Cuidado: las “CHICAS BUENAS” están de vuelta

Después de una larga espera en la que ni las uñas de los pies se han librado de ser mordidas ante esta agónica cuenta atrás, al fin podemos decir que las protagonistas de Good Girls están de vuelta con una segunda temporada. Estreno, nueva temporada, serie… Pues sí, chica, allí que hemos acudido corriendo, cuál influencer repartiendo gafas de sol por el tercer mundo.

Hoy no venimos a hacerte una señora review sobre el regreso de una de nuestras series preferidas sino a hablarte de su muy necesaria trama y, de paso, comentarte (sin spoiler alguno, para tu tranquilidad) como hemos vivido este comienzo de temporada que tantas ganas teníamos de devorar sin piedad alguna.

Imagen relacionada

¿Qué es Good Girls y por qué es tan necesaria en el panorama seriéfilo actual? AMIGO. AMIGA. Yo no sé vosotros pero yo estoy hasta el papo moreno de que los malotes de la historia siempre sean los protagonistas masculinos. ¡Una serie más donde los chicos son los criminales y me rapo el pelo para posteriormente liarme a paraguazos con todo lo que se me cruce como ya hizo cierta popstar!

Siempre son ellos los que se ven involucrados en situaciones turbias mientras que las chicas permanecen en un segundo plano: bien frágiles y vulnerables ante la mala vida de sus maridos. ¡Hasta luego Maricarmen a los tópicos! Con la llegada de Good Girls las tornas han cambiado y ahora son ellas las que se ven envueltas en situaciones de lo más peligrosas. Que Gaga nos pille confesadas.

Resultado de imagen de good girls serie

Si eres un guionista de Hollywood con ciertos problemas evidentes de misogínia y has llegado hasta aquí, enhorabuena, sin esperarlo vas a llevarte una lección de vida: las mujeres protagonistas de las series sirven para algo más que para ser animadoras o la novia florero de un exitoso jugador de rugby. ¡Sorpresa! Que está bien tirar de tópicos un poquito pero nena: lo poco gusta y lo mucho cansa (refrán que nunca aplicaría al consumo de las croquetas de mi abuela porque gurl what a delicia).

Su creadora Jenna Bans, que ya trabajó en Scandal, nos cuenta la historia de Beth, Ruby y Annie, tres madres que por diversas circunstancias se encuentran pasando por un pequeño bache económico y necesitan conseguir dinero lo más pronto posible. ¿Y de qué manera? Organizando un pequeño atraco en el supermercado de la zona. ¡Digo, colega! Aquí no nos andamos con chiquitas.

¿Y ya está? ¿Eso es todo? ¿Un atraco? Pues no, chica. Ese momento es solo el desencadenante de todo el lío que viene después porque sí: la bola de nieve si va haciendo más y más grande conforme van pasando los capítulos y jamás sabes qué será lo siguiente. Atracos, sicarios, armas, blanqueo de dinero y comedia, porque si no hubiese humor estaríamos viendo una heterada cualquiera creada por un señor que seguramente huela a desodorante de chocolate, whisky y puros desde las ocho de la mañana.

Imagen relacionada

Con esta primera temporada de infarto todos creíamos que la cosa no podría ir a más, ¿no? Pues una mierda como un piano nos hemos comido. En esta nueva entrega hemos podido comprobar personalmente que tanto la tensión como el cariño que le tenemos a este trío protagonista ha resultado estar intacto de cara a los nuevos capítulos de la serie. ¿Pero todo, todo, todo, continúa igual? Pues no, chica, porque esto es un movidote bien guapo que se va enredando cada vez más.

No podemos contaros demasiado porque hemos jurado sobre la capa de Supergirl que no habría ni un solo spoiler por aquí pero digamos que los negocios turbios continúan creciendo y nos estamos metiendo ya en terrenos de muertes por encargo y todo el tema que te quema, o sea, que ojo cuidao, porque con estas señoras al mando cualquier cosa puede suceder.

Desde Seriéfilos Enfurecidos te animamos a echarle un ojo a Good Girls y que nos cuentes a través de nuestras redes sociales tu opinión sobre la serie, la trama, sus protagonistas… Chica, lo que te salga del parrús, vaya.

Autor entrada: Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *