American Horror Story 7×11: Cult termina, ¡hasta luego Maricarmen!

¡A tomar viento! La séptima temporada de American Horror Story ha llegado a su final y no sé si es porque me acabo de levantar de la siesta viéndolo todo muy negro pero la cosa no ha estado a la altura de lo que debería haber sido un cierre de infarto para mantener las bragas mojadas por lo menos dos semanas. Con esta mezcla de sentimientos encontrados, que ya surgieron en nuestro interior cuando hace solo unas semanas Taylor Swift comenzaba a lanzar canciones mediocres tras la obra maestra de Look What You Made Me Do, empezamos a destripar el último capítulo de Cult. Abróchense los cinturones y tengan mucho cuidado porque el camino está plagado de spoilers. 

File:S7E11 Ally headshot.png

Vamos a dejar una cosa clara: Ryan Murphy podría cagarse en nuestra garganta y aún así le daríamos las gracias. Todos los halagos son poco para la persona que trajo a la vida a Rachel Berry. Él sabe eso y cuenta con que pase lo que pase vamos a apoyar todos sus proyectos, excepto Scream Queens, una obra de arte incomprendida y adelantada a su tiempo, por ello puede que haya dejado de esforzarse tanto en darnos maravillas desde aquellas memorables tres primeras temporadas de la serie (aunque Roanoke también es fantástica de principio a fin, todo hay que decirlo).

Después de esta reflexión y habiendo asumido que Ryan Murphy se ha convertido en un ser despiadado, sin corazón y tan cruel como Donald Trump o Shonda Rhimes, llega el momento de asumir también que Cult ha ido cayendo en picado capítulo tras capítulo y todo el interés que teníamos se fue desvaneciendo para luego volver a recuperarlo de golpe en los dos últimos episodios, cargados del buen salseo que tanto nos gusta y nos entretiene.

File:S7E11 Kai in prison with inmates.png

Pero entremos en materia. La secta de Kai se ha disuelto como los One Direction allá por el 2015 y la única “culpable”, entre setecientas comillas, es Ally, el personaje por el cuál Sarah Paulson ha cogido afonías de día sí y día no, porque lo que ha gritado esta señora durante la séptima temporada, disculpadme que os digo, no ha sido ni medio normal.

¿Y qué hace una persona cuando le disuelven una secta e interviene el FBI en su casa para acribillar a tiros a todos sus aliados? ¿Vender la exclusiva en el Hola para sacarse unas perras? No, lo meten en la cárcel. Eso sí, el tiempo en prisión eso es ya harina de otro costal porque vivimos en una sociedad que pena los asesinatos pero permite que Kiko Rivera siga haciendo música. ¿Doble moral? Yo digo sí.

File:S7E11 Kai yelling at the phone.png

Como comprenderéis este señor, Kai, no Kiko Rivera, está más que enfadado con Ally y Bervely Hope, un personaje que al principio fue un sí, luego fue un no, luego fue un sí de nuevo… y así hasta el día de hoy, porque aquí ha habido una traición que ríete tú de de la de Judas, por lo que el chavalito quiere venganza y cuando digo venganza me refiero a que no va a parar hasta mandar al otro barrio a Ally. Donde seguramente también siga gritando como si no hubiese un mañana. Para conseguir esto es muy necesario comenzar un elaborado plan dentro de la cárcel, así que sí, crea desde cero una nueva secta en prisión y allí sus súbditos le ayudan a escapar justo a tiempo para lograr su cometido: Votar a Amaia como favorita de la semana en O.T. No, es broma, lo que de verdad quiere es asesinar un poquito al personaje de Sarah Paulson ahora que se ha hecho famosa. 

File:S7E11 Ally political campaign ads.png

¿Perdón? ¿Ally se ha convertido en una celebridad? ¿Ha participado en alguna especie de Supervivientes o GH Vip tras sobrevivir a la secta de los payasos? Créeme que no. La buena mujer se ha lanzado al mundo de la política porque está hasta el papo moreno de que el destino del pueblo esté en manos de cuatro señores entrados en años y con una mente demasiado cerrada como para pertenecer al siglo XXI (El buen shade, ¿eh?). En uno de sus últimos mitins para alzarse con el poder de Míchigan sucede lo que todos esperábamos con ansias: el reencuentro de Ally y Kai, quién está más que seguro de la efectividad del plan que lleva maquinando meses.

Lo que nuestro pequeño Kai no sabe es que Ally, de manera paralela, también lleva meses planeando todo lo que debía suceder esa noche y la intervención del líder de la secta en el lugar era algo que no le pillaba por sorpresa. Si a eso le sumas que algunos de sus aliados habían dejado de apoyarle y le habían traicionado y que Bervely Hope estaba muy enfadada y tenía un arma… No hay que ser un genio para imaginar qué es lo que finalmente acabó sucediendo en aquel lugar.

File:BeverlyGA8-48.png

Efectivamente, el karma hizo acto de presencia y le puso a Kai el ojete como la bandera de Japón. Ally se convierte en la nueva senadora del estado de Míchigan y Kai acaba con un tiro en la frente. Nunca una muerte nos había dado tantas ganas de proceder a la correspondiente celebración en la Cibeles. Y así amigos, la secta de Kai llegaba a su fin, pero lo que pocos imaginaban es que Ally iba a fundar la suya propia. Uf, la pereza, ¿no? Pero bueno, siempre podemos obviar los dos últimos minutos de capítulo y hacer como si eso último no hubiese pasado, ¿verdad?

File:S7E11 Ally Cult Hood.png

El caso, Cult cierra su historia con un capítulo que no nos ha sorprendido en exceso porque ha acabado como se supone que debería acabar. No ha habido lugar para las sorpresas y los buenos plot twists, y eso es algo que provoca tristeza en el fondito de nuestros corazones. Pero tampoco podemos ser malas personas y considerar este final como un auténtico fiasco habiendo pasado por el final que en su día nos brindó Los Serrano. Digamos que Cult se alza con una buena posición, sin más, en el ranking de temporadas de American Horror Story, un ranking de momento encabezado por Asylum, Coven y Roanoke. 

¿Qué os ha parecido a vosotros este final? Espero leer todas vuestras opiniones en comentarios, en redes sociales… Porque si no pienso formar una secta y hundiros la vida, que lo sepáis. Nosotros nos leemos muy pronto despellejando una buena mamarrachada que tanto nos gusta. ¡Hasta pronto, bellas flores!

 

 

 

(Visited 98 times, 1 visits today)

Autor entrada: EhEhFran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *