American Horror Story 7×02: Vuelven los gritos de Sarah Paulson

¡Tapaos todos los oídos porque Sarah Paulson comienza a gritar como una loca! Así es amigos, la nueva temporada de American Horror Story al fin ha llegado a nuestras vidas después de tantos meses de espera y lo cierto es que nosotros no podemos estar más encantados. Cult reúne todos los elementos clave que podrían provocarnos soltar un buen churrete de caca sustancia marrón procedente de los adentros en nuestra ropa interior: payasos, allanamientos de morada, más payasos y muchas referencias a la situación política actual en los Estados Unidos, que eso sí que da verdadero miedo.

¿Quieres que te contemos como ha sido el arranque de esta séptima temporada? Pues solo tienes que seguir leyendo aunque debo avisaros de que encontraréis una gran cantidad de spoilers a vuestro paso. O sea, que habiéndoos puesto en situación lo mejor será que empecemos. ¡Adelante!

Resultado de imagen de american horror story 7x01

Con AHS: Cult, Ryan Murphy, ha querido dejar de lado los elementos sobrenaturales, cosa que agradecemos porque es algo que nos da bastante respetito y mira, no, y ha querido centrarse en la cruda realidad asentada en las tierras estadounidenses. Cult hace una crítica feroz al racismo, a la posesión de armas, a los votantes de Trump… Y eso es solo el comienzo de lo que a la pobre Ally, el maravilloso personaje de Paulson, va a hacerla gritar capítulo tras capítulo hasta probablemente sufrir los problemas en las cuerdas vocales que en su día ya padeció nuestra gran Rosa de España.

Ally, para que os hagáis el cuerpo, es una señora con fobia a los payasos y a las superficies con agujeros (mejor será que nunca se cruce con Jordi González) que vive con su mujer, que para nuestro gusto es un poco borde y debería relajarse (está claro que nada nos parece suficiente para Sarah Paulson) y su hijo pequeño, el cuál cabe destacar que está un poco, lo que a mi me gusta llamar, “apavonao”. Vamos, que le hace falta un par de tortas bien dadas o, en su defecto, un par de litros de sangre en las venas.

 

Ally, Ivy y Oz son felices en su casa bien situada en un barrio residencial de Míchigan hasta que de repente Trump gana las elecciones y Kai Anderson (Evan Peters), que está un poco trastocado de la azotea, aparece en escena. Kai está encantado de este nuevo rumbo que ha tomado su país y es que éste tiene la certeza de que el miedo es el que sacará adelante a todos. Cosa que no entiendo muy bien porque yo ante momentos de miedo barra pánico barra whatever de lo que más tengo ganas es de lanzarme desde un quinto y poco más, pero ok, fine, deberemos esperar para profundizar un poco más en esta movida de pensamiento postmoderno que seguramente no llegaremos a alcanzar.

Resultado de imagen de american horror story cult

Kai, como ya he dicho, está regular del coco, y aprovechando la inquietud de las recientes elecciones tiene en mente liarla muy, pero que muy gorda y adivinad qué lugar tiene todas las papeletas para ser el epicentro de todo esto: efectivamente, el barrio tranquilo y pacífico de Ally y su señora. Barrio que deja de ser pacífico justo en el momento en el que un grupo de señores con máscaras de payasos empieza a coger por costumbre colarse en las casas y asesinar, un poco, a sus habitantes. Vamos, lo que podría ser una versión gore de una gala de Halloween cualquiera de Gran Hermano.

Por si fuera poco, Ally, no sabe que tiene al enemigo en casa y es que sin saberlo ha contratado como niñera de su hijo a Winter, la hermana de Kai. O sea, ¿se puede ser más desgraciada y tener peor ojo para contratar a alguien? Pregunto. No cabe duda de que no, la mala suerte de todos los papeles que interpreta Sarah Paulson es simplemente legendaria.

Resultado de imagen de american horror story 7x01

Pero no nos desviemos del tema, Ivy, no cree a Ally cuando los payasos comienzan a aparecer no solo en su casa, sino también en su negocio. O sea, la toman por loca cuando ésta empieza a duplicar triplicar cuadruplicar la seguridad de su hogar. Y es entonces cuando a todos se nos viene a la mente el mismo pensamiento: ¿estará Ivy también metida en el ajo? Ojalá. Así os lo digo.

En resumen: Ally ve payasos, Ally cree que está loca y Ally debería de tomarse unas pastillas que su psicólogo le ha recetado y que ella obviamente ha obviado en su vida (Nosotros estamos muy a favor de los personajes con evidentes problemas mentales pero nena, todo tiene un límite y aquí ya se está rebasando). Kai quiere adentrarse en temas de política para expandir su legado del terror por todo Míchigan y estamos seguros de que va a conseguirlo. Se han mudado unos vecinos un poco raritos justo en frente de la casa de nuestras protagonistas. ¿Y como de raritos? Son los vicepresidentes del club de fans de Nicole Kidman en Míchigan. Que ya me jodería a mí. Espero que eso responda a vuestra pregunta.

Resultado de imagen de american horror story cult

Ahora que os he puesto al día con el salseo, con lo intrínseco de toda esta historia nos queda esperar una semana para ver que nos ha preparado Ryan Murphy en esta tercera entrega que promete ser fascinante cuanto menos. ¿Qué os ha parecido a vosotros todo este inicio de temporada? ¿Creéis que es necesario denunciar a Ryan y su equipo? Si es así hacédnoslo saber a través de los comentarios.

¡Nos leemos en una semana!

(Visited 146 times, 10 visits today)

Autor entrada: EhEhFran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *