Cuando cambiar no es tan bueno (parte 2)

Si hace un par de semanas decía que cambiar era bueno, tendría que recalcar que siempre hay excepciones. Como con todo en esta vida. Porque sí, cambiar y evolucionar nunca está de más, pero no siempre puede salir bien. Yo a esto lo llamo el “efecto Britta”, en un rato diré por qué.

Es ese momento en el que un personaje, por la razón que sea, cambia hasta el punto de no ser reconocible, pero para mal. Ya sea por el guión, por supuestas riñas internas, o por lo que sea, ese personaje que tanto querías es alguien totalmente diferente. Y es cuando cambiar no es tan bueno.

Britta Perry, ‘Community’

Cuando ‘Community‘ empezó allá por el 2009, Britta era la chica inteligente, guay, misteriosa e incluso rebelde. A Britta se la presenta como una persona capaz, y sobre todo, como interés amoroso. Sin embargo, capítulo tras capítulo, Britta fue cambiando. Porque la mujer independiente y con cabeza acabó convirtiéndose en una cabeza hueca pasada de vueltas.

En definitiva, era una persona totalmente diferente. Algo que además mencionan en la comedia. Si bien era interesante ver un personaje femenino actuar de este modo (que suele darse más en personajes masculinos), ya no era la misma Britta. Seguía funcionando en la serie, y seguía haciendo gracia, pero el cambio fue absoluto y había momentos en los que llegaba a sobrar, sin tramas demasiado fijas. Una pena.

britta perry 'community'

Quinn Fabray, ‘Glee’

Glee no es conocida por su constancia ni mucho menos. Y este personaje lo meto aquí con calzador, pero como queja hacia Ryan Murphy. Porque Quinn, mi pobre Quinn, las pasó canutas. Embarazo adolescente, sus padres la echan de casa, la dejan mil veces, su icónica época con el pelo rosa, accidente de coche, acabar en silla de ruedas… Quinn vivió mil vidas.

Cada temporada nos mostraba un personaje que estaba claro que los guionistas no sabían reconducir. Porque el problema es que Dianna Agron supo humanizar al personaje y por lo visto, a Ryan Muphy no le gustó. De ahí todos los cambios. Lo mejor que le pudo pasar fue marcharse del McKinley, y entonces Quinn vivió feliz y comió perdiz, como se merece.

quinn fabray 'glee'

La mayoría de los personajes de ‘Jane the Virgin’

En la anterior parte comenté como Petra acabó como uno de los personajes favoritos de la serie. Sin embargo, este no fue el caso para todos los personajes. Jane acabó siendo repetitiva hasta el punto en el que te llegaba a dar igual lo que le sucediera. La abuela de Jane cambió hasta el punto en el que deseabas no tener que verla. Rafael tuvo 1231 cambios. Al final de la serie, eran personajes que o bien habían cambiado a peor, o te daban igual y solo querías cambiar.

'jane the virgin'

Jim Hopper, ‘Stranger Things’

Si lo habían hecho muy bien con Steve, con Hopper lo hicieron mal. En la tercera temporada de la serie, convirtieron al héroe en un hombre iracundo, inseguro, celoso y controlador. Por favor, Joyce no te debe nada, déjala en paz. Por supuesto, todo enmascarado tras toques “cómicos” y chistes. Esperemos que la cuarta temporada nos de un Hopper que no grite tanto.

jim hopper 'stranger things'

Danny Castellano, ‘The Mindy Project’

¿Os acordáis de ‘The Mindy Project‘? Porque yo sí. Danny había empezado como un hombre orgulloso y serio, que parecía calcado de un libro de Jane Austen. Sobre todo porque poco a poco consiguió empezar a abrirse y mostrarse más simpático (y empático). Hasta que dejo de ser así. Antes de su marcha de la serie (para que su actor trabajara en otros proyectos), el personaje volvió a dar un vuelco. Exigiendo que Mindy dejara su trabajo, el cual le encantaba, y se centrara en solo tener una familia. Un bajonazo después de una gran evolución del personaje.

danny castellano 'the mindy project'

El final de ‘Cómo conocí a vuestra madre’

Nunca fueron perfectos, especialmente Tedd al cual no aguanto. Sin embargo, la serie consiguió mostrar como todos habían madurado con los años de forma muy orgánica… Hasta el final, donde toda la evolución se fue al traste. Robin y Barney se divorcian (aún cuando toda la última temporada se centró en su boda), y Robin acaba con Tedd. Porque la única razón por la que cuenta la historia, en el que su mujer ya muerta solo aparece 7 segundos y medio, era para que sus hijos le dieran su bendición. Una vergüenza. A sus hijos no les parecerá mal pero a mi sí.

'como conoci a vuestra madre'

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.


¡No te pierdas nada!

Síguenos en nuestras redes y échale un ojo a todas las novedades. Recordad que podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Andrea de Lera

Filóloga inglesa por vocación. Ver pelis y series, emocionarme sola, y escribir sobre ello, por pasión. Todo empezó con mi abuela poniéndome películas de Lina Morgan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuando cambiar no es tan bueno (parte 2)

de Andrea de Lera Tiempo de lectura: 3 min