Gracias señor por llevártelo (a ese personaje)

Desde que la vida me llevó al bonito y, no siempre, floreado mundo de las series, hay una frase que he repetido mucho: “Gracias señor por llevártelo”. Entendiendo lo de «señor» por supuesto, a el/la guionista/showrunner o virgen del santo milagro seriefilo (a elegir por el consumidor). Y el llevártelo por ese personaje que es lo peor que ha existido en este mundo.

Y, como a mi, eso de escribir de gente poniéndola de vuelta y media, me encanta, he recopilado una pequeña lista de aquellos personajes que ni yo, ni más de uno en la redacción, puede con él. Dentro post, pero OJO QUE PUEDE HABER SPOILERS.

ARROW

Y sí, sé que he puesto Arrow como la serie, porque yo le doy gracias a la vida por llevarse a esta serie ya a la tumba. Que han sido muchos los años, y muchos los años también que yo me bajé del barco. (Literal y figurativamente, que mira que la frase me ha quedado Rajoyriana).

Cuando la vida de Oliver Queen comenzó todos me parecían preciosos y súper bonitos, al final me cansaba hasta al apuntador, pero sobretodo Laurel. Niña, de verdad, que por la cenas no te corre nada. Un poco de energía no te mata. Peor vamos, que ya al final no había escena de Oliver sin camiseta que a mi me regresara mis ganas de vivir por ellos. (Y al principio eran muchas).

OWEN (Anatomía de Grey)

Sí, este todavía aparece en nuestras pantallas, pero dice mi compañera Inés que disfruta mucho más cuando no aparece en la pantalla. Y hay que darle la razón. Como muchos personajes de Anatomía de Grey, Owen se ha hecho bastante insoportable, y ha tomado una deriva bastante mala desde sus comienzos. Si ya se le criticó mucho en su día por a) dejar a Cristina por no tener hijos, b) ponerlo los cuernos a Amelia por no tener hijos, c) todo lo que ha hecho con Teddy, ahora es que me da pereza hasta verme sus escena. Quizás para Owen debemos decir “señor, quitánoslo del medio, por favor”.

TED MOSBY

Gracias señor por llevártelo

Mira, no sólo nos tuvo a nosotros más de 7 años esperando a decirnos quién es la madre, para luego que la muchacha no aparezca casi y todo sea para poder tirarse a Robin sin problema. ¡¡¡POR GENTE COMO TED NO SÉ CONFÍA EN LOS HOMBRES CONTÁNDOTE COSAS BONITAS!!! Gracias señor por llevártelo.

CAST DE PEQUEÑAS MENTIROSAS

A ver, ¿por dónde empiezo? ¿Por las horrorosas actuaciones? ¿Por lo mucho que tardaron en graduarse? ¿Por cómo es imposible estar todo el día corriendo en tacones? Decidme, porque sé que todo el mundo es muy pesado con lo que se alegran de que esta pesadilla terminara, pero es que tenía demasiado. Aunque peor éramos todos nosotros que seguíamos ahí, cuál gilipollas.

LAS CHICAS GILMORE (temporadas 6-7. Bueno, y Rory revival)

Gracias señor por llevártelo

Sí, parece que me haya vuelto un poco hater de mi serie de cabecera, pero es que tela. Tela con lo insoportable que se convirtió Rory en ambas temporadas, en todos los líos innecesarios en los que metieron a Lorelai. Y por supuesto, en la escabechina que hicieron con la “evolución” de todos los personajes en el revival (DE JUZGADO DE GUARDIA NIÑO). Hay que reconocer que las últimas temporadas tuvieron muchas cosas bonitas, pero hay fallos que no se pueden pasar por alto por mucho que la serie te dé la vida.

LOS CHARMING (Once Upon a Time)

Gracias señor por llevártelo

Mira, fue una cosa mamarracha pero maravillosa a la misma manera. Pero los charming… eso era como el monólogo de Dani Rovira de “mi familia”, esos dos eran las lentejas secas de tu madre a las 3 de la tarde en la playa, porque se hacían bola y eso era insoportable. Entre que el acting para mi dejaba mucho que desear, su existencia como personajes y sus tramas, pues como que me daban la misma emoción que comerme una piedra. Gracias señor por llevártelo(s).

LANA (Smallville)

Puede que al principio fuera súper cuqui con todo eso de que fuera el amor de Clark en el instituto y todo lo que queráis. Pero al final… al final tenia la misma personalidad y era igual de necesaria que un lego en medio de un pasillo que te lleva al baño en mitad de la noche. Y no digo nada más, porque todavía me acuerdo de la que lió al final, y me quiero arrancar la cabeza.

RACHEL BERRY (Glee)

Gracias señor por llevártelo

Glee era otra mamarachada maravillosa, que nos tenía cantando, llorando y disfrutando de aquello que hicieran en la pantalla. Pero luego estaba Rachel Berry, y tus ganas asesinas porque era inaguantable desde el minuto uno. Su personalidad, su actitud, incluso su voz lograban que un capítulo de Glee se pudiera hacer eterno. Gracias señor por llevártela, GRACIAS

SABRINA (Chilling Adventures of Sabrina)

Gracias señor por llevártelo

Sí, esta no es la misma Sabrina que todos veíamos en la tele cuando éramos pequeños. Pero es que esto no tiene ni pies ni cabeza. La cara siempre la misma, los problemas siempre los mismos… nenes que para esto yo ya tenia PLL y mira que ahí brujas también habían para para un autobús. La cosa puede mejorar, pero cuando tu crees que va a mejor BOOM, te choca la realidad y vuelves a recordar que es una niña de 16 años y que no puedes quitártela del medio a no ser que dejes la serie, y a ti te gusta mucho eso del mamaracheo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: