El curioso caso de las series extranjeras

Las series extranjeras le producen cortes de digestión a la televisión española.

Así es, aunque sea un poco metafórico y raro, las series de fuera de nuestra frontera no suelen caer muy bien en la parrilla de España. ¿Por qué? Llamemos a Iker Jimenez a ver si él sabe…

Empiezan a ser incontables las series que han sufrido algún tipo de “maltrato” por parte de la cadena que las ha emitido en nuestro país. Desde hace dos décadas con el caso de Urgencias el cual nos comentaba un seriéfilo, pasando por Supernatural o American Horror Story, hasta llegar al más reciente caso de The Flash.

¿Por qué las series de fuera no le sientan bien a nuestra televisión? Parece como si la mayoría de grupos y canales no supieran manejarlas en condiciones. Para entenderlo todo mejor, quizá deberíamos “analizar” las diferencias entre series españolas y series extranjeras.

CAPÍTULOS

Por regla general las temporadas de las series españolas suelen rondar alrededor de los 10-13 capítulos. Dependiendo de la serie y de la temporada, algunas pueden tener más o menos capítulos. Traducido en tiempo, eso significa que la serie puede ser emitida en poco más de 2 meses. Perfecto para comenzar la temporada con el curso escolar, después del cambio de año, tras semana santa, en verano…

En cambio si cruzamos el charco, la mayoría de las series estadounidenses son de unos 20-25 capítulos aproximadamente. Al igual que en España, hay casos de series que tienen más o menos capítulos por temporada. El tiempo total de emisión sin “semanas vacías” sería unos 5-6 meses aproximadamente, pero USA cuenta con la peculiaridad (por suerte no del todo adquirida en España) de tener diferentes “parones” a lo largo de la temporada. Con lo cual el “tiempo de emisión” puede aumentar incluso en un par de meses más.

Como vemos la regla es que, el número de capítulos por temporada es el doble en USA comparado con España. Pero la forma de emitirlos también es diferente.

DURACIÓN

Al igual que las temporadas varían en números de capítulos, la duración de los mismos también varía.

En USA los capítulos de la mayor parte de las series rondan los 45 minutos. Con casos en los que la duración es mayor y, por supuesto, sin contar las sitcoms que tienen una duración aproximada de 20 minutos.

En España, la duración de los capítulos se encuentra entre 70 y 90 minutos en los casos más extensos. España no se conoce por hacer demasiadas series con el formato 45 minutos. Al menos no las de primer time.

Como se puede ver la diferencia entre ambas es notable, mínimo de unos 25 minutos. Más que lo que duraría un capítulo de sitcom.

CON TODA ESTA INFORMACIÓN

¿Cómo adaptarías tú, la emisión de una serie estadounidense a la parrilla española? Lo primero que vas a pensar del tirón, es en emitir 2 capítulos cada semana. Dos capítulos de USA suman unos 80-90 minutos, lo que viene durando uno de serie española.

Estupendo, ahí ya te has ventilado la serie en la mitad de tiempo que si emitieras uno semanal. Eso nos deja en unas 10-13 semanas. Fabuloso, las mismas semanas que se tardaría en emitir una temporada española.

¿Y a qué hora ponemos que comience nuestro capítulo? Pues las 22.30 es una buena hora, ¿no? Si le sumamos los 80-90 minutos de los dos capítulos nos ponemos en más o menos las 12 de la noche. Pero claro, tenemos que sumarle algo de publicidad, así que habría que poner unos cuantos minutos más.

Bueno, no se nos queda un resultado nada malo. Una temporada de 24 capítulos de 45 minutos, emitida en 12 semanas con un horario de 22.30 a 00.15 de la noche. De este modo el espectador no tiene por qué cansarse puesto que no lo estamos sacando de los cánones a los que está acostumbrado.

Ahora bien, eso es lo que tú y yo hubiéramos hecho, pero las cadenas no piensan igual. Por lo pronto, tiene como predefinida la idea de que “a la serie extranjera no le va a ir bien, así que quitémosla pronto de en medio”. ¿Qué significa esto? Que por lo pronto te voy a meter TRES CAPÍTULOS SEMANALES. Que haciendo nuestros cálculos como antes, durarían entre 120 y 135 minutos. ¡Dos horas de serie! Bueno vale, cuando algo te gusta, dos horas te puede resultar incluso poco. Pero… ¿va a empezar a las 22.30? Eh… eso es lo que pone en el anuncio (si, ese anuncio que va dentro de los 379 anuncios de cada corte publicitario). Después, entre lo que termina el programa anterior y te ponen los 10-15 minutos de corte publicitario de rigor… te pones en ¡las 11 de la noche! Eso significa, que la serie sin cortes publicitarios terminaría… um… ¡a la 1 mínimo!

¿Qué pasa, que en España nadie madruga al día siguiente? Porque estas series van entre semana. Muy bien que en este país llevamos unos horarios más tardíos que muchos otros pero… estamos hablando de que la cosa se nos alarga hasta las 1.30 de la madrugada. Que en verano incluso puede tener un pase, pero no, eso no lo ves en ningún sitio.

Ahora a todo esto vamos a sumarle que en las primeras semanas de emisión (sobre todo la primera) vamos a meterle poca publi. Ahí, que se enganche la gente para más adelante permitirme meter aún más publi. Oh, pero un pequeño detalle: la audiencia que está haciendo no me parece lo suficientemente aceptable. ¡Pero si está haciendo unos números excelentes! Me da igual, no la quiero. No es ella, soy yo.

Y de este modo comienzas a meter más publi. Y ahí tienes, tres capítulos entre semana, que acaban de madrugada. Pero bueno, tú como canal, la aguantas. La aguantas como el niño cabrón pesado de tu vecino que te ha traído para que se lo cuides un momento mientras va a hacer un recado. Lo aguantas, pero estás deseando de quitártelo de en medio. Y llega el último momento, cuando ya queda poco para que el padre del dichoso adorable niño venga a por él. Y oyes que a la casa de tu vecino ya ha llegado la madre, la hermana, el abuelo o el espíritu santo. Y se te abre el cielo. Y llevas al niño a la casa. Sin avisar. Con nocturnidad y alevosía. ¡Y que lo aguante otro!

Pues igual con la serie. Llega un momento en el que la cadena parece que dice: ¡no puedo más, tengo que largarla! Y de repente, una noche… te suelta un capítulo… te suelta otro… pensabas que solo sería dos pero te suelta un tercero… increíble pero ciero, aparece un cuarto… y cuando acuerdas te suelta un quinto capítulo, y ese quinto ¡ES EL ÚLTIMO DE LA TEMPORADA!

ESPERA UN MOMENTO. ¿A quién han avisado de que hoy se emitía el final de temporada? Y aún más importante, ¿¡qué horas es!? Pues siento decir que no han avisado a nadie de que hoy se emitiría el final de temporada, de hecho el rumor decía que en lugar de 3 capítulos emitirían 2 para dejar los dos restantes para la próxima semana. ¿Y la hora? Exactamente las 3 de la mañana. Vamos, que si cambias de canal te encuentras a Esperanza Gracia con sus horóscopos y a Sandro Rey y su “Bendiciones y buenas noches”.

     

Y descubres el pastel. Y te acuerdas del vecino. Y ahí está otra vez el niño porculero encantador. Y ahí está la cadena, devolviéndolo a su casa antes de tiempo. Sin avisar y con nocturnidad y alevosía.

Y tú, pobre alma descarriada, te quedas a verlo. Porque te has enganchado, porque te gusta la serie, porque estás muy a gusto en el sofá, POR LO QUE SEA. Pero también está persona que a las 2 dijo: no puedo más y el despertador suena pronto, me voy a la cama. Y se perdió el final de temporada. Ese que llevaba esperando más de 2 meses. Y también está ese otro, el que había programado un cacharrito para grabar los capítulos, pero como solo emitirían 2 o 3, pues el final de temporada no lo tiene grabado. Y se jode también.

¿Y ahora qué? Pues ahora lloras y pataleas, pero a la cadena le va a da igual porque ya ha despachado la serie y está libre de nuevo para contraprogramar a su principal rival. Ella solita se ha colgado la medalla y se ha puesto la corona de laurel típica corona de flores que les ponen a los caballos en las carreras.

Pero espera un momento, ¿qué va a pasar con la próxima temporada? Eso es ya otra historia…

(Visited 14 times, 1 visits today)

Autor entrada: Almu

3 thoughts on “El curioso caso de las series extranjeras

    Jose

    (3 septiembre, 2015 -1:38 pm)

    La solución es sencilla, ver las cosas por Internet. En mi caso no veo nada por tv salvo los Simpson y como mucho los deportes. Siempre estoy viendo series y películas descargadas previamente en HD, en el caso de ‘Flash’ ya la había visto hace meses en VO.
    Paso de adaptarme a una cadena de televisión, que la tv Se adapte a mi 😉

      EnfurecidaEstoy

      (3 septiembre, 2015 -1:56 pm)

      Solo hay que ver un poco nuestro blog y Twitter para saber como lo hacemos nosotros. Este artículo va dirigido a las personas que por los motivos que sean, ven las series en televisión =)

    […] de asco y vergüenza, pero tenia que haber pensado que lo iban a hacer de nuevo. Sí, señores. Antena 3 lo ha vuelto a hacer. Otro verano más y todos los seriefilos empezamos a perder la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *