Supergirl 5×09 Review: Crisis on Infinite Earths: Part One

¡Bienvenidos a Crisis! Después de tanto tiempo de preparación, la Crisis ya está aquí y el crossover llegó. «Crisis on Infinite Earths: Part One» nos introduce de lleno en esa Crisis de la que tanto hemos oído hablar, en una carrera a contrarreloj para salvar Tierra 38 en medio de necesarias conversaciones entre personajes, conflictos emocionales, despedidas y un final sorprendente que lo cambia todo. ¡Vamos a comentarlo todo!

AVISO SPOILERS NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS VISTO EL CAPÍTULO 5×09 DE SUPERGIRL 

Lyla, como el heraldo de Monitor, empieza a reclutar a todos los héroes una vez que la Crisis da comienzo. Al principio, vemos la repetición de una de las mejores escenas entre Oliver y Mia que nos ha vuelto a emocionar. Para no repetirnos, podéis leer el análisis de la escena completa aquí

Una vez que todos están reclutados, creo que es importante destacar cómo se presenta Mia ante los demás héroes. Ella dice literalmente «soy la hija de Oliver». ¿Recordáis cuando no hace mucho se presentaba como Mia Smoak, la hija de Felicity? Ni el nombre ni el apellido de su padre aparecían por ningún sitio, se presentaba sólo como la hija de Felicity. Desde entonces, hemos recorrido un largo camino entre padre e hija. 

Al principio, Mia estaba furiosa con su padre y el negarse a usar su nombre y su apellido era una expresión de esa furia, como un muro interpuesto. Para Mia, Oliver la había abandonado y si él no la quiso como hija, ella no lo quería como padre. Sin embargo, ahora Mia lo entiende. Comprende el sacrificio de su padre, el dolor que eso le causó a él…y entiende cuánto la quiere. Esa comprensión hace que Mia deje atrás su rencor y pueda aceptar en su vida a su padre,. Lo que se refleja en la forma en la que se presenta. 

Después de ponernos tan intensos emocionalmente, vamos a reírnos con las caras de Oliver y Mia cuando alguien – otro más – le reprocha a Oliver que no tenía ni idea de que tiene una hija. Esas caras, ESAS CARAS son para enmarcar. Por cierto, Mia tiene razón, a Oliver le dicen mucho eso. 

Me encanta cómo Oliver es el verdadero líder de todos esos héroes y superhéroes. En cuanto Superman se quería ir para proteger a su hija, Oliver le ha hecho comprender que no podía hacerlo. Él también es padre y comprende esa necesidad de protección. Oliver ha sacrificado su propia vida y felicidad para salvaguardar a su familia, por supuesto que lo entiende. Pero también sabe cuál es su deber como héroe. En este momento, el universo necesita a Superman y por mucho que desee correr a proteger a su hijo…debe quedarse dónde está. Y es Oliver, como líder, quién consigue que lo entienda y se quede.

En la misma línea, va ese pequeño intercambio entre Oliver y Sara. Oliver ha conseguido tanto…y Sara ha sido testigo de gran parte de ello. Pero nunca pensó que lo vería como padre…le gusta que lo sea, es como…algo natural en él. Simplemente, le sale. Tiene todo ese gran corazón, toda esa bondad, esa luz, esa firmeza, ese heroísmo…si alguien puede amar a alguien por encima de sí mismo es él y eso requieren los hijos y la familia. Sara se siente orgullosa de ver hasta dónde ha llegado Oliver y de ver todo lo que ha conseguido. Un hombre que jamás pensó que se mereciera ni la décima parte de lo que ha logrado. Sinceramente, yo también me siento orgullosa. Proud mama here!

En medio de todo esto, Kara y su primo han tenido un pequeño momento de respiro para analizar todo lo que ha sucedido. No estoy implicada emocionalmente en Supergirl ya que no veo la serie. Debido a ello, no tengo tablas para captar todas las implicaciones emocionales de la conversación. Pero sí me ha encantado algo que ella ha dicho: su hogar es un espíritu, es donde esté su familia, no es un lugar concreto. Creo que esto habla de una fortaleza enorme por parte de Kara. Ella acaba de perder no sólo a su madre, si no todos los seres queridos que tenía en Argo, todo lo que la conectaba…a ella misma. 

Sin embargo, no se ha detenido a pensar en eso. Se ha dado cuenta de que no necesita un lugar para saber quién es ni para conectar con las personas que más quiere. No se trata de un lugar, se trata del sentimiento de familia, de lazos más fuertes que un mero lugar, el tiempo o la muerte y eso nunca se lo van a poder arrebatar, ella no va a dejar que lo hagan. Me ha parecido precioso. 

En paralelo a esta bonita conversación, tenemos un momento vital entre padre e hija. Oliver le regala a Mia su propio traje, el traje que se pondrá cuando se vista de Green Arrow. Con este traje le está traspasando su legado. Llegó la hora de que él cuelgue el arco y la capucha, su historia se acabó pero la historia de su hija apenas se está empezando a escribir. Oliver quiere ser quién haga posible que esa historia se escriba. Ella se lo ha ganado con creces, no hay nadie mejor para dejar su legado que ella y Oliver quiere que Mia lo sepa, que lo tenga claro, que sepa cuán orgulloso se siente de ella y lo agradecido que está por el tiempo que ha tenido para estar con ella, para conocerla y amarla aún más que antes. 

Mia está emocionada por absolutamente todo, por ese gesto de Oliver, por sus palabras, por lo que significan…se siente honrada de que él sea su padre y de que confíe tanto en ella, lo quiere tanto…ella acepta ese regalo, acepta el legado de su padre como suyo, como un distintivo que llevar con orgullo. Acepta que sea su padre quién la termine de convertir en quién es, quién le de la identidad que es suya por derecho, al igual que hizo su madre, Felicity, con el propio Oliver hace unos años. Un paralelismo hermoso. 

Cuando Oliver y Barry pueden tener un momento para ellos, Oliver se entera de que Monitor le dijo a Barry que él también moriría. Oliver es tal héroe que no va a permitirlo. Él hizo un trato y era su vida a cambio de la vida de Kara y de ese idiota de Barry. Y le llamo así porque Barry no merece el sacrificio de Oliver pero, para Oliver, lo hace y está realmente furioso al pensar que Monitor está jugando con él. Él está sacrificando tanto…lo está sacrificando TODO por esto y si Monitor está jugando con él y su sacrificio no cambia nada…no puede ni pensar algo así. Así que tiene que asegurarse de que valdrá la pena y Monitor cumplirá. Es lo único que le queda, tener la esperanza…asegurarse de que su sacrificio y el de su familia merecerá la pena. 

El equipo necesita la ayuda de alguien más para intentar solucionar lo que está pasando: Lena. Como he mencionado antes, al no ver el show, no puedo captar todas las implicaciones emocionales de las conversaciones entre Alex y ella. Pero sí lo suficiente para saber que Lena se siente engañada y traicionada, dolida y decepcionada. Es por eso que no quiere saber nada de las personas que antes fueron tan cercanas a ella. Así, ella ayuda porque no piensa quedarse sin hacer nada…pero nada más. Eso no cambia nada entre ellas. 

Este es el problema con la decepción. El enfado es algo que acaba con el tiempo pero la decepción, la falta de confianza…es algo que permanece. Es realmente difícil recuperar la confianza de alguien porque las dudas te asaltan cuando menos te lo esperas. Volver a confiar es como dar a ciegas un gran salto de fe, un salto que después de una decepción tienes demasiado miedo de dar. Eso creo que es lo que le sucede a Lena. Que tiene tanto miedo de dar ese salto, tanto miedo de volver a equivocarse…que prefiere poner una barrera emocional y física entre ella y el resto del equipo de Supergirl. 

Por supuesto, no creo que esto termine durando. Al final, ella los perdonará y confiará lo suficiente como para volver a dar ese salto de fe. Pero, mientras tanto, Lena está desgarrada y el resto del equipo de Supergirl también lo están. Y cada vez más. 

Debido al rescate del bebé de Clark y Lois, visitamos la Star City de Tierra 16 en el año 2046. Es un mundo deprimente pero interesante lo que nos muestra. Esta Tierra nos enseña lo que hubiese sucedido si Oliver, tras lo que sucedió en el naufragio, nunca hubiera conocido a Diggle y Felicity y se hubiese dejado llevar por su oscuridad y soledad. Nunca los conoció así que nunca aprendió que él se merecía algo más que eso, nunca aprendió a potenciar su luz interior y hacer que brille. Es un Oliver triste, solitario, comido por sus propios demonios…pero con ese instinto heroico que lo caracteriza, sólo que sin desarrollar ni potenciar. Diggle y Felicity le cambiaron, literalmente, la vida a Oliver. 

Este Oliver solitario tiene una interesante conversación con Sara que verbaliza las palabras no dichas hasta ahora entre ellos. Eran palabras necesarias hace años pero ahora, después de todo lo que han pasado y cambiado, estarían fuera de lugar con nuestro Oliver, pero no con este Oliver. Él le pide disculpas por haberla llevado en ese barco. Se siente tan culpable de haber desencadenado los acontecimientos que llevaron a su muerte…que los remordimientos lo están matando, se lo están comiendo vivo. 

Pero, tal y como le dice Sara, ella decidió ir en ese barco, él no tuvo que ver en esa decisión ni tiene culpa de ella. Vemos aquí como Oliver sigue siendo oliveren cualquier Tierra y se echa la culpa de cosas cuando no la tiene. Además, en cualquier caso, Sara le deja claro que todo lo que sucedió, por horrible que fuera, les llevó dónde están ahora, les hizo ser quiénes eran y no lo cambiaría por nada. Ella está viviendo la vida que desea y él…se ha convertido en un héroe, en un marido, en un padre…en un hombre completo y todo eso sucedió porque se montaron en ese barco. Mereció la pena. 

Es una reflexión idéntica a la que Oliver le confesó a Mia en el episodio 8×07 de Arrow. Esa isla fue horrible pero hizo posible todo lo que hoy le hace feliz y le hace ser un hombre completo. Volvería a repetir ese viaje infinitas veces, sin cambiar nada. Porque mereció totalmente la pena. 

Es preciosa esta reflexión y esa conversación entre Sara y Oliver. Que hayamos podido vivir cómo ese último remordimiento de Oliver se evaporaba gracias a las palabras de Sara, de alguien que fue tan importante para él y una de las personas por las que se sintió más culpable y responsable. Y más a ese Oliver, un Oliver que necesitaba la esperanza, la esperanza de un mejor futuro. Maravilloso. Al igual que la última frase de Sara, su despedida «eres un buen hombre sin importar dónde estés» y es totalmente cierto, Oliver tiene un corazón de oro y eso nunca cambia, es una constante, aunque el mundo a su alrededor este hecho pedazos él sigue teniendo esa vena de héroe latiendo en su interior. 

De nuevo en Tierra 1, Oliver sabe que su muerte está cerca y podría ser en ese momento, en esa lucha…así que necesita hacer algunos arreglos. Le pide a Mia «pase lo que pase, encuentra a tu madre y dile cuánto la amo». Oliver es consciente de que puede estar en sus últimos momentos pero antes, antes necesita asegurarse de que su hija le dirá al amor de su vida cuánto la ama, lo importante que fue para él. Es como si sus últimas palabras estuvieran dirigidas a Felicity desde la distancia. Es una situación de previsión, Oliver quiere que sus últimas palabras sean para Felicity, diciéndole cuánto la ama pero, al no estar ella presente y si acaso él no tiene tiempo, le encarga a Mia que le diga esas palabras a su madre de su parte. 

Oliver Queen, a punto de morir, conociendo su destino, sólo quiere que la mujer de su vida sepa el gran amor que siente por ella. Y me vais a perdonar que me vaya a por un muffin. 

Una vez estoy recuperada – sólo un poco, la verdad – seguimos. Parece que el presentimiento de Oliver de que esa puede ser su última batalla no es desacertado. Está a punto de no contarlo. Mia se da cuenta de todo, ve que va a perder a su padre delante de sus ojos…y no va a permitirlo. Ese grito lleno de desgarro y terror, «¡papá!» Pone los pelos de punta. Ella llega a tiempo de salvarlo, ante la mirada de sorpresa y orgullo de Oliver: no podía haberle dejado a alguien mejor su legado. Mia está más que a la altura de, mango de Green Arrow que él deja atrás. 

Y ese momento llegó. La lucha final para salvar Tierra 38 se vuelve demasiado en contra de los héroes pero ellos no van a dejar de luchar, nunca lo harán. Así que Monitor los saca de allí e intenta hacer lo mismo con Oliver. Es tiempo de que lo deje, de que simplemente se rinda y de ese mundo por perdido pero Oliver no es así. No, él es un héroe y no va a rendirse hasta que estén todos evacuados de allí, hasta que eso pase, la lucha no habrá acabado, no se rendirá, incluso aunque le cueste su propia vida. 

Oliver es…un verdadero HÉROE. En mayúsculas y con todas sus letras. Y muere como tal. Pierde su propia vida en pos de salvar billones de vidas inocentes. No hay nada más heroico que eso. Nada. Cuando Oliver ve que ya no tiene flechas, sabe que se acabó. Sabe que morirá ahí, en esa batalla, en esa Tierra extraña. Sabe que ha llegado su hora. Pero no piensa dejarlo, no sin luchar. Si ha llegado hasta ahí, llegará hasta el final.

Así que tira el arco, un signo de que acepta su destino y le da la bienvenida con determinación, con la valentía de irse como lo que es: un héroe y de seguir luchando hasta el final. Y lo hace. Cuando tira el arco, se lanza hacia los espectros, hacia lo que sabe es una muerte segura con sólo sus manos y su cuerpo, todo, para salvar vidas que sin él no se hubiesen salvado. 

Oliver ha salvado tantas vidas…y no me refiero solo al billón de vidas inocentes de Tierra 38 que se salvan gracias a esa última acción heroicamente suicida, si no a todas las personas que ha salvado a lo largo del camino, a todas esas vidas…incluidas las de su propio equipo, incluidas las de esos héroes que han luchado a su lado. Oliver ha tenido tanto impacto en tantas vidas, incluso en la suya propia. Se ha convertido en algo que jamás pensó convertirse cuando naufragó en su Purgatorio personal, ha logrado lo que jamás pensó lograr. Y ahora…ya no está. 

Escribir sobre esta escena, sobre la muerte de Oliver, sabía que iba a ser duro pero es mil millones de veces más duro. Estoy…tan orgullosa y a la vez tan triste. Lo cierto es que en esta escena nos han hecho vivir esa muerte de Oliver. Hemos estado ahí, junto a otros héroes, velando a Oliver en sus últimos momentos, llorándolo junto con todos los demás. Porque Oliver no sólo cambió la vida de personas inocentes, de su equipo y de los que están en ese momento a su alrededor, también cambió la nuestra. Todos estos años viéndolo evolucionar, caerse, romperse y volver a levantarse, viéndolo luchar contra todo y todos, contra sí mismo, viéndolo conseguir todo lo que ha conseguido…nosotros lo hemos acompañado en ese viaje, igual que lo hemos acompañado en su muerte. 

Mientras acabamos con la fabrica de muffins, vamos a analizar la escena en sí. Por fin, Oliver le confiesa a Barry y Kara que ha cambiado su vida por la de ellos. En sus últimos momentos, Oliver quiere que sepan que están a salvo y que no van a tener que decirle adiós a sus seres queridos. En sus últimos momentos, Oliver quiere tranquilizarlos y hacerlos sentir bien. Piensa en ellos, antes que en él. Oliver es una joya. 

Hasta aquí, llevamos media fábrica de muffins pero vamos bien, el problema es cuando, en la siguiente frase Oliver le dice a Barry que él es el mejor de los dos. Nosotros nos quedamos como WTF?! Tiramos el muffin que teníamos en la mano directo a la pantalla, nos levantamos del sofá, nos ponemos las manos en las caderas y empezamos a despotricar. 

En serio, ¿qué se han fumado estos guionistas para decir algo así? Es decir, Oliver, nuestro Oliver, que sacrificó su vida por el idiota de Barry, por Kara, por billones de vidas de Tierra 38, que ha pagado con sudor y sangre todos sus errores y las consecuencias de los mismos y que no dudó ni un instante en sacrificarse una y otra vez por sus amigos y su familia y por personas inocentes, ese Oliver, ¿me están diciendo que es peor que el egoísta de Barry que sólo hace lo mejor para él sin importar las consecuencias porque nunca tiene ninguna? ¡Venga ya!

Esto es una falta de respeto no sólo al personaje de Oliver y a su historia, si no a todos los fans que hemos sido testigos de esa misma historia y la hemos sufrido. No sé qué demonios tienen los escritores en la cabeza. No sé qué manía tienen con dejar a Oliver a la altura del betún para santificar a Barry cuando, en todo caso, debería ser al revés. De verdad que no lo entiendo, y no es la primera vez que lo hacen. Así que a los escritores les recomiendo que se revisen las 8 temporadas de Arrow si no conocen bien a su personaje ni saben quién es. 

Una vez que se nos ha pasado, un poco, el cabreo, seguimos analizando la escena. Oliver tiene un poco de tiempo aún para despedirse de Mia. Le recuerda que encuentre a Felicity y le diga lo mucho que la ama, a ella y a William. Oliver necesita que esas sean sus últimas palabras y que Felicity lo sepa. Que sepa que lo último que dijo, en su último suspiro, fue que la amaba y que eso lo abarca todo, todo lo que se han dicho hasta ahora y todo lo que podrían decirse. Felicity le cambió la vida a Oliver y le dio todo lo que no se atrevía ni siquiera a soñar. Ese último «te amo» abarca todas esas palabras, toda su historia. Oliver necesita que Felicity lo sepa. 

Al igual que necesita que William sepa cuánto lo quiere y que dejarlo fue de lo más duro que tuvo que hacer. Pero necesita una última cosa: que Mia también lo sepa. A ella también la ama, la adora…necesita que sienta la verdad en sus palabras. Necesita tener un lugar en su corazón, para siempre. Por eso se lo pide, le pide que lo tenga en su corazón.

Él sabe que Mia estaba tan dolida con él debido a su sacrificio…las cosas han cambiado ahora pero Oliver, antes de irse, necesita saber por los labios de su hija que él tiene y siempre tendrá un lugar en su corazón, que ella lo ama tanto como él a ella y que lo honrará cada vez que se ponga ese traje, cada vez que coja una flecha. Con la voz rota, con el corazón sangrando…Oliver necesita saberlo. Necesita que toda su familia sepa que daría hasta su alma por cada uno de ellos.

Mia está llorando, pero le da a su padre esa tranquilidad que necesita, su hermano y su madre lo sabrán y ella también lo hace, siempre lo llevara con ella, allá donde vaya porque lo ama. Oliver tiene a su hija a su lado, cogiéndole la mano, acompañándolo hasta el final, y siempre la tendrá a su lado porque es su familia y entiende su sacrificio, se siente…honrada de haberlo conocido. 

Y así, como un héroe, con la mano de su hija en su pecho y los nombres de sus hijos y del amor de su vida en sus labios, Oliver muere. 

Y yo…voy a acabar con todas las fábricas de muffins de esta tierra y de todas las que existen. ¡Qué dolor! Y es literal. Imposible retener las lágrimas porque en este momento le estamos diciendo adiós a un personaje y a una historia que nos ha acompañado durante 8 años. Oliver Queen y su historia ha marcado un antes y un después en nuestra vida. Es el fin de una era. 

Mientras nos recuperamos de este duro golpe, hay algunas cosas que decir. La verdad que me han sorprendido con esta escena. Como sabéis, tenía claro que Oliver iba a morir en un episodio de Crisis, pero la verdad que me esperaba que fuera en el episodio de Flash para así dejarnos con ese sabor amargo todas las navidades. No me esperaba que fuera ya. 

Una vez que ha sucedido, está claro que lo planeado para Crisis por Monitor ha cambiado y, con ello, también su resultado. Todo esto me convence más de que Oliver vivirá al final de Crisis, bien literalmente o bien que sólo su familia sepa que sigue vivo pero en ningún caso creo que sea lo último de Oliver Queen que hemos visto, aunque tardemos en verlo de nuevo. 

Como mención especial, es interesante que Clark y Lois hayan tenido que dejar ir a su bebé, ¿esto se solucionará o se repetirá la historia de Kara? 

En otro orden de cosas, me han gustado bastante los pequeños guiños que han hecho a personajes míticos como Batman, Stargirl e incluso personajes de otras series, muy bien traído. Ha sido un pequeño gran homenaje, sobre todo para los fans de Game Of Thrones, ¿alguien más ha pensado en Dany y sus dragones?

En cuanto a stunts, por supuesto, destacan Mia, Oliver y Sara. Y esa batalla final que ha sido pero oro (buena coreografía y ejecución, sin dejar que los personajes se pisaran) al igual que ver a padre e hija juntos…una delicia.  

CONCLUSIÓN 

En conclusión, ha sido un episodio introductorio que han sabido sacar con buena nota. Lo cierto es que está dividido como en dos partes. La primera es la más introductoria y aburrida y la segunda ya es más intensa para acabar en un cénit que les va a ser difícil superar. 

Lo cierto es que esa escena final, tal y como os he explicado, me ha sorprendido porque no la esperaba y ahora les va a resultar complicado llegar a ese nivel en el resto de episodios de esta tanda del crossover. 

Me han gustado que muchos cabos sueltos entre personajes se hayan tratado. Y me estoy refiriendo a Oliver y Sara. Creo que quedaba pendiente de decir entre ellos lo que se han dicho en este episodio y, dado que los personajes están tan alejados en cuanto a sus historias, tenía que ser en un crossover. Me encanta que hayan tenido la delicadeza para darse cuenta de ello y que se hayan tomado el tiempo para hacerlo. 

Por contra, tener a tantos héroes en pantalla ha sido, en ocasiones, contraproducente. En general, no ha habido demasiado tiempo para conversaciones profundas porque había que dar paso a otros héroes para que tuvieran su tiempo en pantalla. Me estoy refiriendo, por ejemplo, a Barry y Oliver que apenas han cruzado dos palabras cuando Oliver se está sacrificando por él y Kara o incluso, en el mismo sentido, a Oliver y Kara que no han cruzado ni una palabra. Así como también, a Kara y su primo que han tenido que resolver un conflicto emocional enorme en apenas unos minutos. 

Pero esa es la parte mala de hacer un crossover tan grande, con tantos personajes y tantos trajes de por medio…todos necesitan su pequeña parcela en pantalla en 41 minutos de tiempo, así que eso hace que algunas interacciones entre personajes deban reducirse o eliminarse. 

En cualquier caso, el episodio nos ha dejado con un sabor doloroso por ese final pero con ganas de saber más y saber cómo solucionan – porque lo van a hacer – todo esto. 

Y hasta aquí la crítica de la primera parte de Crisis. ¿A vosotros qué os ha parecido el capítulo? ¡No dudéis en comentármelo! Nos leemos mañana con la review de la segunda parte de Crisis en Batwoman 1×09. 

Por Raquel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: