Ciclo seriéfilo

El ciclo del seriéfilo: Cuando no hay ganas de ver series

La gente siempre dice la vida es un ciclo, como la economía, o como una montaña rusa, como tu cuenta del banco. Pero, entre tanto capítulo y capítulo, pues uno no observa ni escucha los viejos refranes. Uno no ve que puedes ser capaz de no tener, ni pizca, ni una mijita, una pereza absoluta de ver series.

Un poquito de ganas, ¿no?

El atardecer del seriéfilo, podemos denominar a este pequeño fenómeno, a veces cíclico, otras pues es un virus incurable que puede llevar al borde a más de uno.


Es un día normal, el sol sale, los pájaros pían, y se cagan en tu coche recién lavado, y así, chimpúm, tus series están acumulándose, y tu no tienes ganas de sentarte y ver lo que está pasando en la pantalla.

Te entiendo amigo, te entendemos todos. Es mentira que venga tu primo el del pueblo a decirte que estas loco. No lo estás. Sufres de atardecer seriéfilo (así queda como que más poético), y todos te entendemos.

Uno empieza despacio en este mundo, o empiezas pegándote un atracón porque te da bien el gusanillo, con una serie que te han recomendado. Otros, empiezan también así pero por curiosidad (recemos por todos aquellos que empezaron con Pretty Little Liars). Pero, por lo general, una vez cruzaron el umbral, ahí se quedaron.

Ese eres tú, tras haberte visto 8 temporadas de Smallville en dos días

Tu empiezas a tu ritmo, y cuando te das cuenta ¡BOOM! (Y no, no está aquí la guerra), te has plantado con tres capítulos que ver todos los días de la semana. De la noche a la mañana tienes que aguantar las puñaladas de los guionistas con bomberos, médicos, policías, tu seguro que hasta bichos observas.

Todas las series te dejan en vilo, no pegas ojo con los spoilers, con los cliffhangers, necesitas tus series.

Y así, como quien se come una lata de pringles, no quieres ver NADA.

Los bomberos te tienen hasta el gorro con tanta manguera, los médicos ya no saben decir otra cosa que no sea lupus, los policías no te dan asesinatos buenos. Y bueno, las series nuevas, todas ¡MEH!, no tienen suficiente mamarracheo, o no te gustan los actores, o todo es muy repetitivo. ¡NADA!

Tu vida seriéfila se ha ido al traste y tu no sabes que hacer. Escuchas a la gente hablar de tal serie, y del asesinato de pepito el de los palotes, y ¡HOSTIA PUTA EL FINAL DE MI PERRO ES PROXENETA! pero te da todo ¡IGUAL! ¡TE LLAMA MÁS LA ATENCIÓN LA TELETIENDA!

¡Mamá! Esto es lo más interesante que veo

Estás cansado de todo aquello en lo que se ha convertido el universo de DC, cabreado con los guionistas por matar a tus personajes, harto de llorar hasta doler por culpa de This is Us, y ya no puedes más con todo aquello por lo que Shonda hace pasar a su gente

Este no es el final del camino, esto es como «Los Sims», un día te pegas un atracón de 89 capítulos de hora y media, otro pues te ves tres capítulos solo, y así, como de la nada, ni la intro de una serie de netflix.

Ver series es algo que nos ha salvado a muchos de malos momentos, que ha arrojado luz cuando solo había oscuridad. El cast de Anatomía de Grey fue tu amigo durante muchos años y ahí va a estar cuando estés listo para regresa. No te preocupes, cuando tu vas, ellos siguen aquí, y cuando vuelvas, aquí seguirán.

Es normal que nos cansemos de estar aguantando un sufrimiento constante, somos humanos y caeremos con la misma piedra más de una vez pero no tiene siempre que ser en el mismo momento.

Esto es solo la caída libre de la vida seriéfila, la crisis de tus guionistas. Se fuerte, Seriéfilo, se fuerte.

Cuando quieras volver a casa, cual turrón, los bomberos seguirán apagando fuegos mientras se lían entre ellos, los policías tendrán más de un asesinato que resolver… Y todos se liaran entre todos, hasta los médicos y los mamarrachos.

Por muy lejos que te vayas, siempre habrá un guionista esperando para hacerte sufrir de la manera más cruel posible.

Por muy lejos que te vayas, la CW seguirá yéndose a pique, la NBC seguirá dándole amor a Dick Wolf, y Anatomía de Grey seguirá en pantalla.

Da igual donde vayas, lo oscuro que sea tu atardecer, que tus series siempre estarán ahí.

Bueno, tus series estarán ahí a no ser que las cancelen, o Netflix/ Amazon/ HBO las quiten de sus plataformas (Pero entonces, siempre nos quedarán los modos oscuros de toda la vida)


Oye, guapetes, ya que estáis por aquí, podéis mirar los próximos estrenos de la HBO para el mes de Noviembre, que los tenemos calentitos.

Y si tu problema es que no sabes que ver porque lo has visto ABSOLUTAMENTE TODO, pues te ayudamos, solo dale click aquí.

One thought on “El ciclo del seriéfilo: Cuando no hay ganas de ver series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: