Fear The Walking Dead: 3×03 – Teotwawki

FTWD trae esta semana uno de esos episodios en los que pasan muchas cosas y a la vez no pasa nada. Sirve para poner las piezas sobre el tablero e ir pensando en estrategias de supervivencia. Vemos cómo cada uno de los protagonistas va buscando hacerse un hueco en su nueva localización y esto hace saltar las alarmas de más de un personaje que no está nada de acuerdo en compartir alimentos con las nuevas incorporaciones…

Empezamos en el Rancho de Machos. Sabemos que Madison está dispuesta a hacer cualquier cosa por quedarse allí. Les ha sido muy complicado llegar a un sitio con una cierta estabilidad y no está dispuesta a dejarlo pasar por mucho que encuentre gente que se oponga a ello. Además, Travis dio su vida (o eso creemos) por salvar a Luciana. Maddy no va a permitir que su sacrificio sea en balde. Para ello decide buscar su propio hueco entre los habitantes del rancho haciéndose pasar por una inocente y mártir mujer que ha perdido a su hombre. Hola, ¿Carol?

Ya veremos cómo le sale la estrategia a la matriarca de los Clark. Me da que le va a costar horrores hacerse pasar por ese papel de plañidera y tarde o temprano se coscarán del entuerto. Esa base de operaciones en la que han convertido su habitación tiene las paredes muy finas y estoy convencido de que alguna oreja indiscreta estará en el lugar adecuado justo en el momento más oportuno.

En fin, para empezar la operación acoplamiento, mira una serie de vídeos formativos sobre la historia de la isla del rancho. Allí vemos que Jeremiah no siempre fue el simpático dueño que nos hemos encontrado en el presente, no. Su relación con las madres de sus hijos no ha sido del todo excepcional y de paso descubrimos que Jake y Troy son hermanastros por parte de padre.

Los Otto bros siguen caminos totalmente opuestos: mientras uno quiere venganza por el ataque al helicóptero, el otro piensa, más fríamente, en investigar lo sucedido. Así, se organiza una partida de reconocimiento hacia los restos del vehículo estrellado. Partida a la cual se suma Maddy en su afán de involucrarse con la comunidad ranchera (y de paso, buscar el culpable de la muerte de su pareja). Además, vemos una tensión constante entre Troy y Maddy. La relación entre ambos parece estar siempre a punto de estallar. Me encanta verlos juntos en pantalla.

Vamos con Nick. El hijo de Madison está decidido a marcharse del rancho. Cuenta con el apoyo de Luciana, que tampoco tiene ninguna intención de seguir allí después de casi palmarla en el camino. Pero su madre parece haberle convencido por ahora de integrarse entre la muchedumbre. Por ellos, Nick se va de caza y así estrecha lazos con los demás, principalmente con Troy, el cual parece que va a convertirse en su mejor enemigo.

Me gusta este tándem. Los dos malotes por antonomasia midiéndoselas para ver quién la tiene más larga luchando por el liderazgo de la comunidad. Liderazgo del cual le quedan dos telediarios a Jeremiah, y del cual depende todo el rancho. Así, y vista la amenaza al reinado Otto, Troy intenta dejar las cosas claras a Nick. Pero Mr. Pelograsiento no es ningún cobarde y no duda en desafiarle e incluso abusar de su superioridad física. Ahí está Nick, marca el territorio, di que sí.

Por su parte, Alicia también se integra con la comunidad teen del lugar. ¿Os acordáis de la película American Pie y el campamento de verano para aprender a tocar la flauta travesera? Pues algo así es la trama de Alicia. Pinta bastante mal, la verdad. No me apetecen este tipo de líneas en personajes que pueden dar mucho más como es el caso de Alicia. Espero que Jeff saque los colmillos más pronto que tarde y haga honor al título de la serie, porque si no, nos espera un sopor de línea argumental. Por mucho que ellos vean las cosas de otra manera.

Debido a no haber salido nunca al mundo exterior, los chavales están más pendientes de pasarlo bien que de sobrevivir. En el lado opuesto está Alicia, que sabe lo que es luchar por su vida e, incluso, matar. Más le vale a la pequeña de los Clark que se aleje de estos redshirts porque van a acabar siendo pasto de caminantes más pronto que tarde.

Cambiamos totalmente de tercio y nos vamos con Strand. Su camino, a priori, parece un spin-off más que algo que afecte a la trama principal. Me imagino que de alguna manera hilarán todo pero por ahora es bastante insustancial. Así resumida, Victor cae en las manos de un antiguo compañero de fechorías creyendo ser aún su amigo. Éste le encierra y MAY I HAVE YOUR ATTENTION PLEASE vemos vivito y coleando a Daniel Salazar que se yergue como su ángel de la guarda. Todo parece indicar que sobrevivió al fuego mexicano (cosa que nos creemos, supongo). También puede ser una especia de visión de Strand (Daniel vio a Griselda en su momento).

Habrá que esperar una semana para salir de dudas, pero vaya, que si resulta que está vivo, lo mismo podremos decir de Travis seguramente. Esto tiene su gracia una vez, pero ya hemos hecho cayo en este tipo de resurrecciones inesperadas y la verdad que este recurso se usa demasiado fácilmente y gratuitamente. Mi opinión.

PD: Seguimos sin noticias de Ofelia y eso en sí mismo es una buena noticia. Saludos cordiales.

 

 

(Visited 255 times, 1 visits today)

Autor entrada: Paco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *