arya stark

No, Arya Stark no es una Mary Sue

AVISO: SPOILERS HASTA EL 8X03 DE JUEGO DE TRONOS

Desde que regresara de Juego de Tronos sus fans han llenado las redes de comentarios positivos… y negativos. Esta semana, de los creadores de “Sansa Stark es una inútil”, llega la nueva entrega de Juego de Tronos: “Arya Stark es una Mary Sue”. Debido al inesperado final del último episodio, muchos de los fans de Poniente han irrumpido en las redes sociales afirmando que el personaje de Arya está mal construido y que no tiene sentido. Afirman que es “demasiado perfecta”. Hoy he decidido analizar y explicar por qué esa última afirmación no tiene sentido, te guste o no el rumbo que tomó el final de la Batalla de Invernalia. De la primera ya habló @adrianjrom para eCartelera, y tengo pocas cosas que añadir.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 190429224341-arya-stark-game-of-thrones-historia-asesina-winterfell-heroina-pkg-digital-es-viral-00014606-full-169.jpg

¿Qué es una Mary Sue?

En primer lugar, ubiquémonos. ¿Qué es una Mary Sue? ¿De dónde viene ese término? La palabra nace de un fanfic de Star Trek publicado en 1974, “A Trekkie’s Tale”, por Paula Smith. El texto es una parodia de otro, y la protagonista, Mary Sue, una burla a los personajes femeninos demasiado perfectos para ser realistas o resultar interesantes. Esto se debe a que una de las prácticas más comunes en ese tipo de fanfics era crear una protagonista que se pareciese a la autora del texto, pero perfeccionada.

La mayoría de ellas eran guapísimas, estupendas, con pelaso, un nombre precioso. Tenían grandes poderes y cero (0) unidades de defectos relevantes, en todo caso de estos que resaltas en una entrevista de trabajo (“Soy demasiado perfeccionista, no descanso si no dejo el trabajo hecho”). Tenían, además, un interés amoroso con Kirk o con Spock, o eran hijas de algún personaje importante del canon. Todos las amaban y demás tenían origen trágico, quizás sus padres estaban muertos.

Como dicen en Tvtropes, básicamente, el término “se aplica habitualmente a un pesonaje que es importante en la historia, posee rasgos físicamente inusuales y tiene una naturaleza irrelevantemente sobreidealizada o demasiado poderosa”. ¿Es esto aplicable a Arya Stark? NO. No, no y mil veces no. Esto no quiere decir que el final de la Batalla de Winterfell esté necesariamente bien hecho. No es la misma crítica.

¿Por qué no?

Arya Stark no es una Mary Sue porque:

  1. No es guapa, no la quiere todo el mundo, no es perfecta. Es uno de los rasgos más importantes de las Mary Sues, que pretenden idealizar al personaje, y Arya siempre ha sido definida como fea, como pez fuera del agua, como persona que ha tenido que buscarse la vida para encajar precisamente porque está lejos de ser lo que se espera de ella. De hecho, conforme va evolucionando, más que en una guerrera noble como Brienne, Arya se convierte en una asesina bastante sádica.
  2. No tiene “un pasado trágico” para dar compasión y generar empatía: Arya comienza siendo un personaje feliz, dentro de sus problemas normales, que tiene una trayectoria trágica como todos los demás en la serie. Pierde a su familia, igual que Sansa o que Cersei Lannister (Nadie cree que Cersei sea una Mary Sue, ¿no? Que no me da la vida para escribir artículos defendiéndolas a todas).
  3. ARYA SE CONSTRUYE A LO LARGO DE TODA LA SERIE. Este es el punto más importante de todos. Arya no tiene unos poderes desmesurados sin razón alguna. La pequeña de los Stark lleva ocho, ocho temporadas (y por tanto un porrón de años) aprendiendo a ser una guerrera ninja. Que si entrenando con Syrio Forel, que si aprendiendo con Jaqen H’ghar y los hombres sin rostro. Como bien ella misma dice, no iba a ser una señora, así que tenía que convertirse en otra cosa. Por si no fuera suficiente con las temporadas, el propio episodio de la Batalla de Winterfell nos muestra cómo es capaz de moverse sin ser escuchada o vista y cómo puede matar sin dilación a miembros del ejército de la noche. Toda su trayectoria la ha llevado a este momento, por lo que es ridículo hablar de “destreza inexplicable”.

“Pero no me ha gustado el final…”

Otro tema distinto es creer que al final del episodio le falta una explicación. Que es demasiado rápido, demasiado repentino y demasiado “fácil”. Que se cargan de un suspiro la teoría del Azor Ahai o el Príncipe que fue Prometido. Eso te lo puedo comprar; pero entonces las críticas son otras muy distintas. Que sobreviva sin explicación no es un fallo de construcción del personaje, sino de las tramas de los episodios.

No debería utilizarse un término que no corresponde. Un término que sólo se utiliza para criticar a personajes femeninos “porque cómo lo va a matar Arya, es que es demasiado perfecta”. Esa crítica resulta (no inesperadamente) misógina. ¿Y si lo hubiera matado Jon Snow, que ha recibido mucho menos entrenamiento que Arya? ¿Eso es lo que tendría sentido? ¿Te has preguntado si es Jon una Mary Sue?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 0*avmkhhJXpHC0n_ia.jpg

Autor entrada: Irene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *