Aciertos y fallos de Fullmetal Alchemist: Brotherhood

¡Muy buenas, mis Seriéfil@s! Últimamente estaba sin series nuevas que seguir (pero muchas a medias, como bien dicen los mandamientos seriéfilos) y llevaba ya tiempo dándole vueltas a la cabeza sobre empezar una nueva de animación. No soy muy de este tipo de series y eso que mis primeros artículos fueron un top de este tipo de productos, y esta llevaba la tira de tiempo en mi lista de pendientes. Así que decidí darle una oportunidad para ver qué tal estaba este tan aclamado anime (del cual podéis conocer más aquí). Con los 64 episodios vistos voy a contaros, desde mi punto de vista, cuáles son los aciertos y fallos Fullmetal Alchemist: Brotherhood. Eso sí, libre de spoilers para no chafar la experiencia.

Aciertos

Personajes secundarios. No te vas a aburrir de ver caras nuevas. Cada uno tiene una personalidad y motivaciones que los diferencian del resto. El tiempo en pantalla de cada uno dependerá del arco argumental y algunos los verás más que a otros, pero siempre los tendremos por ahí rondando y ayudando a nuestros protagonistas.

Historia sencillita. Más allá de su simbología y su metafísica, es una historia que se cuenta de forma amena y entretenida, a mí al menos no se me hizo muy pesada. Es ligerita, con sus dosis de acción, drama, comedia (para el que la quiera), moralidad y, muy importante, un final. Que al menos está acabada y es relativamente corta.

Errores

Deus ex Machina. Parece que estaban de oferta porque hay unos cuantos repartidos por toda la serie. Cuando los hermanos Elric o algún personaje más o menos principal se mete en un berenjenal y parece que va a salir mal parado, SORPRESA, se salva. Ya sea por algún personaje secundario que por arte de alquimia (o exigencia del guión) aparece o por alguna escena aleatoria de hace 20 capítulos todo cobra sentido en ese momento. Da la sensación que el anime aprovecha esa cantidad de personajes secundarios y escenas fuera de contexto para darte una historia más firme; sin embargo, a mí me provoca la reacción opuesta.

Infantilización de la serie. No soy muy asiduo a ver anime, la verdad, y probablemente sea porque no he encontrado el género correcto para mí. El caso es que este, como me imagino en muchos otros, tiende a caricaturizar e infantilizar la animación y personajes en momentos concretos. Un ejemplo es la actitud que tiene Ed cuando lo llaman bajito, que lo pintan como un monigote calvo con un mechón rubio. A la primera te ríes, cuando te lo repiten cada cinco capítulos y en peleas que tienen importancia y una carga narrativa y emocional pues cansa un poco.

Arcos de redención. Probablemente haga en un futuro un artículo relacionado con este tema y profundizar un poco más. Durante los 64 episodios te cuentan el pasado de algunos personajes y las acciones que cometieron. Hechos que en ningún momento, a mi parecer, repercuten en su personalidad. No existe una evolución como personajes, se mantienen estáticos y con un total de cero consecuencias y sacrificios.

La alquimia. Que sí, que es un intercambio equivalente y todo lo que tú quieras, pero aquí parece que todos lo que la manejan están cortados por el mismo patrón salvo algunas excepciones. ¿Alquimista del metal? Hace puños de roca. ¿Alquimista de fuego? Hace puños de roca. ¿Alquimista de los puños? Ese también hace puños de roca. Yo qué sé, será como el ejercicio básico antes de especializarse en alguna rama en concreto.

Villanos. ¿Qué villanos? Porque salvo Ira y Orgullo ninguno de los que aparecen en la serie merece que gaste energía en ellos. Todos siguen el mismo patrón: vamos a inflarlos a hostias hasta que al final caigan. Esto, obviamente, acompañado con algún power-up y aparición estelar de un secundario correspondiente.

Batalla final. No voy a comentarla porque spoilers, pero el vídeo de Youtube de «dos ratas peleando por un churro con música de Linkin Park de fondo» tiene más chicha que esto.

Y la pregunta del millón: ¿me ha gustado? Pues mira, sí. ¿Que le he sacado más puntos negativos que positivos? Pues mira, también. Fullmetal Alchemist: Brotherhood se deja ver, con sus más y sus menos, y pasas un ratico entretenido. Si os apetece un anime relativamente corto y que no se haga pesado este es el que estáis buscando.

Estos son para mí los aciertos y fallos de Fullmetal Alchemist: Brotherhood. ¿Estáis de acuerdo? ¿Añadiríais o quitaríais algo? ¿Tenéis pensado verla? ¡Comentadlo en nuestro tuetos y nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: