New Amsterdam

7 razones para ver ‘New Amsterdam’

Estrenada en 2018 y en plena emisión de su segunda temporada, hoy te damos 7 razones para ver ‘New Amsterdam. Basada en el libro ‘Twelve Patients: Life and Death at Bellevue Hospital’ del Doctor Eric Manheimer, esta serie muestra algo diferente a lo que estamos acostumbrados en los dramas médicos.

1. Sanidad Pública, el verdadero sueño americano

Hablar de Sanidad Pública en USA es casi como hablar de OVNIS. Bueno no, que en Estados Unidos es posible que crean más en OVNIS que en la opción de tener una Sanidad Pública. El caso es que este tipo de sanidad es prácticamente una utopía en dicho país. La falta de seguros médicos provoca en Estados Unidos miles de muertes cada año.

What Could Be More Helping People GIF - WhatCouldBeMore HelpingPeople Doctor GIFs

El hospital New Amsterdam (el cual es un personaje más en la serie) es uno de los primeros hospitales públicos del país. Algo que en los últimos años antes de la llegada del doctor Max Goodwin, se ha desvirtuado. Pese a tratarse como hemos dicho de un hospital público, el tema económico cada vez es más importante en los despachos del New Amsterdam. Por eso Max, como nuevo director médico del centro, se pone manos a la obra para maximizar los recursos, quitar de en medio gastos innecesarios y sobre todo, centrarse en los pacientes.

2. El Max Goodwin de Ryan Eggold

Si en una enciclopedia (qué antigua soy) buscaras la definición de persona a la que le gusta y se preocupa por su trabajo sin pensar en el beneficio propio, saldría la foto del Doctor Max Goodwin. Podríamos estar hablando del prototipo de doctor médico perfecto. El que su prioridad es la de atender de la mejor manera a sus pacientes. Independientemente de la procedencia, estilo de vida u origen de sus pacientes. Y por supuesto sin buscar en ello un beneficio económico para el propio hospital.

Goodwin va más allá de las paredes de su hospital, dando una vuelta de tuerca a los tratamientos. ¿Una persona que ingresa todos los meses en el hospital? Max se encarga de buscar ese «pequeño cambio» en la vida del paciente que podría evitar las constantes visitas al hospital. Mejorando la vida del paciente y ahorrando el dinero que el hospital usaría en su tratamiento, para poder aprovecharlo en otros pacientes. Así es como funciona Max Goodwin. En cualquier momento puede aparecer con lo que parece una idea disparatada, pero que acaba teniendo unos resultados fantásticos.

3. Multirrenovación

La cronología de New Amsterdam es una maravilla. Estrenada en septiembre de 2018. A principios de octubre le dieron el back nine consiguiendo así que su primera temporada contara con 22 capítulos. Unos meses después, en febrero de 2019, fue renovada por una segunda temporada. Pero ahí no queda todo. En enero de 2020, tan solo unos meses después del estreno de esa segunda temporada, la serie fue renovada DEL TIRÓN POR TRES TEMPORADAS MÁS.

Así que, lucky us, nos queda New Amsterdam AL MENOS HASTA 2023. A veces las series nos dan verdaderas alegrías las cuales solo podemos disfrutar mientras duren.

4. Freema Agyeman

Porque Freema Agyeman nunca defrauda y, si no estabas enamorad@ de ella, LO ESTARÁS. Ya pudimos verla en Doctor Who como Martha Jones o la mejor companion del Doctor, también hizo sus pinitos en The Carrie Diaries (serie cuya existencia nadie sabe explicar). ¿Todavía no sabes de quién te estamos hablando? Seguro que recuerdas a Amanita en Sense8. Ahora es una prestigiosa oncóloga en un hospital de Nueva York que se roba todas y cada una de las escenas en las que aparece.

5. Reencuentro de Sense8

Probablemente haya alguien que aún no se haya dado cuenta de este curioso crossover. Y es que dos de los protagonistas de la serie, participaron en Sense8, la innovadora serie de Netflix. La más evidente sin duda es la ya mencionada Freema Agyeman, que por si hay algún despistado, daba vida a Amanita Caplan, la pareja de Nomi Marks. No se trataba de uno de los personajes principales de la serie (los 8 sensates) pero realmente era una protagonista más.

Por otro lado y que puede costar más relacionar, tenemos al doctor Vijay Kapoor, interpretado por Anupam Kher y que dio vida a Sanyam Dandekar en Sense8. Mejor conocido como el padre de Kala Dandekar, la sensate hindú que llevo una estrecha relación con cierto alemán. El personaje de Kher en Sense8 fue mucho más secundario, pero seguro que hay quién lo recuerda.

6. La parte humana de los superheroes

La profesión de médico siempre ha sido de las más admiradas por todas las culturas y sociedades. Y no quita razón a todo aquel que lo piense. El problema es que hemos confiado que los médicos son máquinas de ejecución perfecta, y que por ello no pueden cometer fallos. Mucho más allá de la realidad, los médicos cometen cagadas como todos los demás. Y en New Amsterdam hemos podido ver algunas de ellas.

Humanos en todos los sentidos…

Desde negligencias médicas cubiertas por el propio equipo médico, hasta problemas de adicción en los propios profesionales. Vale que esa adicción la hayamos podido ver en otras series (como House y la Vicodina); pero eso no quita que en New Amsterdam la hayamos visto desde un punto más real y duro. Creo que la serie ha conseguido que veamos esa parte que hace humanos a los médicos, y que por mucho que confiemos en ellos como auténticos salvadores, hay situaciones que son muy superiores y que necesitan ayuda de otros profesionales al igual que todos nosotros.

7. Iggy Frome

Todos estamos de acuerdo en que Iggy es el segundo cacho de pan más grande de esta serie después de Max (son dos seres de luz). El psiquiatra y Director de Psicología del New Amsterdam es uno de los personajes que, a través de su trabajo, nos muestra algunas de las historias más conmovedoras. Iggy tiene una forma de trabajo parecida a la de Max. Antepone la salud y seguridad de sus pacientes sobre todo, en muchas ocasiones saltándose ciertas reglas con mayor o menor repercusión. Además con el personaje Frome tenemos la principal representación LGTBIQ de la serie. Que junto a su marido, tienen adoptados un buen número de niños.

Y como sabemos que siempre os quedáis con ganas de más, querid@s seriéfil@s, aquí os damos una razón más de regalo. ¡DE NADA!

8. No es la típica serie de médicos

Estamos acostumbrados a que la mayoría de las series médicas se centren en sus protagonistas y las tramas entre ellos. Dejando en segundo plano los casos y pacientes de cada capítulo. Sin embargo New Amsterdam contrarresta la balanza en ese asunto. Sin dejar de lado las tramas de (y entre) sus protagonistas, la serie da algo más de peso a los pacientes y sus historias. Capítulos donde lo que te hace seguir viéndolo realmente es lo que está sucediendo con los pacientes y como se va a solventar (si es que lo hace). Por esto podríamos considerar New Amsterdam una serie de médicos que no es como la típica serie de médicos. Siempre nos quedará hueco para ver Grey’s Anatomy si queremos más drama amoroso entre ellos.

Si te gustan los dramas médicos aquí tienes droga de la buena. Además de haber sido reconocida como una de las series médicas más realistas de la televisión, no se libra del puntito drama y es recomendable verlo con un paquete de pañuelos o dos o tres cerca. Pero una cosa puedo decir, 100% segura, New Amsterdam te va a enganchar y vas a necesitar episodios en vena. Si aún no estás convencido/a, te dejamos el trailer de la serie:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: