American Crime Story 2×06: A Andrew le gustan mayores de esos que llaman señores

Bienvenidos una nueva semana a la crónica de esta locura, literalmente hablando, que tan enganchados nos tiene. American Crime Story continúa una semana más su emisión y al final, entre unas cosas y otras, nos hemos plantado en el sexto capítulo de la temporada y eso quiere decir que queda bien poco para enfrentarnos al desenlace, no sabemos si nos alegraremos o no sabemos si nos engancharemos a los tranquilizantes y no volveremos a soltarlos jamás. Lo que sí sabemos es que podríamos hacer está review con la frase “Andrew ta’mu loco” y acabarla en menos de cinco segundos pero como aquí nos encanta adentrarnos en todo lo adentrable te vas a ir ahora mismo a por unas aceitunas una lata de refresco y te vas a sentar, porque voy a contarte qué narices ha pasado esta semana en tu serie preferida. ¡Cuidado con los spoilers, amiga!

Imagen relacionada

Odio los saltos en el tiempo, por lo que como comprenderéis digerir esta serie está siendo una tarea algo compleja para mi persona, pero no voy a hablaros sobre mi drama acerca de los saltos temporales, porque eso daría para un artículo de tres mil palabras y mis superiores me echarían una bronca del carajo.

Este capítulo tiene otro salto en el tiempo, que bien, que alegría, ¡lo estaba casi suplicando de rodillas! (Pista: no). Ryan, en esta ocasión, nos lleva hasta un año antes de que a Andrew Cunanan se le fuera la castaña y se liara a matar a gente como el que se lía a palmotear mosquitos una madrugada de verano. Hoy nos adentramos en el lujoso modo de vida del chico porque, ¿cómo es posible que pueda permitirse ciertas cosas siendo de origen muy humilde? Pasar a la cúspide de la sociedad de un día para otro solo se consigue de dos maneras:

  1. Presentar el telediario de una cadena pública y que un miembro de la realeza se enamore de ti
  2. Marcarte un Andrew Cunanan

No hace falta repetir a estas alturas de la serie que marcarte un Andrew Cunanan se traduce como meterte en Grindr y buscarte a un sugar daddy que te pague los caprichos, pero bueno, repetido queda por si alguien se ha hecho la picha un lío y no se ha enterado de nada aún.

Resultado de imagen de american crime story 2x06

En este capítulo somos testigos del cumpleaños de Andrew, que no te creas que lo celebra invitando a cuatro amigos al 100 Montaditos el día en el que toda la carta está a un euro. Como aquí lo que se lleva es el derroche, lo cool y el dinerito, pues el chavalito se echa de amigo a un par de señores mayores (de esos que llaman señores, de los que abren la puerta y te mandan flores) con una casa que ni tú prima en sus mejores sueños. Por no hablar del número de invitados… No me quiero ni imaginar a los pobres miembros del servicio preparando las medias noches desde cuatro días antes y con toda esa antelación no sé yo hasta que punto un paté finas hierbas te aguanta en la nevera una vez abierto. Pero eso ya es otro tema.

En ese punto del capítulo todo nos estaba aburriendo, porque mira, que vengan a restregarnos lujos que jamás vamos a poder tener me parece bien, una vez, pero nena, no me vas a poner los dientes largos durante seis semanas porque empiezo a pensar más de la cuenta que soy una desgraciada. Bastante aguanto ya con el Instagram de Kim Kardashian como para que ahora venga este señor a recordarme que aún necesito conservar en el cajón la ropa interior del Primark con pelotillas y el color desgastado porque no tengo dinero para comprarme nueva hasta que no llegue el próximo fin de semana y mi abuela me de sus tradicionales cinco euros de paga.

 

Cuando estaba a nada de levantarme y lanzar el ordenador por la ventana llegó el salseo. El drama. La tragedia. Y ya me conocéis. A mí me ponéis una pequeña dosis de movida gratuita y me lanzo corriendo hacia ella como si de una luciérnaga a la luz se tratara. Resulta que a esa fiesta estaban invitados David y Jeff, sí, los dos chicos que Andrew mató hace un par de capítulos. Pues, nena, que ambos se conocen en esa fiesta y parece que hay muy buen feeling entre ambos y eso tiene a Andrew muerta y enterrada de celos.

¿Y qué hace éste al respecto? Mandarle una postal al padre de Jeff diciéndole que su hijo es gay y se líe una buena. Venga hasta luego, chao. Andrew, estás oficialmente cancelado por sacar a alguien del armario sin su consentimiento. Que lo hagan en Sálvame no quiere decir que esté bien hacerlo. 

 

Enamorado de David, el cuál pasa olímpicamente de su culo, y hasta las zonas bajas de que su sugar daddy no le conceda sus caprichos más impertinentes, Andrew abandona la casa (como si de Gran Hermano se tratara) y se acaba yendo a vivir con su madre, la cuál parece que tampoco está muy fina del coco.

Resultado de imagen de american crime story 2x06

En este punto del capítulo tengo que confesar que me dormí (y lo hice de verdad, no es una broma) y maldita sea la hora porque de repente aparece Gianni Versace y pensé por un momento que iba a perderme la escena del asesinato en el que se centra esta temporada por culpa de un par de cabezadas, pero no, amiga, resulta que Andrew se ha aficionado a unas drogas más fuertes aún y tiene una especie de sueño muy random con el hermano de Donatella. Que susto, ¿verdad?

Pero bueno, de momento todo va medianamente bien salvo por los cinco asesinatos y porque Andrew cada vez está más pillado de la cabeza, por lo demás… Todo marcha correctamente. De momento tendremos que esperar una semana y comprobar con nuestros propios ojos que se cuece en esa cabecita loca que tan mal rollo nos da. Mientras tanto pasad un buen fin de semana, amigas.

(Visited 61 times, 1 visits today)

Autor entrada: Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *