Arrow 7×04: Cruzar la linea

¡Arrow ha subido el nivel esta semana!. Tras el episodio plagado de errores de la semana pasada, este capítulo nos ha mostrado que a veces es necesario cruzar la línea de la moral para hacer justicia y cada uno de nuestros protagonistas se ha enfrentado a esa disyuntiva. ¡Vamos a comentarlo todo!. 

AVISO SPOILERS SI NO HABÉIS VISTO EL 7×03 NO SIGÁIS LEYENDO Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 13 DE NOVIEMBRE A LAS 22:50 EN SYFY

A veces tenemos que cruzar la línea por una buena razón. A todos nos ha pasado, estar entre esas dos decisiones…y tener que arriesgarlo todo. Este episodio explora esa situación en todos los personajes, sobre todo en Oliver, Lyla y Felicity. Y el principio no podía ser mejor, intercalando escenas de Oliver y Felicity buscando su propia forma de justicia. Ambos luchando por un mismo fin: estar juntos y acabar con quien amenaza su vida en común. 

La primera escena no puede ser más brutal. Vemos a Oliver con un cuchillo ensangrentado en la mano y con guardias heridos a sus pies. Después de recuperarnos de la impresión, el episodio nos muestra por qué y cómo hemos llegado a esa situación. Y no tiene desperdicio. 

A raíz de que el oficial York haya sido despedido , Brick decide cumplir su parte del trato (o al menos fingir) y le dice a Oliver que un hombre llamado Demon es con quien quiere hablar sobre Díaz y el ataque. Pero, como no podía ser de otra forma, todo es una trampa. Y el Tigre de Bronce espera a Oliver para matarlo. 

Sigo pensando que no tiene sentido que Oliver siga las órdenes de Brick pero vamos a seguir aceptando pulpo como animal de compañía y vamos al meollo del asunto. Una vez que Oliver, en una escena de lucha maravillosa, obliga a Tigre a llevarlo con Brick. Él está dispuesto a matar a Tigre, aunque salvó al desagradable guardia.

Oliver no ve a Tigre más que un criminal y, por ello, merece morir. Es entonces cuando el y Tigre de Bronce tienen una interesante conversación. A través de sus ojos, vemos que nada es tan blanco o tan negro en esta vida. Tigre de Bronce es un criminal, pero lo cierto es que salvó a Lyla de una muerte segura. ¿Eso hace que todas sus malas acciones se olviden o perdonen?. Por supuesto que no, pero aquí Tigre de Bronce le está reprochando a Oliver que se crea mejor que los demás. Que él marque la línea de la moral. Para Oliver, siempre ha sido ese blanco y negro con los demás. 

Sin embargo, para Tigre de Bronce no hay diferencia entre el y Oliver. Ambos han terminado en la cárcel, como criminales y ambos han matado y salvado vidas debido a ello. Es aquí donde nos tenemos que preguntar si Tigre tiene razón. ¿Por qué Oliver es distinto a Tigre o a cualquiera de los que están ahí (y de los que no)?. 

Esta doble moral de Oliver se ha tratado de diferentes formas a lo largo de la serie y, tras todos estos años, creo que se ha visto claro que lo que hace la diferencia es el corazón de Oliver. Él ha matado cuando ha tenido que hacerlo y sin compasión, es cierto. Pero nunca ha disfrutado con ello. Siempre se ha culpado por cada muerte. Cada vez que mataba algo se desgarraba dentro de él. Es como un pequeño arañazo, casi no se nota pero está ahí…y escuece. Y siempre ha sido por un bien mayor. Ha tenido que cruzar la línea por una buena razón. Ha tenido que elegir.

Ahora, en la cárcel, desde el otro lado de la historia, Oliver se está dando cuenta de que a veces, se cometen crímenes por una buena razón, como él mismo ha hecho y eso no significa que sea alguien malo y merezca ser castigado. ¡Atención, chic@s! Esto es progresión de personaje. Desde el principio, Oliver se ha sentido culpable por lo que era, en lo que se había convertido. Al igual que siempre pensó que merecía un castigo por ello, la soledad concretamente. Ha ido avanzando poco a poco hasta llegar a darse cuenta de que merece ser feliz pero…se entregó al FBI sin decírselo a nadie. 

Lo que hizo fue un sacrificio por todos los que ama, sí, pero también, una pequeña parte de todo fue para pagar por sus propios crímenes. Porque era lo que pensaba que merecía. Él también se ha hecho la pregunta de si era diferente a todos los criminales que atrapaba. Y ahora se está dando cuenta de que sí es diferente y no merece estar donde está.

Al final de todo esto, Oliver ha tenido que volver a cruzar la línea para conseguir lo que desea. Volvemos a cómo empezamos el episodio y descubrimos que Oliver hirió a todos esos guardias para que lo enviaran al Nivel 2 donde está “Demon”, sabe que es la única forma. Lo arriesga todo jugándoselo a una carta. 

Esto abre interesantes posibilidades porque Oliver va a correr mucho más peligro en ese nivel y está claro que las luchas y la angustia de ver a Oliver ahí encerrado va a subir bastante de nivel, haciendo esta historia más interesante e impidiendo que se estanque. 

Otra cosa a tener en cuenta es ¿quien puede ser “el demonio”? Alguien muy cercano a Díaz, eso está claro, quizá lo hayamos visto antes, pero no se me ocurre quien puede ser. ¿Tenéis alguna teoría?. 

Por otra parte, sigo pensando que Oliver se escapará tal y como hiciera Edmundo Dantés en “El conde de Montecristo”. Desde luego, va a salir de ahí y no a través de la morgue.

Mientras tanto, Felicity también tiene que cruzar la línea para atrapar a Díaz. Y esto trae interesantes reflexiones respecto al personaje. Ella va a por Watson y le deja claro que el trato que hizo con Oliver le ha jodido la vida. Ha hecho que perdiera todo, su marido, su hijo, su familia, su vida, todo. Es hora de que ella la ayude. 

Watson se niega al principio – de verdad, no entiendo por qué debe convencerla y el FBI no tiene como prioridad a Díaz después de todo de lo que es capaz – y ni siquiera cuando Felicity le pide que le deje entrar lo hace. Es en este momento cuando Felicity lanza otra de esas verdaderas que la hemos visto decir en este episodio: “mi marido pasó los últimos 6 años luchando por las personas de esta ciudad, arriesgándolo todo y ahora es él quien está en prisión mientras ese monstruo camina libremente. Eso no es justicia”. ¡Bravo! ¡A sus pies, mi reina!.

No se han dicho palabras más ciertas nunca jamás. Creo que nos representa a todos. La rata de Díaz está en la cárcel mientras que Oliver ha arriesgado todo por los desagradecidos ciudadanos de la ciudad y está encerrado. Watson sigue sin ceder…ella piensa que el modo legal es el ideal y sigue despreciando lo que ha hecho Oliver siendo GA.

Es entonces cuando todo cambia. Felicity no duda en cruzar la línea y roba datos del FBI junto con la ayuda de René. Al final, Watson y Dinah se unen a ellos y van a por Díaz. Durante la misión – que me ha encantado, por cierto – el tablero de juego se invierte. Y vemos los cambios de los personajes. 

Watson y Felicity tienen una interesante conversación en la que Watson pone de manifiesto que aunque el sistema tenga sus fallos, es lo correcto a hacer. Sin embargo, Felicity opina que es injusto y que hay que ir más allá porque el sistema no funciona. De hecho, esta mentalidad se ve clara cuando Felicity es la artífice del secuestro de Silence, actuando a espaldas del FBI – con las consecuencias que eso tiene para Watson. 

Hay que analizar esto. Al principio de la serie, veíamos a Felicity tener una moralidad muy clara. Fue ella quien le dijo a Oliver que había otra forma de hacer las cosas que no fuera torturando y matando. Poco a poco, ella entró en ese mundo donde se dio cuenta de que, a veces, hay que utilizar medios poco ortodoxos en la vida que llevan. Los usó sobre todo en la temporada 5 con Helix. Pero es en este momento, cuando Díaz se lo ha arrebatado todo que esa brújula moral de Felicity desaparece. Cruza esa línea que Oliver cruzó hace mucho.

Felicity está entrando por un camino oscuro para salvar a su familia. Es realmente interesante este cambio de dinámica para Felicity. Un giro a la oscuridad cuando ella es todo luz en pos de recuperar a su familia. Por los que ama es capaz de todo, igual que Oliver, ya lo ha demostrado en varias ocasiones y esta no es la excepción. La pregunta está ¿se perderá ella en el proceso?. Por supuesto que no pero su camino va a ser oscuro por un tiempo. 

Es algo lógico, a Felicity ya no le queda nada y es más, tiene síndrome de estrés post traumático. Ella misma reconoce ante Watson que cada vez que oye un portazo, algo que no está bien, salta. No es sólo que le hayan arrebatado todo lo que ama, si no que no se siente segura…ya nada será lo mismo. La han…roto. Y debe luchar por reconstruir los trozos de sí misma y de su vida. La forma de Watson es todo muy bonito, muy idílico…pero es una utopía. Con Díaz ese no es el camino.

Es algo de lo que Watson se da cuenta. Al final, ella decide poner su carrera en riesgo y unirse a Felicity porque encuentra razón en sus palabras. Lo pierde todo pero no se arrepiente. Sabe que era la opción correcta. Puede que para otros el sistema funcione…pero no para Díaz. 

Es por eso que nos encontramos con un cambio de mentalidad en Watson y un camino oscuro de Felicity. Watson empieza el episodio negada a ayudar a Felicity y de alguna forma creyendo que fue un error de su parte mezclarse con Oliver y su vigintalismo y termina diciendo que ni el ni ella merecen por lo que están pasando. A pesar de ser vigilantes, se ha dado cuenta de que son buenas personas y solo quieren el bien.

Felicity, por su parte, es capaz de todo, incluso de haber perjudicado a Watson como daño colateral, para ir a por Díaz. De hecho, la cara de Felicity cuando Watson le dice que es una buena persona lo dice todo. Ella necesita justicia, tal y como le dice a Watson, las cosas como están ahora es lo contrario a justicia…y va a hacer todo lo necesario hasta conseguirla.

Felicity no está solo devolviendo el golpe, está quemando el maldito mundo hasta reducirlo a cenizas. ¡Y me encanta!.

Nunca pensé que querría que Watson se quedará algo más…pero lo quieres. Ha sido una despedida triste. El personaje nos ha dado muy buenos momentos sobre todo en este episodio y además se quedan cosas en el tintero con ella. La echaremos de menos.

Mientras tanto, Diggle, Curtis y Lyla se pierden toda esta acción debido a una misión de ARGUS en Suiza. Diggle y Lyla se infiltran en un banco de alta seguridad. Y pronto Curtis descubre que los datos de la operación fueron robados…por Lyla. 

Es aquí cuando Diggle me decepciona…otra vez al no darle el beneficio de la duda a SU ESPOSA. La acusa de mantener secretos y de estar haciendo algo turbio. Eso a Lyla – y a mí – le duele porque la conoce la suficiente como para no pensar algo así. Es increíble que lo piense. Él debería saber que todo lo que Lyla haga es por una buena razón. Y lo es, ARGUS está corrupto y para averiguar más Lyla cruzó una línea. 

Aquí Diggle se pone como referente en cuanto a la moralidad pero Lyla, tal y como ella le dice, no hace más que lo que él estuvo haciendo como Spartan: luchar fuera de la ley. No puede reprocharle algo así, no cuando él se dedicaba a eso. A veces, se debe cruzar esa línea entre lo moral y lo inmoral para poder conseguir justicia. Y es interesante que Diggle rechace esa idea ahora. Su vida se ha basado en ello pero, de nuevo, vemos a un Diggle refugiándose en algo seguro para él: él ejército, seguir órdenes. 

John está un poco perdido. Durante 6 años ha sido una brújula moral para Oliver. Lo guiaba, lo ayudaba…pero Oliver no lo necesita de esa forma más. Entonces…¿ahora qué? Diggle ha optado por refugiarse en ARGUS. Es una opción prudente e incorrecta, puesto que su otra familia lo ha perdido todo y él no los está ayudando a recuperarlo pero quizá comprensible. Es como si…Diggle estuviera cayendo y Oliver, cuando recupere su vida, sea esa brújula moral que Diggle ha sido para el. Ahora es Diggle quien lo necesita porque debe encontrarse de nuevo a sí mismo.

Dicho esto, si es cierto que Diggle tiene razón en que Lyla debería de habérselo dicho todo. Fuera de ARGUS, son marido y mujer y juntos son mejores que en solitario. Por eso me encanta cuando Diggle le pide perdón a su mujer, se ha dado cuenta de que no estuvo bien nada de lo que hizo o dijo. Y le pide que lo incluya la próxima vez, no sólo la apoya si no que quiere ayudarla. En este momento nos empezamos a reencontrar con el Diggle que conocemos, con el que amamos. Creo que es el principio de encontrarse a sí mismo. 

Por cierto, ver a Dyla como padres es maravilloso y súper tierno. Echo de menos a Sara pero el pequeño es un amor. Ese es el futuro de Olicity (guiño, guiño).

En otro orden de cosas, ¡Felicity vuelve a ponerse el anillo de casada!. Me ha emocionado mucho ver que nada más ha podido hacerlo, ha recuperado su anillo. Es el símbolo de su relación con Oliver y todo lo que la une a él. En este momento más que nunca necesita sentir esa conexión y recordar la razón por la que está luchando. De hecho, la vemos jugar con el anillo varias veces. Un gesto de nerviosismo y, a la vez, algo que le recuerda el por qué debe hacer lo que está haciendo. Es un paralelismo con el gesto de Oliver de mirar la foto de Felicity y William. El también está recordando por qué lucha, lo que le espera cuando todo termine. Estos paralelismos me dan la vida.

Además me ha emocionado mucho que reconociera a William como su hijo. Es lo que es para ella, forma parte de su familia, sin ninguna distinción. Emociona ver la maravillosa relación que tienen ambos.

René es el único de todo el NTA que se está ganando mi perdón, incluso más que Diggle. Y mira que me entristece que eso sea así (aunque sea por el momento) pero él, aunque ha tenido sus reservas, está dispuesto a ayudar a Felicity en todo lo que necesita, incluido colaborar con el FBI. Es el único que la está apoyando y luchando de verdad a su lado. Es más, tienen la misma prioridad en cuanto a Díaz. Mi indulto a su personaje se extiende una semana más. 

También añado a Dinah a esta mezcla que, a pesar de no estar de acuerdo y ser bastante reticente, al final ha aceptado. 

Dicho esto, ella está demasiado convencida de que “el camino de los vigilantes” no es el camino. Pero no se cúal piensa ella que es, porque está claro que intentar ir a por Díaz como policía rasa y todo por lo legal no funciona. No con alguien así. Hay que cruzar la línea.

En cuanto a Curtis, le sigo guardando rencor por lo de la semana pasada, no os lo voy a negar. Y siento que el personaje se ha quedado como un intento de reemplazo de Felicity ahora que ella está concentrada en lo que todos deberían: acabar con Díaz. Lo cierto es que no le llega a Felicity ni a la suela de los zapatos. 

Díaz es el peor villano de la serie con diferencia. Ahora ha robado un arma biológica y a saber lo que piensa hacer con eso. El problema es que quieren ponerlo tan poderoso que no llega a ser creíble. Y la forma en la que se droga…ningún villano lo ha necesitado para ir a por Oliver. Si la base de un villano falla como en este caso, mal asunto.

Además en cada escena en la que sale hay como un silencio expectante para hacer la escena más interesante y meterle una tensión que no existe porque al villano no hay por dónde cogerlo y menos después de haber visto a un verdadero villano como lo era Promy. Pero, en fin…estoy deseando que llegue el día en que desaparezca. 

Las escenas de lucha son ¡brutales! Oliver en la cárcel nos ha traído a un Oliver que nos recuerda en sus métodos y movimientos al Oliver de la temporada 1. Creo que no puedo destacar una lucha por sobre otra, toda las luchas de Oliver en la cárcel son auténtico oro. 

CONCLUSIÓN 

Este episodio nos trae un giro enorme para varios personajes. Un giro del que ya no hay vuelta atrás. Además, poco a poco vamos volviendo a una Star City donde los vigilantes vuelven a aparecer como antes. La moralidad y la emoción han sido los pivotes centrales de este capítulo y la reacción de los personajes es tan dispar como clarificadora. 

Por supuesto, como ocurre siempre, cuando OTA es El Centro del episodio la calidad sube y se muestra por qué Arrow sigue donde está tras 6 años de aventuras. En definitiva, el episodio nos deja con muchas ganas de más y un buen sabor de boca.

Y hasta aquí la crítica del 7×03. ¿A vosotros qué os ha parecido este episodio?. ¡No dudéis en comentármelo!. Nos leemos la semana que viene con la crítica del 7×04 “Level Two” y recordad que podréis ver este capítulo el 13 de noviembre a las 22:50 en SYFY

Por Raquel.

(Visited 313 times, 1 visits today)

Autor entrada: Raquel

2 comentarios sobre “Arrow 7×04: Cruzar la linea

    Donna

    (30 octubre, 2018 -8:20 pm)

    Raquel, vemos las cosas igual. Fue un excelente capítulo, cada personaje en una trama interesante. Donde va tomando forma la situación de cada uno de ellos.

    Oliver y Feliciy viviendo la misma guerra pero un lugar diferente y con la misma meta, “su Familia”. Y como bien dices, Oliver dio tanto de su vida por el bien de una ciudad y perdió lo que más valía la pena y ahora está dispuesto a luchar por ello.
    De la misma manera Felicity, siempre prudente, siempre creyendo en la justicia y la ley y se da cuenta que también lo ha perdido todo creyendo en lo que era justo y ahora está dispuesta y ahora como Oliver está dispuesta a luchar por ello.
    Ambos peleando por lo mismo, viendo las cosas desde una perspectiva diferente que los une más como esposos aunque ellos no lo estén conversando entre ellos ni poniéndose de acuerdo.

    Y René se ganó muchísimos puntos perdidos, incondicionalmente está con Felicity, respaldándola y apoyándola y vale oro porque justo ahora es cuando ella necesita de ese alguien.

    Sobre Diggle, aunque duele su reacción. Al mismo tiempo me encanta en la trama en qué está por que de alguna manera él mismo está poniendo en la báscula lo que realmente vale, la lealtad más que cualquier otra cosa, y sus temores que quizá siempre estuvieron ahí están siendo enfrentados ahora, como cualquier ser humano.

    La conexión que surgió entre Watson y Felicity me encantó, lástima que ella se va. Pero fue una manera preciosa de cerrar una personaje bueno y de dejarlo abierto para algún otro episodio futuro.

    Tristemente sigo pensando como tú sobre Curtis, me parece que no tiene mucho sentido su personaje y si sale o no, hasta ahora no tiene relevancia para mi.

    Muy buena tu narración de este capítulo, lo disfruté como el ver el capítulo.

    […] Arrow volvía tras una semana con un episodio realmente bien construido, donde los conflictos emocionales de los personajes han avanzado, preparándonos para lo que viene y mostrándonos lo que están dispuestos a sacrificar cuando no tienen nada que perder, además, los misterios han estado a la orden del día. Han sido bastante inteligentes en balancear las tramas para mantenernos enganchados sin avanzar demasiado en las tramas principales. ¡Vamos a comentarlo todo! […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *