Charmed 1×13: ‘Manic Pixie Nightmare’

¡Hola, Enfus! Charmed ha vuelto esta semana trayéndonos un poquito de drama, muy buena banda sonora y además un tema original, que particularmente a mí me encanta: las hadas. Si queréis saber qué ha pasado seguid leyendo. Si queréis ver qué pasó anteriormente podéis leer más aquí.

Macy, Galvin y Esperanza Gracia

Como descubrimos en un episodio anterior, la mayor de las Charmed ones, Macy tiene sangre de demonio dentro porque su madre la trajo de vuelta a la vida cuando era un bebé. Galvin apareció de nuevo en este episodio y nada más que nos ha dado amor. Se ha empeñado en ayudarla y han ido a ver a Mama Roz para contactar con la abuela fallecida de Galvin.

El asunto no acaba de salir muy bien porque la abuela, a través del cuerpo de Mama Roz le dice a su nieto que cómo se le ocurre traer al ‘ibi’ (el mal) cerca de ella. Que vaya telita, tener nietos para esto. Pero al final le da una pistilla sobre cómo ayudar a que Macy no tenga sangre de demonio. Por lo que se sugiera podría ser un exorcismo, pero que les va a costar lo suyo ya que el exorcista no se fía de mucha gente y van a tener que pasar pruebas. Galvin es un sol y está dispuesto a hacer todo por Macy. Y además le dice que la quiere. ¡Ay, qué bonico es!

Polvo de hadas y Harry cantando

La trama de este episodio nos lleva a un hada Pixie que ha sido atrapada por un chico en el departamento de cine de la universidad para convertirse en el mejor cinematógrafo americano. ¿Qué pasa? Que se le va de las manos porque empieza a asesinar gracias a Chloe, el hada, a toda la competencia del curso.

Parker es el primero que le dice a Maggie que hay algo extraño en las muertes, y aunque piensan que puede ser un demonio, pronto descubren que es un hada, y a las brujas y a los demonios no le hace efecto el polvo de hadas, pero sí a los humanos y a los whitelighters. Las charmed ones tiene el plato servido cuando Harry se pone a cantar y a ser adorable gracias al efecto del polvo de hadas.

Al final, y con la ayuda de Parker, las charmed ones se encargan del chico que controlaba al hada pixie y a ella la consiguen liberar. Todos felices y contentos excepto Maggie, porque le ha dicho a Parker que siempre estaba en medio cuando el muchacho quería ayudar. Pero no decaigáis, Maggie luego encuentra a Parker en la universidad con un perrete en brazos precioso y le planta un beso. Está asustada, sí. Sigue enfadada porque Parker la mintió al principio de la relación, sí. Pero se va a enfrentar a todo ello. Ah, el amor.

Otras cositas que han pasado:

  • Jada y Mel siendo pareja: incluso teniendo cepillo de dientes en casa de Jada. What is happening, dónde está Niko.
  • Mel no utilizando sus poderes ni una sola vez, ni siquiera para ayudar a Jada. Sólo parece que Maggie ha usado los suyos.
  • Que Parker estudie cine, ¿soy la única que se acaba de enterar? ¿Cómo le dejó su padre?
  • La maravillosa frase de la pixie diciendo que tal vez los hombres blancos lo estén pasando mal y las tres hermanas negando profusamente. JÁ. Maravilloso.
  • Harry cantando. Tengo que hacer hincapié en esto porque fue maravilloso.
  • Harry diciendo: ‘drop your scones’. Cada vez que haya un caso espero que lo diga.
  • Mel diciendo la contraseña ‘Meghan Markle’ cuando Harry se acerca, GOLD.
  • Macy llevándose de la mano a Galvin escaleras arriba para, ahem, frungir. YAS GURL.

Promo del siguiente episodio aquí.

Autor entrada: Cass

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *