Arrow 7×13: Esperanza

¡Arrow está de vuelta! Tras el capítulo 150, volvemos una semana más con un episodio que nos da esperanza de que la serie vuelva a ser lo que era. Este episodio ha tenido, aún con sus errores y personajes que te hacen poner los ojos en blanco y querer lanzarles las zapatillas de ballet, los Louboutins y todo lo que se tercie, una buena dosis de casi todo lo que nos enamoró del show. Un aire a los viejos tiempos. Uno de los ejes del episodio se ha unido al otro creando una sola trama muy bien hilada y explicada, con reacciones de los personajes más o menos acertadas, haciéndolos humanos. Además, hemos tenido misterio, un buen villano y una trama emocional que nos produce sentimientos encontrados, siendo tan cruda y real como la vida misma.

AVISO SPOILERS SI NO HABÉIS VISTO EL 7×13 NO SIGÁIS LEYENDO Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 21 DE FEBRERO A LAS 22:50 EN SYFY

Uno de los ejes del episodio ha sido la investigación del equipo sobre un asesino en serie que está amenazando a todo el Team. Ha sido…raro ver a todos trabajar para la policía sin Felicity en las comunicaciones. Me sigue sin gustar demasiado este trabajo para el departamento. No puedo evitar sentir que estoy viendo un procedimental policíaco cualquiera. Y en realidad, estoy viendo Arrow. Así que muero por volver a ver la guarida, a Felicity en las comunicaciones y que todo vuelva a ser como era antes.

¡El villano es Stan! Y menudo villano, madre mía. Muy potente, tan loco…tan brutal y tan creíble. Es un personaje muy bien construido, con una historia real de fondo y muy buen llevado a la vida. Los ha puesto a todos en jaque, incluida a la familia Queen. Es inteligente, sibilino…y está totalmente desquiciado. Espero que volvamos a ver a Stan, tengo la esperanza de que sea el big bad o que, al menos mal lo ayude. Es un personaje demasiado bueno como para dejarlo escapar. Tanto que la mayoría de villanos de esta serie, incluyendo por supuesto a Díaz, no le llegan ni a la suela de los zapatos. He disfrutado más con él en este episodio que con Díaz en 1 año y medio (que se ha hecho incluso más largo).

De hecho, ya sabemos de dónde viene la cicatriz del cuello que Dinah tiene en el futuro. Stan le corta el cuello y, aunque se salva y sabemos que puede hablar, creo que su Canary Cry ha dicho adiós aquí. Esa será la consecuencia del ataque, ¿qué pensáis vosotros?.

El otro eje del episodio es el secreto de William. Él fue expulsado del colegio y detrás de eso hay mucho más. Eso se ve claro en los reclamos que William le hace a Oliver. Él se siente tan abandonado, con tan poca importancia…es como si todo fuera antes que él. La ciudad, los villanos…todo. Y Oliver no pusiera primero a su familia nunca, por eso ni siquiera los consultó cuando se entregó a la policía y los obligó a vivir sin él, en peligro y pensando que no saldría nunca.

William tiene un punto de razón en sus reclamos. Oliver cometió muchos errores. Como hemos comentado muchas veces, Oliver tiene el defecto de que al intentar proteger a sus seres queridos, les quita el poder de decisión, su voz y, con ello, su lugar. Siempre tiene buenas intenciones, pero de ellas está hecho el camino al infierno.

Oliver y Felicity no saben cómo contener esta rabia de William y él decide cuando irse de la habitación. Lo cual es un error. William es un niño y él no puede decidir cuando se acaba la discursión. Felicity ha tomado una posición pasiva en la misma, escuchando y dejando que Oliver se explicara y Oliver ha tomado una posición demasiado…amistosa. No es el amigo de William, es su padre, y se debe comportar como tal. Por supuesto, le debe una explicación y debe confesarle todo, pero también tiene que ser autoritario cuando debe. Al igual que Felicity. Ambos son los adultos.

Más tarde, Felicity se acerca a William, intentando suavizar esa tensión y esa decepción, ese dolor que él siente. ¡Oliver ha hecho chili! Es un detalle porque una escena así está en el cómic. Amantes de los cómics, ¡no nos saltamos a la torera el canon de los cómics, después de todo! (guiño, guiño).

En esa charla entre madre e hijo veo algo curioso. William está enfadado y dolido con Felicity, sí, pero se muestra más accesible, más…abierto a ella que lo que se muestra con Oliver. En cuanto él entra en la habitación, William se vuelve a tensar y todo vuelve a ser rictus de enfado y silencio. Esto puede ser así porque William ha visto cómo se esforzó Felicity en cuidarlo, en sacarlo adelante, en mantenerlo a salvo hasta que no pudo más…pero vió a Oliver sacrificar la vida que tenían sin un segundo pensamiento y sin decírselo.

Felicity los deja solos para que hablen y Oliver acepta los errores que cometió y le dice que ahora quiere que reconstruyan lo que tenían…juntos. Pero William, aunque tentado, aún se muestra negado a ello. Es entonces cuando todo cambia, los abuelos de William hacen su aparición porque él los ha llamado.

Y aquí la verdad que le quiero dar con las zapatillas de ballet y los Louboutins, todo junto. Es cierto que sus padres han cometido errores. La paternidad es un reto, un viaje, para el que nadie nace enseñado, pero ambos lo aman con todo su corazón. Veo comprensible el enfado y la decepción de William. Pero es algo que tienen que solucionarlo juntos, en familia. Llamar a sus abuelos e irse con ellos me parece más propio de una rabieta que otra cosa.

Oliver no duda en prometerles a los abuelos de William que todo iré a mejor, que a partir de ahora su vida será más estable, más…normal. Pero ellos no atienden a razones. Todo lo que ha sucedido en los últimos tiempos, más la llamada de William les ha convencido para luchar por su custodia, ya que Olicity no está capacitado para cuidarlo. A estos les daba de taconazos con los Louboutins, de verdad. ¿Cómo se atreven, con todo lo que han pasado y han hecho para mantenerlo a salvo?.

Es entonces cuando la actitud de Oliver y la de Felicity cambia y pasan a ser leones protegiendo a su familia. Felicity grita un “¡no!” enorme y sonoro lleno de dolor. Oliver, por su parte, imprime toda su rabia en decir que William es su hijo y que “Felicity lo cuidó, protegió y amó como a su propio hijo y nadie lo va a apartar de nosotros”.

Oliver aquí se siente más ofendido porque los súper abuelos hayan puesto en duda las capacidades de Felicity para cuidar de su hijo que porque hayan puesto en duda las suya apropias. Él tiene claro que ha cometido muchos errores y que quizá no ha sido el padre que William se merece, pero Felicity sí lo ha sido y no va a permitir que nadie diga lo contrario y aparte a su hijo de sus padres. Lo amo tanto, imposible no derretirse con algo tan dulce.

Tras este encuentro, William sigue comportándose de forma altiva y soberbia y, por fin, Oliver se muestra autoritario con él. Entonces le habla de tú a tú. Él entiende su enfado y decepción por sus errores, lo comprende y acepta que lo hizo mal. Le muestra que ha aprendido de los mismos pero que William no puede tener una rabieta de este tipo cada ve. Que se sienta decepcionado o enfadado. Las cosas no se hacen así. Y tiene toda la razón. Las cosas de familia se arreglan en familia. Pero William no puede hacer esto. No puede romperlos como familia porque hayan cometido errores.

Oliver no va a permitir que le aparten de su lado, quiere dale una vida normal, junto a sus padres. Pero ahí está el quid de la cuestión, no puede darle una vida normal. Es algo de lo que William ya se ha dado cuenta. Estar al lado de Oliver y Felicity significa no vivir normalmente, como un chico de su edad. Si no estar en peligro constante, con la vida de sus padres y la suya propia amenazada. No es algo justo tampoco para un chico de su edad y menos cuando perdió a su madre y necesita esa estabilidad de saber que va a tener a sus padres ahí siempre. Nadie le preguntó si quería esa incertidumbre en su vida. Es esa incertidumbre de poder perderlos en un segundo…es lo que lo mata.

Sigo comprendiendo este sentimiento de William. Esa incerteza, esa locura de vida que sus padres eligieron y todo lo que conlleva. Lo ha superado. Pero creo que no ha pensado las cosas bien. Sus padres llevan una vida peligrosa, sí, pero lo aman y él a ellos, creo que por criarse con sus padres merece la pena ese peligro extra, esa incerteza. Sólo que William, aún siendo un niño inmaduro, no es capaz de verlo ni de entenderlo.

Así, toma una decisión vital en caliente, cuando se siente abrumado por lo que significa ser hijo de dos héroes de la ciudad y se siente decepcionado y dolido por ello. Nunca ha que tomar decisiones tan importantes en caliente…y es lo que hace William. Se deja llevar por sus sentimientos, por su impulsividad y por su inmadurez y toma una decisión errónea de la que estoy segura luego se arrepintió y no supo cómo arreglar.

En medio de toda esta decisión inmadura, se encuentra Olicity. Ninguno de los dos quiere perder a William. Pero parte de ser padre significa poner a tu hijo y a sus necesidades primera, escucharlo. Y William ha dejado claro que quiere una vida normal, que necesita tenerla.

Así, Felicity le hace ver a Oliver que deben empezar a ver más lo que necesita William que lo que ellos desean con todas sus fuerzas. Oliver se siente tan impotente…y, a la vez, no quiere cometer los mismos errores de Robert y abandonar a su hijo. Si deja que William se vaya…siente que lo está abandonando, como hizo Robert, que está fracasando como padre. Felicity le hace ver que no se trata de eso. Oliver no es como Robert, ha cuidado a ese niño todo lo bien que lo ha podido, y lo ha amado inmensamente…no lo abandona, sólo pone sus necesidades primero.

Tras esa conversación, Oliver, Felicity y William intentan distender la tensión y la inminente separación intentando hacer vida normal, en familia. Pero Stan tiene otros planes. Ha hecho que ninguno de los tres pueda moverse. William está aterrorizado y es en ese momento cuando llama a Oliver con una nota clara de pánico en la voz. Es en este momento, de pura necesidad que William olvida la decepción y el dolor y sólo se concentra en la necesidad de su padre, de refugiarse en él. Por eso creo que William se arrepintió de su decisión, porque necesita a sus padres a su lado…pero no es capaz de verlo.

Cuando Stan se acerca peligrosamente a William, Oliver no duda en defenderlo, al igual que intenta que lo deje ir junto a Felicity, a él puede pasarle de todo, pero no a su familia. Stan está tan loco, tan obsesionado con Oliver. Parece que sólo quiere hablar pero en cuanto alguno de ellos dice algo que no le gusta, no duda en amenazarlos de muerte. Stan le avisa a Oliver que su equipo sólo quiere hacerle daño y que no debe confiar en ellos.

Quiero pararme un momento aquí porque…¿es malo que este de acuerdo con este psicópata?. Porque estoy totalmente de acuerdo con él. Todos han demostrado que no son de fiar. No ayudaron a Felicity, haciéndole daño a ella, a Oliver y a William. De hecho, de todos a los que Stan les ha mandado esa nota y ha amenazado, la única que no se lo merece por esa razón es Black Siren. Ella fue la única que ayudó a la familia Queen.

Stan confiesa que le ha hecho daño a Dinah y Felicity, bendito ángel del cielo, aún en la situación en la que ella misma está, no duda en preocuparse por ella y en mostrarse afectada por lo que le haya podido pasar. No se merecen a Felicity. A pesar de todo lo que ha pasado. A pesar de que no la ayudaran, ella aún se preocupa por ellos y los quiere.

Mientras todo esto sucede, Stan sigue contando su historia. Él mató a su hermano y a sus padres, a toda su familia. Una historia de origen bastante interesante para un villano. Sigo cruzando dedos para que tenga importante en la temporada. Su locura unida a la obsesión que siente por Oliver es una mezcla explosiva.

Es en ese momento cuando la camaradería de la familia Queen acude al rescate. Entre los movimientos cautelosos de William y las palabras provocadoras de Felicity, hacen posible que Oliver pueda noquear a Stan. Esa conexión entre los tres, esa camaradería…pueden hacer cosas tan grandes y buenas juntos. William encaja aquí, con sus padres, es donde pertenece.

Pero el propio William no lo ve así. Felicity lo comprueba cuando habla con él y así también lo hace Oliver. Él le da a elegir cómo no le pudo dar a elegir en su momento. Él los ama…pero desea más una vida normal. Oliver también quiere eso para él pero se ha dado cuenta de que al lado de él y Felicity no la va a obtener. Esa es la razón de que acepte la decisión de William, pone las necesidades de él por encima de las suyas. Como hace un padre.

William le dice algo vital aquí. No quiere que deje de ser un héroe porque la ciudad lo necesita. William está orgulloso de sus padres, de lo que son y de lo que hacen sólo…siente que esa vida no es para él, por eso decide ir a Central City con sus abuelos.

Es entonces cuando me pregunto, si el final de toda esta aventura de William iba a acabar igual que empezó (con él en Central City), ¿por qué matar a Sam y arriesgarse introduciendo a William y dándole trama?. Sólo parece tener una explicación: que ya no saben cómo manejar la historia de William y han decidido quitárselo de en medio. Es triste que suceda esto. Si quisieran podrían inventarse tantas historias y explorar tantas dinámicas…me cabrea que se lo quiten así de en medio. Por varias razones. Porque parece que todo lo que vivimos anteriormente no sirvió para nada y porque si quisieran podrían montarle una muy buena trama a la familia Queen al completo.

Después de desahogarme, seguimos con la escena . Llega el momento en el que nos tenemos que agarrar a un muffin y llorar porque Olicity se despide de William. La despedida de Felicity es desgarradora. Lo abraza, con lágrimas en los ojos, muy fuerte, lo mantiene todo lo que puede, sin querer dejarlo ir…pero sabiendo que tiene que hacerlo. Debe dejar ir a su hijo y eso la está rompiendo por dentro, desgarrándola poco a poco.

Entonces llega el turno de Oliver, emocionado, intentando evitar que sus lágrimas se derramen pero con su emoción, su tristeza y su dolor, desbordando sus palabras, le promete que se mantendrán en contacto y que lo llame si necesita algo, sea lo que sea, son sus padres y esa es su casa y siempre lo será. Esta despedida ya nos termina de romper del todo y caemos al suelo llorando agarrando fuerte nuestro muffin.

Tras toda esta tristeza y el dolor, la esperanza llama a la puerta. ¡FELICITY ESTA EMBARAZADA! ¡TOMA YA! ¡SI, SI SI! ¡MIA SMOAK QUEEN ESTÁ AQUÍ! ¡FANDOM, SACAD CHAMPÁN Y MÚSICA QUE VAMOS A BEBER Y A BAILAR COMO SI NO HUBIERA MAÑANA!

Nos merecemos esto. Son tantos años, tantas teorías, tantas veces que lo decíamos que íbamos a llegar aquí, que este era el futuro, que Olicity era, es y será siempre y que no existe nada más que nos merecemos esta alegría. BOOM, DROP THE MIC!

Y atención a la mano de Felicity que nada más que se entera se dirige a su barriguita, y ya morimos de amor tod@s.

Tras esta decisión de William, me surge una duda, ¿por eso William en el futuro dice que Olicity lo abandonó?. No tiene sentido puesto que fue él quien eligió a sus abuelos antes que a sus padres. Él puso una balanza lo que significaría criarse con cada uno de ellos y no eligió a sus padres. Oliver y Felicity sólo respetaron su decisión. Entonces, ¿por que ese sentimiento de abandono?. Se me ocurre que quizás los abuelos de William impidieron a Oliver y Felicity mantener el contacto con William y a él le dijeron que nunca llamaron o se preocuparon por él. Eso haría que William se sintiera abandonado y que Olicity – como sabemos – no lo abandonara realmente. Y eso es tan cruel que si es así, me dan ganas de coger otro par de Louboutins y lanzárselos a la cabeza a los súper abuelos.

La historia del futuro ha estado íntimamente ligada a la del presente por medio de Mia (esas transiciones entre Felicity y ella, pasado y futuro, han sido pero arte). Un personaje tan maravilloso que me emociona. Ella y Connor interceptan al resto de la banda cuando están en el búnker. William acusa a Mia de haber matado a Felicity y ella se ofende mucho. Me parece interesante que lo primero que le eche en cara William sea la muerte de Felicity. Se nota que le duele…la quiere y,e ha roto el corazón saber que supuestamente ya no está. Mia, por su parte, también se nota que quiere a Felicity, esa ofensa, esa rabia de que alguien la acuse de algo tan atroz así lo demuestra.

Pero Mia está convencida – como nosotros – de que Felicity sigue viva. Esa es la razón que necesite descifrar su código, para encontrarla y saber que sucedió. Ella desconfía de William y de sus motivos para buscarla, no lo conoce y no va a permitir que nadie ponga en peligro a…Felicity. Pero William le grita que Felicity es su madre, después rectifica y dice “madrastra” pero su primera palabra es “madre”. Y me quiero parar aquí.

Es realmente importante esto porque William, a pesar de todo, la sigue considerando como una madre. ¿Quizás se arrepiente de la decisión que tomó de irse con sus abuelos?. Tal vez sí, tal vez no. Felicity, es su madre, es lo que fue para él, lo que siempre ha sido y así la siente. Pero, a la vez, se corrige a sí mismo y le dice “madrastra”.

Eso es algo que no siente pero me ha retrotraído a su niñez. Es como si, para él, fuera su madre y siempre lo ha sido pero también considera que no la puede llamar así porque Felicity no lo consideraría correcto al no ser su hijo de sangre y, también, porque el sentimiento de abandono que siente de parte de ella le “obliga” a mantener distancia y a recordarse a sí mismo que nunca fueron madre e hijo. Y esto me parte el corazón.

Felicity siempre lo consideró como su propio hijo, llevara su sangre o no y que William no lo sepa, que todos estos años de separación hayan borrado eso de su mente y su corazón, haciéndole sentirse inseguro sobre ese hecho me parte en dos. A la vez, que William se sienta tan abandonado como para querer marcar una distancia es…descorazonador.

Por todo ello es por lo que seguidamente William le confiesa a Mia que quiere saber por qué Felicity no lo ha contactado en todos estos años hasta ahora. Es como si William sintiera que todo eso junto fue un favor, que si hubiese sido hijo de su sangre no lo hubiesen “abandonado”. Se siente tan solo u roto…siente que no fue merecedor de que lo amaran. Nada más lejos de la realidad. Estoy deseando que madre, padre e hijo se reencuentren y se den ese abrazo apretado que tanto necesitan.

Esta confesión de William lleva a Mia a relacionar conceptos, Oliver Queen es el padre de William. Y ella…¡SE REVELA COMO MIA SMOAK (QUEEN), LA HERMANA DE WILLIAM! ¡CÓDIGO ROJO, CÓDIGO ROJO, MIA ES LA HIJA OLICITY! ¡OTRA VEZ A BAILARRRR!

Una vez que lo hemos vuelto a celebrar y nos hemos calmado un poco, toca el análisis. Este “secreto” llevábamos teorizándolo desde hace meses así que…¡FELICIDADES A NOSOTR@S! Por acertar en la teoría. Ahora bien, Oliver es el padre de Mia pero…¿por qué no lleva su apellido? Ni lo menciona, es como si renegara de él. ¿Qué ha pasado? ¿Es sólo porque llevar el apellido Queen es un peligro en esa sociedad u Oliver hizo algo que hizo enfadar tanto a Mia como para no llevar su apellido? Muchas preguntas aún sin respuesta pero que nos dan mucha cancha para teorizar y ¡muero por conocer todas las respuestas!.

Ahora que la identidad de Mia ya no es un secreto, el personaje más misterioso del futuro es Connor. Dinah lo ha reconocido como el hijo de Diggle pero él está apartado de todos los demás. Es más, incluso parece que odia a Dinah. Sin embargo, está muy cerca de Mia y ambos tienen una confianza ciega en el otro. ¿Por que este cisma entre unos y otros?. Otra interesante pregunta para añadir a la colección.

¡QUE CURTIS SE VA! ¡QUE SE VAAAAA! Bueno, bueno, antes de ponernos a bailar como loc@s, vamos a ponernos un poco en situación. Curtis recibe una oferta de trabajo en Washington. Él ha decidido irse porque allí puede ayudar a ala gente y en ARGUS no…o no todo lo que le gustaría. El Escuadrón es un ejemplo. Y aquí le tengo que dar la razón. No ha sido una buena decisión revivirlo y ni que decir que Díaz este dentro sin que lo sepa Olicity. Es una traición, da igual que Diggle se diga que es por una buena razón y se ponga excusas. Las cosas son como son y John sólo se está engañando a sí mismo.

Diggle, de repente, cree que Curtis es súper indispensable (sure, Jan) y le ofrece ser jefe de división. Y yo me quedo…ojiplática. ¿Diggle no ha pensado que la vacante de Curtis o ese ascenso lo puede ocupar, no sé, Felicity? Al fin y al cabo, sus habilidades son superiores a las de Curtis. Pero no, no quiere dejar ir a Curtis y es otra decisión incomprensible de Diggle. ¡DÉJALO IR, HOMBRE YA!

Afortunadamente, Curtis es consecuente con sus principios y con su decisión. Él sabe que llegó el momento de irse y que la ciudad no puede darle más de lo que ya le ha dado. Tras esta decisión, llega la despedida. La más emotiva, a la vez que importante, es la que sucede con Felicity. Ella fue a la primera que conoció, la primera que le dio la bienvenida y que le mostró ese mundo de locura, peligro y heroísmo. La primera que le mostró quién podía llegar a ser. Siempre han tenido una relación muy especial (tanto dentro como fuera de cámara) y eso se ha sentido en la escena. Las lágrimas y la tristeza eran reales, igual que los buenos deseos.

Felicity está orgullosa de Curtis y de lo que ha conseguido, está muy feliz por él. Curtis, por su parte, siempre ha sabido que Felicity quería cambiar el mundo a su propia forma, a parte de siendo Overwatch. También sabe que Helix fue su intento de hacer eso…y que es un viaje que tiene que hacer sola. Es su propio viaje, su propio camino de descubrirse a sí misma y todo lo que es capaz de hacer fuera del Team. Por ello, le da su parte de la empresa, al fin y al cabo, como Curtis reconoce, todo fue idea de Felicity. Él está agradecido que haya contado con él pero ese camino es sólo suyo, tiene que seguir sola, bajo su propio instinto e ideas, bajo su propia estela.

Este es un momento muy importante porque Helix Dynamics muere…y empieza a nacer Smoak Tech. Este es el principio de la empresa de Felicity. A partir de ahora, con suerte, la veremos creando su propia compañía, desde cero, descubriendo quién puede ser en medio del camino. Descubriendo su propia parte de heroísmo y su capacidad de cambiar el mundo fuera del Team. ¡Estoy deseando ver todo esto!.

Y ahora sí, ¡SACAD OTRA BOTELLA DE CHAMPÁN Y BRINDEMOS POR LA SALIDA DE CURTIS!

Además, por supuesto, ¡A BAILAR!

Ya era hora, de verdad, era un personaje que ya no tenía sitio. Realmente nunca tuvo mucho pero, a presión, lo tuvo…pero nunca encajó del todo. Era como una pieza equivocada del puzzle, estaba ahí porque te empeñas en que esté, pero no debía estar porque no encajaba. En esta temporada menos que nunca puesto que apenas salía y, cuando lo había, era para decir alguna frase insustancial y sin sentido. Así que aplaudo de pie la decisión de quitarse de encima este personaje que ya no aportaba nada y sólo quitaba tiempo. Era necesario para eliminar sobresaturación de personajes secundarios. No lo echaremos de menos.

René y Dinah también han tenido su momento pero sin dejar de ser lo que son: secundarios. Me gusta la amistad que hay entre ellos, sobre todo cuando no le roban protagonismo a personajes principales. Es normal que Dinah se encuentre un poco insegura ahora que su identidad ha salido a la luz . Ella siempre ha estado en las sombras, y cuando todo se convirtió en ilegal dejó eso atrás. Escondiendo esa parte de ella a todo el mundo. Pero ahora todo se ha descubierto y se siente…expuesta, vulnerable. Y tiene miedo de sentirse así y de que ahora, cualquiera, tenga ese arma para hacerle daño. Es algo con lo que Dinah tiene que aprender a vivir, igual que ha hecho Oliver. Es parte de quién es. Esconder una parte de ti, ignorarla…nunca es una buena idea.

En cuanto a los stunts, Mia Smoak (Queen) se los lleva de calle. Ese puñetazo a William me ha dolido hasta a mí. Y sus movimientos de lucha son brutales. Es digna hija de su padre. Esos movimientos tan controlados, tan certeros, con esa ferocidad pero a la vez, con ese control para saber dónde golpear y cómo. ¡Bravo!

CONCLUSIÓN

En conclusión, ha sido un capítulo que ha empezado a recuperar la esencia de esta serie. Los personajes principales y secundarios están en sus respectivos sitios por lo que parece una eternidad. Hemos disfrutado de un villano potente que se ha robado esa parte de la trama. Hemos descubierto grandes “secretos” que cambian el curso de la trama y que nos dejan con muchas preguntas, listos para poder hacer mil teorías. Listos para disfrutar del viaje.

Es un viaje que no estábamos disfrutando últimamente, todo era demasiado predecible, trataba demasiado sobre personajes sin importancia, pero este episodio nos da esperanza de que eso cambie. Este episodio se ha sentido un poco como en los viejos tiempos. Aunque aún adolece de algunos errores, el camino para volver a las raíces de la serie no se puede hacer en un día. Por ello, este capítulo me dió la esperanza que lo que se siente tan desconcertado y sin un objetivo claro nos lleve a un final explosivo, vaya poco a poco añadiendo los puntos para crear una buena trama para el final de esta season.

El episodio me ha dejado un sabor muy dulce porque he sentido que casi todo lo que me enamoró del show estaba ahí. Hemos visto a Diggle acompañar a Oliver en el campo de batalla – aunque no me olvido de lo que ha hecho -, hemos tenido Olicity, explorado a la familia Queen, los secretos han explotado cambiándolo todo y, en medio de todo eso, un villano maravilloso. Ha sido como solía ser: tan crudo y difícil como la vida misma, que es la característica de esta serie. Este episodio se resume en lo que puede ser el principio de la redención de la temporada.

Y hasta aquí la crítica del 7×13. ¿A vosotros qué os ha parecido este episodio?. ¡No dudéis en comentármelo!. La serie se toma un pequeño descanso hasta el 4 de marzo, nos leemos entonces con el 7×14 “Brothers & Sisters” y recordad que podréis ver este capítulo el 21 de febrero a las 22:50 en SYFY.

Por Raquel.

Autor entrada: Raquel

2 comentarios sobre “Arrow 7×13: Esperanza

    Donna

    (12 febrero, 2019 -7:34 pm)

    Hola Raquel, me ha gustado el episodio . El villano de este día fue impresionante e impredecible , qué actor , me encantó ! Te daba dolor verlo, terror, e impotencia ;en segundos sus diálogos te llevaban de un lugar a otro , en verdad me fascinó su papel , espero vuelva a salir porque puso la piel de gallina .

    Y como mencionas finalmente ya hubo una conexión del presente con el futuro , la herida de Dinah, la separación de William con Oliver y Felicity (aunque queda la incógnita del porqué no volvió a tener relación con ellos). Y pensé como tú, probablemente los abuelos lo negaron a ellos, o le mintieron para que no los volviera a ver.

    Y ahora queda la incertidumbre del porqué no está Felicity presente ni Oliver en el futuro. El
    Final con la obvia noticia de Felicity embarazada da pie a la existencia de Mía y también del porqué a su incansable lucha por buscar respuestas sobre Felicity.

    Me gustó la salida de Curtis . Gracias por tu narración me encantó y tus celebraciones ( me incluyo)

    […] ha vuelto! Tras un pequeño hellatus, la serie vuelve recargando las pilas. Aún no en plena forma pero, desde luego, en el mejor camino […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *