Fear The Walking Dead: 3×01 – Eye of the beholder; 3×02 – The new frontier

Poco más de medio año hemos tenido que esperar para la nueva temporada de FTWD. El tirón que tiene la serie madre es más que evidente y los amigos de AMC no están dispuestos a desperdiciar la gallina de los huevos de oro. Y eso que nos llevamos los fans de la saga. Venga va, al lío, que hay mucha tela que cortar.

3×01 – Eye of the beholder

Empezamos en el punto donde lo dejamos la temporada anterior: la frontera. Parecía un lugar seguro que pondría fin a los problemas de nuestros protagonistas. Nada más lejos de la realidad. Los habitantes del campamento se dedican a experimentar con los humanos y juguetear con la vida y la muerte sin apenas remordimientos.

Aquí conocemos a los hermanos Otto, Troy y Jake. Troy es un cabeza loca, una persona que está dispuesto a todo con tal de conseguir su fin, aunque se atisba un poquito de humanidad en esa fachada de frialdad. Tiene encerradas a Maddy y Alicia con la intención (supuestamente) de llevarlas a un sitio seguro. También promete salvar a Travis, pero nosotros sabemos que eso no será así. Y Maddy, que no se acaba de caer de un guindo precisamente, también se da cuenta, por lo que realiza un plan de escape que no le sale del todo mal. Vaya horror lo de la cuchara en el ojo, me da escalofríos solo de pensarlo.

Y así consigue captar la atención de toda la base. Y la de Jake, que acude en rescate de su hermano. Jake podríamos decir que es el niño bueno (aparentemente). Promete ayudar a Maddy si suelta a su hermano y, efectivamente, cumple su promesa.

Por otro lado tenemos a Travis, que es encerrado en el sótano de la tortura junto a otros presos. Allí, los soldados juegan y apuestan a ver cuánto tardan los humanos en reconvertirse en zombis. Muy mal Mickey Milkovich. Junto a Travis vemos a Nick y Luciana. Recordemos que ambos fueron apresados en la frontera y Luciana fue malherida. Su vida pende de un hilo y nadie mueve un dedo por ayudarla. Hartos de esta situación, Travis idea un plan de huida junto al who? de turno, plan que efectivamente, salva a todos menos al desconocido. Y así tenemos a Nick y Luciana huyendo por las cloacas (vemos cómo la apertura del conducto “cloaquil” hace que se desate la horda Walker); por otro lado a Travis luchando por su vida contra más caminantes cual gladiador romano (¿no os sorprende su índice de supervivencia en peleas cuerpo a cuerpo?).

Y, finalmente a Maddi y Alicia juntas en medio de todo el caos. Hasta que por fin se produce el reencuentro de la familia feliz.

Una vez todos juntos y con el beneplácito de la milicia, Maddi prepara el coche para huir de ahí. Pero los caminantes hacen acto de presencia a través de las cloacas y nuestros protagonistas vuelven a dividirse en dos grupos. Por un lado, Travis, Alicia, Luciana y Jake, huyen en helicóptero del lugar. Por otro, Maddi, Nick y Troy, abandonan el campamento en coche. La mirada final entre la parejita feliz crea la (falsa) ilusión de un futuro reencuentro y, esta vez sí, definitivo.

 3×02 – The new frontier

Empiezo por Strand. Qué gozo me da volver a verle. Me parece de largo el personaje más interesante de la serie y tengo muchas ganas de saber mucho más de él. Por ahora vemos que sigue vivo y que consigue volver al hotel. Se las da de médico y así obtiene permiso para atender a los heridos y a la embarazada que aguarda ante la verja.

Allí volvemos a encontrarnos con la señora Stowe, quién decide redimir su mala follá con Strand antes de suicidarse y le regala el billete de salida del hotel: ni más ni menos que un cochazo. Así yo también me largo a la aventura, no te jode.

Bueno, haciendo honor a la verdad, Strand había sido expulsado por la antigua ama de llaves del hotel reconvertida en dueña del mismo, la señorita Reyes. Ahí se queda usted con su hotel y su sobrino que nosotros nos vamos con Strand a ver mundo, ¡hombre ya!

“My style and my color”, llorando.

Vamos con Maddi y Nick. Ambos huyen en coche del campamento base y se dirigen junto a Troy al rancho de su padre Unser Jeremiah. Allí aguardan la llegada de su familia, pues han los del helicóptero no han llegado todavía y Troy decide ir a buscarles.

Helicóptero del cual no salen todos con vida. En shock me he quedado con la despedida de Travis. Además de ser muy gratuita, no ha sido nada efectiva ni ha causado impacto en el espectador ni nada del estilo. Para mí ha sido bastante decepcionante que un personaje protagonista desaparezca de esta forma tan poco cuidada. Travis muerto abono pa mi huerto, en fin, adiós.

Alicia, Luciana y Jake sí consiguen pasar el corte. Entre el nuevo y Alicia parece que hay una atracción especial. Es pronto para pronosticar nada pero yo empiezo a sentir arcadas ante esta situación tan heavy que me está tocando vivir con esta serie. #STOPcarpetas

En fin, los tres consiguen llegar al rancho y allí volvemos a tener a la familia reunida de nuevo, eso sí, sin el señor Manawa. Maddi asesta el duro golpe a su manera: ante sus hijos se hace la dura pero se derrumba en los momentos de soledad. Vemos como Jeremiah hace de apoyo moral ante la nueva viuda de América. Me resulta muy interesante el padre de familia. La verdad es que no tiene pinta de jugar sucio y parece que la acogida a los Clark es sincera. Lo mismo opino de sus hijos, aunque Troy parezca el foco de conflicto, no creo que vaya a engañarles ni nada por el estilo. Eso sí, el conflicto entre Nick y el tuerto parece estar más que servido.

Las reglas en el rancho están establecidas y, sólo ante la amenaza de Nick, Luciana es llevada a que le traten las heridas. Su vida corre peligro pero tiene un protector de pelo grasiento que vela por su supervivencia. Espero que de verdad se salve, me pareció un gran personaje la temporada pasada. Veremos qué tienen preparado para ella esta temporada.

Maddi por su parte está dispuesta a todo esta temporada con tal de no deambular más por el mundo. El rancho es su sitio y está dispuesta a todo con tal de quedarse. Si hace falta tomarlo por la fuerza, lo hará. Grandes expectativas tengo con esta declaración de intenciones, veremos en qué queda todo esto.

De la que no sabemos aún nada es de Ofelia. Desde luego que nadie la echa de menos, pero está clarinete que pronto tendremos noticias de ella.

Me ha parecido un buen arranque de temporada. En tan solo dos episodios hemos pasado de una localización a otra, hemos perdido a personajes por el camino y tenemos a otros a la espera de ser salvados. Por otro lado tenemos a un par de errantes, los cuales no creo que tarden en llegar al rancho de la familia Otto. Me trae malos recuerdos de su serie madre, todo hay que decirlo, ojalá no se convierta esta temporada en un TWD season 2 porque me mato.

(Visited 259 times, 5 visits today)

Autor entrada: nooigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *