Arrow 7×05: Las dos caras de la moneda

Una semana más, Arrow estaba de vuelta con un episodio bastante irregular. Son las dos caras de la moneda. Algunas tramas (Oliver en la cárcel y Team Felicity) están a la altura del capítulo de la semana pasada e incluso la superan. Son brutales. Sin embargo, otras tramas (Curtis, ejem,  ejem) deslucen el resultado final y bajan varios grados la temperatura convirtiendo lo que podría haber sido un capitulazo en un episodio irregular. ¡Vamos a analizarlo todo!.

AVISO SPOILERS SI NO HABÉIS VISTO EL 7×05 NO SIGÁIS LEYENDO Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 27 DE NOVIEMBRE A LAS 23:30 EN SYFY

Oliver y lo que le sucede en la cárcel es el pivote central del episodio. Esto se convierte en una lucha brutal a vida o muerte igual que la lucha de Felicity por ayudarlo. Son las dos caras de la moneda. Lo que sucede con Felicity lo analizaremos más adelante, por ahora, nos adentraremos en la prisión de máxima seguridad. 

Lo primero que le dicen en la cárcel es que se olvide de cualquiera que lo espere fuera. Es una declaración de intenciones. No sólo no va a salir de allí si no que lo que hay fuera de esas paredes no tiene importancia. Nadie lo hace más que sí mismo. Es como un método brutal para borrar la personalidad de los presos, todo lo que les ata a este mundo y los hace humanos. Todo para poder moldearlos desde cero. Es enfermizo. 

Ya comprobamos que esto es así cuando vemos ser castigado y pedir clemencia al preso que atacó a Oliver  malo que atacó a Oliver. Es casi imposible de imaginar que alguien así se convierta en esa persona suplicante y llorosa que vemos. ¿Qué tortura no podría soportar alguien como él?. La respuesta es que los métodos del nivel 2 llevan a cada preso a su límite. 

En medio de todo esto descubrimos que…¡Talia es The Demon! Lo cierto es que no me esperaba algo así y ha sido una agradable sorpresa. No sólo porque hemos sabido que le sucedió a Talia en la isla si no que hemos tenido la oportunidad de explorar más de ese vínculo lleno de oscuridad que une a Talia y Oliver. 

Su vínculo es un vínculo marcado con sangre, violencia, muerte y oscuridad. Ella ayudó a Oliver, lo instruyó para que escondiera su oscuridad bajo una capucha. Fue la mayor creadora de la disociación de personalidad de Oliver. Es más, incluso ahora le reclama que se haya dejado ver, que haya dejado expuesta esa oscuridad. Para ella, es algo que debe de estar oculto al mundo. Igual que hace ella, igual que hizo toda su vida formando parte de la Liga. Su relación es muy complicada. Aliados, después enemigos…¿y ahora? Deben de ser de nuevo aliados si quieren escapar de ese infierno sin perderse a sí mismos. 

Sin embargo, Oliver también tiene reclamos que hacerle. Le echa en cara precisamente haberlo instruido para crear al Encapuchado, ese ser oscuro, lleno de violencia y muerte. Por haber condicionado toda su vida. Es más, incluso no se reconoce como Oliver ante ella. Pero, dado lo que sucede más tarde, está claro que esto último es un teatro. Como es lógico, Oliver la pone a prueba porque no se fía de ella. 

Sin embargo, ¿Oliver tiene razón en sus reclamos?. Está claro que Talia formó un papel vital en la creación de la personalidad de Oliver como el Encapuchado y le enseñó que debía esconder al mundo esa identidad. Que Oliver Queen y el Encapuchado eran dos personas distintas. Pero lo cierto es que Talia sólo le mostró el mejor modo – según su forma de verlo – de lidiar con la oscuridad y los problemas que Oliver ya tenía. Él sabía que algo en él había cambiado, por eso no volvió a su casa. Talia le mostró el camino, un camino que el consideró válido en ese momento porque era la única forma de poder respirar, de poder sobrevivir sin que la oscuridad se lo tragara. 

Siguiendo con el episodio, el psiquiatra sigue con el intento de lavado de cerebro y le sonsaca a Oliver información sobre el preso que lo atacó. Y en esta conversación sucede algo muy importante. La parte de héroe de Oliver se muestra claramente por mucho que él ha intentado contenerla. Es su instinto proteger a las personas vulnerables y, por ello, le reclama al psiquiatra que haya matado al preso. 

Para el psiquiatra todo tiene una razón de ser: rompe el círculo de violencia en el que está atrapado. Es la única manera. Realmente lo justifica así, como por el bien común. Pero la parte de héroe de Oliver se revela ante esto, necesita defender esa vida arrebatada sin razón. Eso hace que él no se fie de Oliver. Quiere que Oliver se deshaga de ese círculo de violencia que para él es la parte heroica de Oliver. Sin esa parte, como preso, Oliver no debe preocuparse por alguien más que el mismo. 

Intenta deshumanizarlo. Porque es cierto que la parte de Oliver que quiere proteger a los que le rodean permite una violencia limitada para hacerlo pero es precisamente esa parte la que lo hace humano. Esa necesidad de protección que tiene, las personas por las que lucha, con quién lucha, las personas que le importan, que las situaciones injustas le importen, sea quien sea quien las sufra, incluso crimínales, forman parte intrínseca de él. Todo ello forma parte de quién es Oliver Queen. Sin eso, sólo sería una cáscara vacía sin emociones. 

De hecho, que le importe tanto lo que le sucede incluso a criminales es un crecimiento de carácter. Recordad que venimos de un Oliver en la temporada 1 que mataba a los criminales sin compasión. Para él, sólo por ser criminales se merecían un castigo capital. Quizás de la misma forma que el psiquiatra piensa ahora (aunque Oliver no era sádico y él sí). Pero ahora, sabe que todos merecen un trato justo, sean quienes sean. Incluso los criminales más atroces. Y hay que tener en cuenta esto porque seguramente afectará a su opinión sobre matar en un futuro. 

Una vez que Oliver ha comprobado todo lo que sucede, acepta la alianza de Talia. Pero la tensión se palpa en el aire. Este enfrentamiento me ha encantado. Talia no puede olvidar que Oliver matara a Ra’s y tampoco concibe que Oliver sienta compasión por los criminales que están ahí dentro. Vemos aquí que Talia tiene la antigua forma de pensar de Oliver. Pero es necesario que ambos confíen el uno en el otro como antes. Que sean una sola mente…sólo así pueden salvarse. Oliver también tiene familia a la que ama más que nada y necesita volver con ellos. Esa es la raíz de todo. Felicity y William son el mundo de Oliver. El universo sobre el que gira. 

Todo sale bien y Oliver está donde los dos habían planeado: en la sala de tortura. Para el psiquiatra, es necesario romper ese ciclo de violencia de Oliver. Y aquí Oliver nos muestra, una vez más, todo lo que ha avanzado. Es consciente de los errores de su padre y de los suyos propios. “Mi padre alejaba a la gente, guardaba secretos y yo cometí los mismos errores”. Es totalmente cierto. 

Robert tenía muchos secretos, incluso algunos que aún no hemos descubierto…y alejaba a la gente de su vida. Oliver era así, ¿os acordáis de la frase que le dijo a Felicity “debido a la vida que llevo…”? Y ya ni hablemos de los secretos que ha escondido Oliver. Era un reflejo justo de esto. De alejar a la gente porque no se consideraba merecedor de tenerlos en su vida. Pero ya no es así, ha crecido y avanzado. 

Y, por ello, sabe que romperá ese ciclo de violencia bajo sus propias normas no bajo tortura. Le grita al psiquiatra mientras lo intenta ahogar – madre mía wué gusto ver esto por fin – que su nombre es Oliver Queen. Es un paralelismo con lo que le dijo a Ra’s en el 3×23. Ninguno de los dos ha conseguido llegar a él ni borrar su personalidad. Ninguno ha hecho que se olvide de quién es. Y ninguno lo ha conseguido porque la disociación de la personalidad para Oliver está muy atrás. Tiene claro que ese no era el camino. Nunca lo fue.  

Así se lo hace saber a Talia cuando le da el usb como un mensaje para Felicity. Esconder sus sombras, sus demonios, bajo una capucha nunca fue la respuesta. La respuesta era enfrentarse a ello, mirarlo de frente y superarlo. Tal y como ha logrado a lo largo de los años. Sus miedos, sus demonios, su oscuridad…escondida bajo una capucha sólo estaba así, escondida. Pero no iba a desaparecer si no se enfrentaba a ella, nunca hubiese desaparecido. Es como los problemas, podemos esconderlos, no hacerles caso, olvidarnos de ellos…pero siguen ahí hasta que los enfrentamos y los solucionamos. Oliver sabe que la decisión correcta fue la que tomó años después. 

Otra cosa importante aquí es que Oliver decide no fugarse con Talia. Ser un fugitivo no es algo que él va a alegro hacer. No es sólo él del que debe de preocuparse. Está Felicity y William. Él podría vivir como un fugitivo pero no les haría eso a su familia. Esa no es vida. Oliver ha tomado la misma decisión que Diggle en su momento. Dicho esto, puede que Oliver no tenga otra opción que hacerlo más adelante…¿qué pensáis vosotros?.

Talia le promete que  le entregará las pruebas a Felicity. En apariencia, para ella, la deuda de la vida de su padre queda saldada pero Talia es una mujer de honor. Es lo que ha mamado toda su vida en la Liga. Y ella sabe que Oliver no sólo ha facilitado su fuga si no que se ha jugado la vida con ello así que tal vez ella considere que tiene una deuda con Oliver. 

Como hemos visto antes, a Talia no le basta con que los criminales sean expuestos y paguen legalmente. Ella necesita algo más. La justicia de su propia mano. Por ello, no duda en matar al psiquiatra. Mientras que Oliver tiene compasión del criminal más horrible…ella se toma su venganza. Tal y como hacia Oliver en la temporada 1.

Por último, me ha encantado la escena entre Stan y Oliver cuando éste le habla de la visita de Felicity. Oliver sólo quiere saber si está bien, si está entera. Su bienestar es su prioridad. Él puede soportar todo lo que haga falta mientras ella esté bien. Stan le da el mensaje que le encargó Felicity y la reacción de Oliver es una mezcla de alivio, preocupación y felicidad. Preocupación por Felicity y por el riesgo que está corriendo y felicidad y alivio porque ve la captura de Díaz más cerca. El final de ese infierno se acerca.

¡La escena de Felicity y Stan es oro puro!. Felicity no entendía que le impidieran ver a Oliver, a su marido…pero Stan se lo aclara todo. “Te he reconocido por la foto que siempre lleva con él”, ¿alguien más está llorando? Oliver jamás se separa de esa foto porque en esa foto está todo su mundo. 

Resultado de imagen de llorar gif
Actual footage of me.

Cuando Stan le pone al tanto de la situación a Felicity ella no se lo puede creer. Sabe que Oliver nunca haría nada que pusiera en peligro volver a verlos a ella o a William…salvo que sea necesario. Pero no se lo quiere creer porque eso significa que Oliver está en un peligro inimaginable y ella no puede llegar a él, no puede ayudarlo y ni siquiera verlo. Sabe que Oliver está solo y eso la está matando, la rompe…así que se pone manos a la obra para ayudarlo como sea. 

¡Team Felicity al poder! Me encanta el nombre. Y, para sorpresa mía, me siguen gustando las escenas entre Felicity y Black Siren. En la primera escena entre ambas, vemos a Felicity tan emocionada…está cerca de atrapar a Díaz por primera vez en lo que se siente como una eternidad y eso facilitará las cosas con Oliver. La última vez que lo visitó no acabó bien. Sabe que él aceptó su decisión pero que no estaba de acuerdo, no tuvieron más tiempo de hablar…Felicity necesitaba otro recuerdo de él, tenía que darle la noticia de que todo estaba por acabar. De que todo ha merecido la pena.

Pero no puede…y Black Siren realmente la ayuda cantándole las cuarenta a quien sea. Me ha gustado verla así para facilitar una reunión Olicity. Es entonces cuando ambas empiezan a investigar sobre ese nivel 2…y piden la ayuda de Dinah. 

Y su actitud da vergüenza. Me parece increíble que alguien como Black Siren que, a parte de otras cosas, intentó matar a Oliver y Felicity realmente esté ayudando a Felicity sin hacerle ninguna pregunta ni que ella tenga que suplicarle nada y alguien como Dinah, que se atrevía a llamarse amiga de Felicity y Oliver no quiera ayudarla y mi pobre Felicity tenga que suplicar por la ayuda de esa…esa…desagradecida. 

Además, no contenta con eso, Dinah le dice a Felicity que se vuelva a protección de testigos. ¿Pero qué desprecio es ese?. Lo primero que a ella no le importa lo que quiera hacer Felicity y lo segundo, ¿es que no se da cuenta de todo lo que ha pasado o está ciega?. Me hierve la sangre que Felicity tenga que suplicar ayuda a cada uno de sus supuestos amigos. Francamente, ninguno se la merece. Solo salvo de la quema a René que sí que la ha ayudado y, sorprendentemente y aunque no sea amiga, a Black Siren, que tampoco le ha costado remangarse y ponerse manos a la obra. 

Sinceramente, no sé por qué me han puesto a una desagradecida como Dinah en el Team Felicity (algo que no se merece) y han dejado fuera a René. Hubiese dado mi todo para que René estuviera en lugar de Dinah y ella no hubiera aparecido. No pinta nada ahí después de su actitud. 

Una vez que Dinah en su infinita benevolencia (ironía mode on), ha aceptado ayudar a Felicity, todas se ponen manos a la obra. Pero la tensión entre Dinah y Black Siren es palpable y empiezan a pelearse como niñas pequeñas. La verdad que veo esto más normal que el repentino colegueo que había entre ellas. Aunque está fuera de lugar. Y así se lo hace saber Felicity. 

Ella tiene el corazón roto, están en algo serio ahí. Felicity ha perdido toda su vida y se lo juega todo a una carta. Oliver está en peligro, lo sabe, lo siente en los huesos. Ya perdió a Oliver debido a la cárcel pero no puede evitar pensar que tal vez ahora lo pierda para siempre y eso la está rompiendo, la está desgarrando. Está luchando a vida o muerte y las necesita concentradas. 

Felicity incluso se siente culpable por estar enfadada debido a la decisión de Oliver. Es algo que siempre nos sucede, es un enfado lógico y con razón pero es imposible no pensar que Oliver está sufriendo lo indecible por su sacrificio y que ella está enfadada con él a pesar de todo. Pero eso es lo que sucede a veces. De hecho, una persona sólo puede enfadarse de verdad con alguien que ama y eso está bien. No es su culpa y no debe sentirse así. Al igual que tampoco tiene que sentirse culpable de la decisión de Oliver. Fue un sacrificio que él y sólo él decidió hacer, eso tampoco está en ella. 

Por una vez Dinah se comporta decentemente e intenta hacerle entender a Felicity todo esto. Felicity se recupera rápidamente: debe ser fuerte y no dejarse vencer. Por Oliver, por William y por ella. Así que lo hace, su propósito es sacar a Oliver de la cárcel. Esa es la única meta por el momento, cuando lo consigan, vendrá todo lo demás. 

Al final, toda la investigación da sus frutos y saben lo que sucede en el nivel 2: les borran la identidad por completo, los despojan de todo. Esto acrecienta los temores de Felicity. Puede que el Oliver que vuelva junto a ella sea una cáscara vacía del que alguna vez fue…

Pero Oliver y ella trabajan juntos aunque estén separados. Son las dos cara de la moneda. Ambos trabajan para destapar lo que está pasando en el nivel 2 y lo logran. Felicity está muy orgullosa de haber hecho justicia para Oliver. Ha luchado por él y lo ha ayudado desde la distancia, mejorando su vida en ese infierno todo lo posible. Sin embargo, está corruptela abre una puerta para la salida de Oliver. 

¿Lo conseguirán? Desde luego, Felicity y Black Siren van a intentar sacarlo por las buenas. Pero sigo pensando que el libro de “El Conde de Montecristo” fue una gran pista y nada es casualidad. De hecho, por el momento no puedo formar un escenario totalmente lógico en mi cabeza donde todo lo que ha sucedido con el nivel 2 lleve a la excarcelación de Oliver. Quizás hay un par de hilos de los que podrían tirar…pero tengo que darle más vueltas en mi cabeza para saber si podrían hacerlo. ¿Os sucede a vosotros?.

El final del episodio, como siempre, nos deja intrigados. Díaz, junto con Silence, han encontrado a Anatoly en Moscú y está a punto de matarlo. ¡Pero Anatoly es intocable! Así que que Díaz no se atreva a hacerle nada. 

Como un apunte extra, me encanta que el shade de Felicity a Black Siren siga presente: “debe de ser difícil ganar un caso cuando no eres una abogada real”. ADORO A FELICITY. De nuevo, para que no haya ninguna confusión sobre lo que sucede con Black Siren. ¡Bravo!.

Curtis AKA el personaje inservible e innecesario ha sido uno de los focos del episodio. Y eso precisamente ha sido el gran error de este capítulo. Curtis es un personaje que ya no tiene cabida en la serie, así que si lo sacan como en los episodios anteriores no molesta y es tolerable. Pero si nos lo meten por los ojos como en este episodio, hace que cada vez que aparece en pantalla desconectemos, al menos yo. Le estaba quitando tiempo a cosas importantes y se nota sin lugar a dudas que ya no hay sitio para él. 

Analizando lo que ha pasado con él no hay mucho que decir, salvo que todos los del antiguo equipo parecen sentirse culpables por haber sido vigilantes, parece que les obligaron a ello y va a ser que no. Ni les obligaron ni sus vidas se destrozaron por ello. Sólo la vida de Oliver y Felicity se destrozó precisamente porque él se sacrificó por todos y ninguno ha estado a la altura de su sacrificio (excepto René) ya que ni siquiera han ayudado a su mujer a sacarlo de ese infierno. No voy a mencionar nada más sobre las dudas de Curtis porque, la verdad, no me interesan ni a mí (y eso que intento analizarlo todo siempre), ya sabéis cuáles son…y no es algo digno de analizar. Creo que esta todo dicho en el episodio y, francamente, es un personaje que da pereza. 

En cambio, sí voy a comentar cosas que chirrían y mucho en el episodio sobre Curtis. ¡¿Tiene 14 carreras/masters y 6 idiomas?! ¿De verdad hay alguien que se crea eso? Porque yo no. Han intentado ponerlo tan inteligente y con tanto historial académico que se les ha ido bastante la mano. 

Imagen relacionada

Además, está Diggle. Él lo ayuda, es el responsable de que Mr. Terrífic vuelva a aparecer. Y lo hace con Curtis o Dinah pero no con su familia – hasta ahora – Felicity y Oliver. No ayudó a que Overwatch volviera ni ayudó a lo que fuera que tuviera preparado para sacar a Oliver de ese infierno. Sin embargo, Diggle no tiene ningún reparo en ayudar a Dinah o Curtis. WTF?! Ya sabéis que creo que John está perdido y tiene que volver a encontrar su lugar fuera de ser la brújula moral de Oliver. Toda esta ayuda a Dinah y Curtis puede ser un síntoma de ello. Como cree que ya no tiene lugar como brújula moral de Oliver (aunque no es así) intenta serlo de alguien más. 

Pero si ese es el caso, deberían haberlo dejado claro de algún modo porque si no, los espectadores no entendemos nada de su comportamiento y nos indignamos, con toda la razón del mundo. 

Por si fuera poco, comparan las experiencias de alguien que ha estado en la guerra como Diggle con lo que ha vivido Curtis como Mr. Terrific. Muchas horas después de acabar de ver el episodio, sigo sin encontrarle alguna de explicación a esa comparación. ¿Vosotros se la encontráis? 

Resultado de imagen de a ver que yo lo vea gif

Una vez que he soltado todo el cabreo con lo de Curtis, sí que hay algo interesante en su investigación sobre ARGUS. Parece que no es algo que quieran dejar aislado y como trama capitular. Lo que hace que me pregunte si eso no tendrá conexión con alguna trama central. Tal vez con Díaz. El caso es que Curtis, en su infinita sabiduría (lo siento, tenía que lanzar esa pulla), ha encontrado una pintura antigua con un significado importante. Pero…¿qué tendrá que ver con todo?. Esta trama de ARGUS me está intrigando bastante. Sólo espero que nos lleve a más escenas Dyla y no a muchas más de Curtis. 

En cuanto a los stunts, creo que es indiscutible que las peleas de Oliver en la cárcel son de aplaudir de pie. Todas y cada una de ellas, especialmente la de él y Talia acabando con todos esos policías. Una lucha que me ha recordado mucho a una que vimos en Daredevil en la temporada 2. Además, también destacó la lucha de Oliver solo contra todos. Esa es la máquina de luchar que siempre hemos conocido. 

CONCLUSIÓN 

En conclusión, es un episodio irregular que me provoca sentimientos encontrados. Creo que la cárcel – a parte de las consideraciones de que de máxima seguridad parece tener poco y todo el mundo es corrupto – es una trama que nos ha mantenido expectantes, deseando saber más, igual que nos ha pasado con el Team Felicity. Sin embargo, la trama de Curtis y su excesivo tiempo en pantalla deslucen un episodio que prometía más de lo que nos ha entregado. 

Creo que si se hubiesen deshecho de la trama de Curtis y nos hubieran mostrado más de lo demás o los flashfoward o incluso a René con Zoey estaríamos hablando de un episodio magnífico, a la altura del de la semana pasada y otro gallo cantaría. Pero no lo han hecho, han decidido meternos a Curtis por los ojos y eso ha hecho que el episodio baje bastantes puntos. En sus partes desconectaba, me aburría, no me interesaban…así que la mitad del capi, para mí, es sólo paja y tienen demasiadas e interesantes cosas que contar como para que hayan cometido ese error de cálculo. 

Todo esto se traduce en un episodio irregular, con partes que te dejan con ganas de más y otras que es mejor olvidar. 

Y hasta aquí la crítica del 7×05. ¿A vosotros qué os ha parecido este episodio?. ¡No dudéis en comentármelo!. Nos leemos la semana que viene con la crítica del 7×06 “Due Process” y recordad que podréis ver este capítulo el 27 de noviembre a las 23:30 en SYFY

Por Raquel.

(Visited 419 times, 1 visits today)

Autor entrada: Raquel

2 comentarios sobre “Arrow 7×05: Las dos caras de la moneda

    Donna

    (13 noviembre, 2018 -7:25 pm)

    Raquel!
    Estupendo resumen. A mi gustó mucho este capi y de igual manera me sobró Curtis en el tiempo en pantalla. Me hubiera gustado más Diggle reflexionando sobre su nuevo enfoque o crisis existencial, o su crisis de edad madura (jajaj) o como sea. Que él mismo se extrañe de lo extraño que está siendo con todo esto, e incluso salir en escenas con Curtis no estaban mal pero que el tema fuera Diggle me hubiera gustado más.
    Curtis no era un personaje que me molestaba, pero creo que no lo han escrito bien y ha llegado al colmo de la imprudencia, de lo chistoso y cómico en ocasiones.Sus preocupaciones no llegan a importarme. Y me hubiera gustado igual que a ti, ver a René y quizá hablando con Diggle, con Zoé,

    Las escenas de Oliver con Talía y Felicity con las otras dos, me gustaron mucho, como hemos visto en los episodios pasados siguen unidos en la misión pero separados físicamente, ojalá que a los escritores si se les ocurra hacer un encuentro de película, que ya se lo merecen los dos, me refiero nos han mostrado al público como luchan por una misma meta y una desesperación por estar juntos de nuevo, que nos hacen esperar un encuentro emocionante, espero y si lo hagan y no nos dejen esperando algo emotivo como lo hicieron en el final de la temporada 5, que esperábamos que Oliver abrazara a Diggle, y a Felicity al encontrarlos vivos entre las cenizas de la Lian Yu, y solo fue eso : dejarnos con las ganas de verlo.

    La trama principal fue muy bien llevada, emocionante y esperada. La segunda trama supongo que tendrá conexión para capítulos venideros, lamentablemente no me pareció tan emocionante y perdía mi interés mientras veía el episodio.

    GRacias por tu crítica, Buenísima.

    […] esta ocasión, Arrow nos mostraba un episodio que siguiendo la estela del del anterior, ha sido algo irregular. Mientras que nos hemos introducido maravillosamente bien en la profundidad […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *