American Crime Story 2×01: Lujo, sangre y la peluca de Penélope Cruz

Quizá llegados a este punto lo mejor sea demandar a Ryan Murphy por acoso seriéfilo (Vale, sí, de acuerdo. Acabo de inventarme ese término) ya que no es normal que acabemos enganchados a todo lo que este buen señor decide emitir por televisión. Bueno, a todo excepto Glee, que optamos por abandonarla en su cuarta temporada, allá por el momento en el que su creador se propuso sacar del paro a todos los actores de mediana edad de Estados Unidos con el fin de agrandar el elenco de la serie como si no hubiese un mañana.

Hoy vengo a hablaros de otra de sus creaciones, American Crime Story. No voy a engañaros, no he visto la primera temporada y tampoco es que tenga intención de hacerlo pero hace unos días estrenaba su segunda temporada, basada en esta ocasión el asesinato de Gianni Versace, y la cosa no puede pintar más genial. Así que sí, vengo a hablaros sobre esta nueva entrega, sobre la peluca de AliExpress que le han cascado a Penelope Cruz para interpretar a Donatella Versace y sobre todo lo que se tercie. Ojito con los spoilers, amigas.

Imagen relacionada

Nos situamos en Miami el lugar donde a la gente le encanta patinar a cámara lenta por el paseo marítimo las veinticuatro horas del día todos los días del año, donde el CSI es capaz de resolverte un asesinato en menos de una hora y donde hace algo más de veinte años tenía lugar uno de los crímenes más famosos de la historia, con permiso Fer en Física o Química, el asesinato de Gianni Versace, el famoso diseñador de moda de origen italiano, en la puerta de su propia casa.



Justo de este modo arranca la segunda temporada de American Crime Story. Darren Criss, metido en la piel de Andrew Cunanan, el asesino de Gianni, aparece de la nada y le da ni más ni menos que dos disparos en la cabeza a su víctima. Claro, nosotros, desconocedores de todo este sarao, nos quedamos un poco locos y confusos porque no entendemos nada de lo que está sucediendo ante nuestros ojos, sensación que ya hemos tenido con anterioridad cuando en OT, Cepeda, se ha ido cargando a gente con mucho más talento y carisma que él (shade time). ¿Quién es ese chico con gafas con pinta de haber ganado ocho concursos de deletreo durante su infancia y qué tiene en contra del fundador de la marca Versace? Pero poco a poco iremos dando respuestas a todas nuestras preguntas.

Resultado de imagen de american crime story 2x01

Andrew y Gianni se conocen en un club gay de San Francisco y allí tienen una conexión que ni Clexa (you know what I mean) y  tras solo un encuentro más todo parece indicar que el chavalito se empieza a obsesionar un poco con el magnate de la moda y su alto nivel de vida, y es que ninguna obsesión es buena, salvo ese hitazo que lanzó Aventura en el verano del 2002, que a día de hoy nos siguen haciendo falta palabras de agradecimiento.

La cosa es que lo que mal empieza, mal acaba, y nosotros lo hemos visto con nuestros propios ojos durante los primeros cinco minutos de la serie. ¿Pero qué se supone que pasará con la empresa familiar? No nos preocupemos, de momento, porque Donatella Versace (o Penelope Cruz con la peluca más barata del catálogo de AliExpress) llega hasta Miami para enterrar a su hermano, poner en su sitio al novio de éste (interpretado por el futuro padre de mis hijos, Ricky Martin) y tomar el control de una de las empresas más influyentes a nivel mundial. 

Resultado de imagen de american crime story 2x01 penelope

Donatella, desde un inicio, tendrá que tomar decisiones complicadas como frenar la salida a bolsa de la marca Versace y es que tras la muerte de su hermano, y los rumores que están por salir a la luz sobre su frenético ritmo de vida, la cosa no iba a salir del todo bien. ¡Y porque en los noventa no existía el Sálvame que sino más trapos sucios aún se hubiesen descubierto! El caso es que la hermanísima de Gianni, de golpe, se ve envuelta en esta situación desesperada en la que todo el imperio, de la noche a la mañana, queda en sus manos.

Mientras tanto la policía continua investigando el paradero de Andrew Cunanan quién, de momento, se encuentra andando a sus anchas por las calles de Miami sin ser reconocido ni por el kioskero de la zona, literalmente, aunque sí que hay que decir que en este caso la policía es mucha más eficiente que en Rosewood y le siguen los pasos muy de cerca. 

Y eso es todo por esta semana. De momento no vamos a decir que se trata de la serie de nuestras vidas pero sí que nos hemos animado a seguirla porque oye, chica, que nos ha gustado y todo. ¿Te recomiendo echarle un ojo a la segunda temporada de American Crime Story? Indudablemente sí. La fotografía, la música, el buen ritmo de la trama y la interpretación de los personajes, sobretodo la de Darren Criss, lucen maravillosas en todo momento sin que quieras perderte ni un solo segundo de esta fantasía que Ryan Murphy nos tiene preparada para empezar el año en condiciones. ¿Qué os ha parecido a vosotros? Nos leemos en unos días para despellejar a fondo la segunda entrega, enfurecidos.



 

(Visited 156 times, 1 visits today)

Autor entrada: EhEhFran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *