Las series por las que "perderías la memoria": Glee, Lost, One Tree Hill…

¿Alguna vez habéis deseado con mucha fuerza que os pase por encima el camión de la basura? Bueno, espera. Deja que me explique. Con el fin de acabar en el hospital con una buena amnesia que te permita disfrutar de tu serie preferida desde el principio sin recordar nada de nada. Si la respuesta es sí, enhorabuena, no estás solo.

Esa penita profunda que se siente cuando te toca despedirte de tus personajes preferidos solo es equiparable a cuando tu amiga vuelve con su ex tras haberte prometido que jamás lo haría. Es por ello que tengo la certeza que si tuviésemos la oportunidad de formatearnos zonas concretas de nuestro cerebro, en plan Black Mirror, seguramente borraríamos algunas de nuestras series preferidas solo para poder disfrutarlas desde el principio sin saber que nos va a deparar el siempre temido equipo de guionistas.

En mi caso particular, empezaría por borrar todo rastro de Lost (Perdidos) que esté aún en mi mente. A pesar de no haber terminado la serie (es el momento de que me apeleéis sin piedad alguna) en su día me empapé de los spoilers con los que me encontraría en futuras temporadas. No quería que mis personajes preferidos muriesen, ni quería que la trama se les fuera demasiado de las manos a ABC y, chica, una tiene que estar informada de los malos ratos que están por venir. ¿Me arrepentí de hacerlo? Obviamente.

Imagen relacionada

Gracias al arte del autospoiler me llevé muchos chascos y decidí abandonar la serie antes de que me topara con todo el percal. Yo, que estaba enamoradísimo de Lost desde su piloto, con sus buenas y retorcidas tramas, sus giros de guión, sus personajes interesantes… Ojalá pegarme un golpetazo en la cabeza para disfrutarla de nuevo. Y esta vez sin spoilers.

Otra de las series de obligada mención en esta pequeña lista no podía ser otra que Desperate Housewives (Mujeres Desesperadas). Las razón es muy evidente y de peso: es una historia demasiado buena como para disfrutarla una sola vez en la vida. Las desesperadas nos mantuvieron durante un total de ocho temporadas dándonos misterios que lograban tenernos inquietos capítulo tras capítulo. *Suspira* Los años dorados de la televisión cuando las tramas se cerraban y no te daban ganas de cagarte en nada ni nadie.

Desperate Housewives finalizó en 2012 y sus personajes siguen estando presentes en nuestro pequeño corazón seriéfilo que desea con todas sus fuerzas una reunión, una novena temporada, ¡un algo cojones! Y bueno, a la vista está que no vamos a tener un carajo porque algunas de sus protagonistas se llevan a matar pero eso es ya otro tema.

Resultado de imagen de desperate housewives

¿Qué serie tampoco podía faltar? Pretty Little Liars o Pequeñas Mentirosas (o Pequeñas Lindas Engañadoras, probablemente en algún lugar de América Latina). A ver, antes de nada quiero confirmar que estas palabras no están siendo fruto de un amago de ictus. Ahora sí, mi explicación.

Querría empezar a ver Pretty Little Liars desde un principio para abandonarla tras dos temporadas y no darle a Marlene King el gusto de arruinar siete años de mi vida. Pa’ mala yo, chica. Que sí, que es una serie que nos ha tenido a todos ahí mordiéndonos las uñas, vale, ¿pero a qué precio? ¿a costa de nuestra salud? Malamente tra tra como dicen por ahí.

En Twitter también indagamos y os hicimos la misma pregunta: «Si tuvieses la oportunidad de «formatear» tu cabeza solo para ver una serie como si fuese la primera vez. ¿Qué serie sería?» Y lo cierto es que nos disteis respuestas de todo tipo.

La gran mayoría mataría por ver de nuevo Lost, al igual que yo, y disfrutarla desde su icónico accidente de avión hasta su… Bueno, esa escena que no voy a pasar a cuestionar porque me pongo hostil. Otras tantas que también fueron muy mencionadas por muchos de vosotros fueron Glee, Gossip Girl, One Tree Hill, Friends, Breaking Bad, Fringe, Buffy Cazavampiros… ¡Ay chica, qué recuerdos!

Ojalá poder tener una pérdida de memoria selectiva que arregle esta situación. Mientras tanto solo nos queda hacer un buen rewatch y pretends to be shocked cada vez que tenga lugar un suceso que ya sabíamos con antelación que pasaría. ¡Que vida más duda la del seriéfilo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: