FTWD: AND THEN THERE WERE NONE

Esta noche vuelve FTWD con la segunda parte de su cuarta temporada y, como no podía ser de otra forma, vamos a hacer un recordatorio de lo visto hasta ahora. Adelante compañeros.

No sé muy bien cómo afrontar esta review. He ido escribiendo cosas a medida que iban pasando las semanas mientras veía los episodios, pero nada de lo escrito me parece acorde a mis sentimientos una vez vista la midseason finale. En resumen diré que FTWD se está TWDizando.

Empezaré por el principio. La serie abría su cuarta temporada de una manera potentísima: las incorporaciones del equipo A (furgoneta powah incluida). El primero de ellos, Morgan, ha sido todo un acierto. Una especie de líder mohicano que siempre está presente en cualquier debate moral entre la naturaleza de las personas y el instinto de supervivencia. A mi parecer, bastante fuera de lugar en TWD, pero mejor posicionado en su spin off.

Por otro lado, Al es EL PERSONAJE. Miss “Tell me your story” me parece lo mejor de la temporada. Tiene sentido que exista alguien así en este mundo y a la vez es toda una innovación en series post-apocalípticas. Además tiene una furgotralladora. ¿QUÉ MÁS PODEMOS PEDIR? NA-DA.

Luego está John, que si al principio parecía un secundario más con alma de llanero solitario, poco a poco ha ido evolucionando hasta ese magistral “Laura”, capítulo lleno de sentido y sensibilidad que ha hecho las delicias de servidor. Siempre he mantenido que FTWD acertaba en lo que su serie madre fallaba estrepitosamente: la profundidad de sus personajes. En tan solo 1 episodio nos  hemos adentrado en el alma de John y hemos entendido la búsqueda tan persistente de su pareja. 45 minutos maravillosos, un 10 para “Laura”.

Ella, sin embargo, no acaba de ser de mi agrado. Me explico. Alicia lleva toda la temporada con sed de venganza. Nos han vendido que Laura/Naomi/June ha sido la culpable de la muerte de Madison (luego hablaré de esta muerte) y llevo el mismo tiempo pensando o bien que la amiga se descubre como una traidora, o bien que Madison aparece viva en algún lugar vestuario enterrado del estadio. Pues mierda pa mí y pa Alicia. ¿Exactamente por qué es culpa de LNJ? A raíz de esto, siempre he visto una doble intención (inexistente) de LNJ en cada uno de sus movimientos y no la trago. Gracias @alyciajasmin.

Hablando de Alicia, todo lo que me gustaba la temporada anterior, se lo han cargado en ésta. Ha vuelto a ser la “hija de”, lejos de aquella mujer de armas tomar que se hacía cargo de las situaciones de una manera madura, ejemplar y con rasgos de líder natural. Nada que ver en estos 8 capítulos, ha involucionado. Una pena, siendo además la única superviviente del elenco inicial (muy fuerte habiendo pasado tan solo 3 temporadas).

Vamos con la “muerte” de Madison. Además de ser totalmente inesperada y sospechosa (ni hemos visto el momento de su muerte, ni su estado walker y el capi se llama Nadie ha muerto…), es sumamente gratuita. James Cameron se llevaría las manos a la cabeza por quitarle el honor de haber realizado la muerte más evitable en Titanic, vaya. Encima viene derivada de las malas decisiones que toman sus hijos (salir a buscar a Mel, quedarse plantado en medio de la carretera en lugar de volver al estadio). Me horroriza pensar que se hayan cargado al personaje principal de esta manera tan ruin.

Y sigo con la de Nick. ¿Veis?, esta sí me parece una muerte digna. Un personaje que lleva 4 temporadas dando vueltas sobre sí mismo, autodestruyéndose y perjudicando a los de su alrededor, acaba siendo víctima de su propia venganza. Bendiciones y buenas noches.

Cambio de tercio y hablo de Luciana, ¿de dónde sale? ¿Cuál ha sido su historia desde que abandonó El Rancho? ¿La ha contado y no me he enterado? Ha sido muy gratuita su vuelta, aunque se agradece, es un personaje que, aunque no tenga gran peso en la trama, siempre me ha caído en gracia. Esa cara de mala leche perenne en su ser siempre me ha parecido acorde a su personaje.

POR CIERTO, ¿recordáis esa especie de ensoñación que tuvo Madison al final de la temporada pasada? ¿Ella casada con Strand? ¿Nick y Luci con su retoño? ¿Alicia muerta y enterrada? Pues han acabado haciendo todo lo contrario en esta temporada. Parece ser que el cambio de mando ha hecho estragos en los planes que otros tenían para la serie, ¿nosiertoh?

Turno de Strand. La verdad es que ha pasado de ser uno de mis personajes favoritos a ser un bulto de manual. No entiendo qué ha pasado pero creo que su carisma ha sido reducido a un segundo plano. Quizá la omnipresencia de los nuevos ha hecho que los ya conocidos reduzcan su presencia durante esta primera parte. Espero que a partir de ahora vuelva a ser el Víctor que conocemos y tanto ha dado en esta serie, lo necesito.

Acabo (ojalá) con Charlie, la niña diabólica. No se puede ser más mala. Todas sus decisiones han sido en contra de los protagonistas. Ella es la responsable última de las muertes de Maddi y Nick, además de la responsable de la caída del estadio. Me cae bastante mal y no entiendo que la acojan en su grupi. Ojalá se la carguen pronto, a no ser que se vuelva una maravillosa kick-ass. Maldita lisiada.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Autor entrada: nooigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *