12 campanadas, 12 series: El Descubrimiento de las Brujas

Cada segundo que pasa nos acerca más al 2019 y nos adentra de lleno en una época tan llena de luz – literalmente – como la navideña. Esta época no le gusta a todo el mundo pero nadie puede negar que hay una energía especial en las calles, llenas de luces, las empachosas películas navideñas y esos cansinos villancicos. Hay magia en el ambiente. ¿Y qué hay mejor que en una época tan como esta disfrutemos una serie llena de magia?. ¡Bienvenidos al Descubrimiento de las Brujas!.

“Empieza con la ausencia y el deseo. Empieza con sangre y miedo. Empieza con…el descubrimiento de las brujas”.

Así se nos presenta esta serie. La historia es puede parecer al principio algo cliché: bruja que reniega de sus poderes conoce a un chico guapo vampiro, se enamoran, ese amor desafía el orden establecido. Ambos, junto con sus familias, luchan por cambiar ese orden. ¿Quizás algo crepuscular también?.

Pero hay mucho más dentro de esa historia. La primera novedad es que todo gira sobre un libro que tanto vampiros, como brujas y demonios (sí, también hay demonios y molan mucho) desean y nuestra bruja protagonista, Diana Bishop, ha sido la única capaz de poner las manos sobre él en más de mil años.

Entre los vampiros que ansían ese libro – el Ashmole 782 o El libro de la vida – está Matthew Clairmont. Al principio su interés por Diana tiene que ver sólo con el libro. Pero pronto encuentra en ella lo que tanto ha buscado y ambos se enamoran completamente.

Juntos se enfrentan a los desafíos que sus propias familias y especies les colocan por delante. Matthew se ha labrado varios enemigos a lo largo de su vida y todo el mundo desea averiguar quién es Diana y el alcance de sus poderes. Al estar juntos, sus enemigos ponen toda su energía en destruirlos. No se van a detener ante nada ni tienen tampoco ningún tipo de escrúpulo. La tortura es una práctica aceptada para ellos.

Los villanos

Así, se nos presentan como antagonistas Domenico Michele, Gerbert d’ Aurillac – vampiros -, Satu, Gillian y sobre todo Peter Knox por parte del aquelarre de brujos. Todos ellos son enemigos por naturaleza pero no dudan en unirse para destruir a Mathew y Diana y así conseguir el poder no sólo de la bruja si no del manuscrito que tanto ansían.

De hecho, la historia de estos personajes con nuestros protagonistas va mucho más allá del poder. Es personal. Domenico y Gerbert tienen un pasado con Matthew que aún no terminamos de comprender. Ambos tienen envidia de la influencia de la familia de Clairmont dentro del mundo de las criaturas sobrenaturales. Ansían aplastarlos a todos.

En cuanto a Peter Knox y sus aliadas Gillian y Satu, él siempre ha ansiado conocer el alcance del poder de los Bishop. Tanto, que ya hostigaba a los padres de Diana cuando ella era una niña. Peter siempre ha sabido que Diana era especialmente poderosa y ha temido que ella pudiera destruir el orden establecido en el mundo de las criaturas a la vez que ansiaba para sí esa clase tan grande de poder y de control.

La Congregación

El orden en el mundo de las criaturas viene establecido por la Congregación, todos nuestros antagonistas son miembros de ella, junto con el hermano de Matthew, tres demonios y otras dos brujas. Es una especie de asamblea con representación de todas las criaturas que promete guardar la paz dentro de su mundo. Pero hacen todo lo contrario.

La Congregación se rige por acuerdos alcanzados hace miles de años. Y esos acuerdos, como no podía ser de otra forma, son muy anticuados. Esconden una base de racismo y de miedo a lo desconocido, junto con una superioridad subrepticia del aquelarre de brujos sobre las demás criaturas. Una de sus reglas es que el amor entre especies está totalmente prohibido. ¿Adivináis qué es lo que sucede con nuestros protagonistas?.

Pues pasa exactamente eso. Está norma de la Congregación hace que las criaturas puedan perseguir a Matthew y Diana por sus propios fines con la excusa de que están quebrantando las normas de su mundo.

Familia y misterio

Tanto el vampiro como la bruja tienen su propia familia que, a pesar de la desconfianza inicial, apoyan su amor contra la Congregación. Pero el quid de la cuestión está en los que no están. Los padres de Diana fueron asesinados cuando ella era una niña. Los humanos los mataron por ser brujos y eso hizo que ella negara su propia magia. Pero la magia la acabó encontrando.

Con el paso de los capítulos descubrimos que quizás hay mucho más en esa historia de lo que Diana ha creído. Y también averiguamos lo poderosos que eran sus padres y que ellos también llamaron la atención de la Congregación, con todo el peligro que eso conlleva.

Los personajes

En esta serie los personajes son atrayentes. Matthew es un chico misterioso y protector y eso nos vuelve loc@s. Está lleno de secretos, de contención en sus sentimientos…sumido en la oscuridad. Pero todo cambia cuando aparece Diana. En cuanto a ella, no es la típica chica torpe y sumisa. Es valiente, decidida, inteligente y fuerte. A lo largo de los capítulos se va descubriendo a sí misma a la vez que a su magia y a su relación con Matthew.

Por supuesto, los secundarios complementan perfectamente a los protagonistas. Cada uno tiene su propia historia que contar. Y todos los personajes, tanto secundarios como protagonistas, son complejos. Vemos de ellos sus partes buenas, pero también sus sombras, incluso sus prejuicios.

Diversidad y moraleja

Es una serie adaptada a nuestros tiempos. Eso significa que tiene, y damos gracias a eso, mucha diversidad. Vemos por ejemplo a las tías de Diana. Son una pareja lésbica e interracial – Sarah y Emily – y la han criado desde que sus padres murieron. A través de ellas, descubrimos los tabúes e injusticias a las que se tuvieron que enfrentar.

Además, el racismo que hay entre especies, aupadas por la Congregación, no deja de parecer una moraleja del racismo que, lamentablemente, existe aún hoy en día. Todos tienen prejuicios, miedo a sus semejantes, se consideran por encima…pero Diana y Matthew les demuestran que están totalmente equivocados. No son distintos, son iguales y deben luchar unidos. Deben permitirse vivir sus vidas como deseen, amar a quienes deseen y convivir entre ellos dejando el racismo y los recelos atrás. En la serie vemos reflejado eso cuando brujas, vampiros y demonios se unen en apoyo de nuestros protagonistas, empezando a luchar contra el mundo que la Congregación ha establecido. ¿Lograrán un cambio?

Libros y serie

¿Lo mejor de todo esto? Este pasado noviembre la serie fue renovada por dos temporadas más. Además, está basada en la triología “Todas las almas” de Deborah Harkness, así que si los 8 episodios que componen la primera temporada no son suficientes para vosotros, podéis disfrutar leyendo los libros y averiguando cómo continúa esta apasionante historia.

¿Por que tenéis que verla?

La serie es una mezcla entre magia, aventura y amor. Este año se cumplía el décimo aniversario del estreno de Crepúsculo y todo lo que ese universo empezó (una cantidad ingente de series y libros sobre vampiros), y está historia tiene ese algo más que hace que os vaya a gustar tanto a los que adoraban esa saga como a los que la odiaban. ¡Los vampiros vuelven a estar de moda!.

¡Felices fiestas a todos y que tengáis un 2019 lleno de magia!.

Autor entrada: Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *