlo. Después entendió los motivos por los que su padre se sacrificó pero seguía ansiando conocerlo por ella misma, no a través de otras personas…algo que sabía que no iba a ser posible.

Pero Mia se equivocó, su padre está ahí frente a sus ojos. Y ese anhelo que se había obligado a olvidar sale a la superficie con toda su fuerza; junto con la esperanza…sólo la esperanza de que Oliver la ame tanto como amó a su madre, que la ame tanto como ella, aún sin quererlo, lo ama a él. Mia tiene la esperanza de que ella sea tan importante para su padre como lo es él para ella.

Y ahora más que nunca necesita un abrazo de alguien amado, de alguien que la ancle al aquí y al ahora. Ahora, más que nunca, necesita dejar de aparentar una fortaleza que no siente y sólo dejarse abrazar por alguien amado. Mia necesita dar rienda suelta a todo lo que siente en los brazos de alguien a quien ame y confíe en ella tanto como ella lo ama y confía en él. En ese amor y esa confianza que solo se puede encontrar en un padre. Y William siente exactamente lo mismo. Nos dejan mordiéndonos las uñas hasta ver el próximo episodio.

Diggle y Lyla se embarcan en una misión en solitario para ayudar a Connor y a su madre. Lo cierto es que es una misión que nos saca un poco de contexto porque no se sabe muy bien para qué nos han mostrado esto, al menos por ahora. Seguramente, en el futuro todo tendrá su sentido, pero ahora mismo esta trama aparece demasiado desconectada del resto del episodio. 

Dicho esto, ha sido bonito ver a la pareja recordar todo lo que han pasado para llegar a donde están ahora. 

El paralelismo que débilmente conectaba esta trama con el resto del episodio es el intento de Diggle de sobreproteger a Lyla. No quiere que ella se arriesgue más de lo necesario. Esto no es muy propio de él pero ver la destrucción de Tierra 2, ver desaparecer todas esas personas importantes para Oliver y para Laurel simplemente desaparecer, ha cambiado algo en él.

De algún modo es más consciente de que todo puede desaparecer en un abrir y cerrar de ojos. Lyla, junto con sus hijos, es su mundo y simplemente no puede ni pensar que algo le suceda, pensarlo es demasiado doloroso. Está aterrorizado de perder a Lyla. 

Ella es quien impone algo de razón en este asunto. Nadie sabe lo que puede suceder, nadie conoce el futuro. Esta vida se trata de disfrutarla, de exprimir hasta el último segundo con nuestros seres queridos. La vida se trata de que no se quede nada sin decir porque puede que un minuto después ya sea demasiado tarde. 

Sin embargo, Lyla tiene una oportunidad de oro en este momento de confesarle a Diggle que está trabajando con Monitor pero no lo hace. Se le ve en los ojos que ese secreto le pesa…pero no comparte el peso con su marido. Creo que Lyla piensa que no se lo puede decir y me gustaría saber por qué, porque Diggle se merece saberlo. 

Diggle, más tarde, reconoce que Lyla tenía razón. Deben disfrutar de sus momentos juntos. Una vida de riesgo es la vida que han elegido pero juntos, son más fuertes que separados y deben confiar el uno en el otro para librar sus luchas y protegerse las espaldas. 

Lo que me pone los pelos de punta son las palabras de Lyla. Ella mira fijamente a los ojos a John y hace que él la mire. Así, conectada con sus ojos le hace prometer que suceda lo que suceda, recordará los buenos tiempos. Estas palabras, junto con la contestación de Diggle diciendo que no ninguno de ellos va a ningún lado y las palabras de Lyla anteriores sobre disfrutar de la vida suenan demasiado a despedida. 

¿Por qué? ¿Le sucederá algo a Lyla? Algunas de estas pequeñas pistas pueden indicar que sí. Tal vez Monitor no sólo ha visto la muerte de Oliver, si no también la de Lyla y por eso ella está trabajando con él. O tal vez Lyla solo se refiere al secreto que guarda y quiere que John recuerde lo que la ama cuando descubra todo lo que ella esconde. 

Yo solo digo una cosa: ¡QUE NO ME TOQUEN A LYLA!  

En cuanto a los stunts, siguen a un gran nivel, tal y como es costumbre hasta ahora en la temporada. Sin embargo, La verdad es que hay una pequeña bajada de calidad respecto del episodio anterior (que fueron increíbles), dado que los stunts de este episodio, a veces, los he sentido repetitivos. Pero siguen manteniendo un nivel más que alto. A destacar en este apartado, las acrobacias de Oliver y Mía…y añadiría Thea. 

CONCLUSIÓN 

Como conclusión, lo que nos deja este episodio es su trasfondo emocional, el reencuentro entre hermanos, posibles pistas para el futuro y, por supuesto, una escena final impactante y muy esperada. Sin embargo, la trama de fondo en la que se han desarrollado estos puntos era bastante mejorable. La Liga nunca fue una de mis tramas favoritas y no he echado de menos en absoluto Nanda Parbat. Volver a verlo no ha sido de mi gusto y sólo ha valido la pena por las interacciones entre Thea y Oliver, que valen oro. Pero no creo que una trama como la Liga, con toda su opacidad y su magia le siente bien a una serie como Arrow.

La misión en solitario de Lyla y Diggle también te saca bastante de contexto porque no comprendes muy bien qué está sucediendo y a qué viene toda esta trama ahora. Al escuchar el nombre de Connor, te imaginas que todo enlaza con el futuro…pero no entiendes muy bien para qué nos muestran esta misión de la pareja, más allá de hacernos sospechar por las palabras de Lyla y de darles unos momentos juntos a la pareja. Aunque estoy segura que esta trama tan desconcertante en el episodio de hoy, tendrá su sentido en el futuro.

Dicho esto, este episodio sí ha tenido grandes momentos como esa despedida velada de Lyla, lo que nos hace especular muchas cosas que podrían pasar; las conversaciones entre Oliver y Thea, desarrollando emocionalmente a Oliver,  y esa última escena que ha sido maravillosa y me ha hecho gritar de la emoción. Las pelucas están en Marte ahora mismo. Esa última escena nos deja con muchas ganas de más.

Todas las tramas han sido bien desarrolladas y tratadas, cada una teniendo su tiempo necesario y un buen desarrollo, sin embargo, eso se desluce con una trama bastante insulsa con el trasfondo de la Liga, que nunca ha terminado de encajar en el show y con una trama en solitario de Diggle y Lyla, por ahora, desconcertante.

Y hasta aquí la crítica del 8×03 de Arrow. ¿A vosotros qué os ha parecido el capítulo? ¡No dudéis en comentármelo!Nos leemos la semana que viene con el 8×04 “Present tense” y recordad que podéis disfrutar de este episodio el 7 de noviembre a las 22:50 en SYFY

Por Raquel

One thought on “Arrow 8×03 Review: Leap of Faith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: