Daredevil 2×10: The man in the box

Daredevil nos sorprendía esta vez con un capítulo lleno de acción, de respuestas largamente esperadas y un ritmo frenético. Se nota que la temporada está llegando a su fin y la serie ha subido en calidad y ritmo en cuanto a sus tramas.

AVISO SPOILERS SI NO HAS VISTO EL 2×10 NO SIGAS LEYENDO

El capítulo, como viene siendo habitual, comienza donde terminó el anterior, una vez que la policía ha encontrado los cuerpos de los prisioneros casi sin vida, nuestro viejo amigo policía llama a una ambulancia para que se los lleven al hospital. Cuando acaba de terminar de llamar a la ambulancia, Matt, como dar Daredevil, habla con él y le explica que esto es obra de alguien muy peligroso, una organización que pretende hacerse con el control de Hell’s Kitchen, y debe llevar extremo cuidado, nadie puede saber dónde llevan a los prisioneros porque están en peligro, al igual que todas las personas que los ayuden.
Los prisioneros acaban en el hospital donde trabaja Claire. En medio de su examen preliminar, Claire se da cuenta de que todos los pacientes tienen las huellas dactilares quemadas, algo que han hecho en contra de su voluntad para que sea imposible su identificación. Matt aparece en el hospital para hablar con Claire, le advierte del peligro que corren los prisioneros y todos los que les ayuden, además de explicarle el por qué los han atacado y confesarle que el hombre que ambos creían muerto, el que le hizo a Matt las heridas que ella le curó, está vivo, tal y como vimos en el capítulo anterior.

A lo largo del capítulo vemos como los prisioneros se van estabilizando y como Daniel, el hijo del hombre al que estaba extorsionando la mafia japonesa y que ayudó a Matt, es el único que despierta. Gracias a Claire, descubrimos que a los prisioneros les estaban drenando la sangre cada día por mucho tiempo y que además les estaban inyectando toxinas, la teoría es que los estaban tratando como conejillos de indias, como incubadoras humanas para poder usarlos cuando quisieran. Esta trama termina de forma sorprendente cuando al final del capítulo podemos ver cómo las luces del hospital empiezan a fallar, alguien está trepando por el edificio, Claire va inmediatamente a ver a los prisioneros y los descubre a todos despiertos justo encima del cadaver del hombre al que han matado, parece que están controlados por alguien. Lo último que vemos de ellos es como miran al frente mientras varios hombres, presumiblemente de la mafia japonesa, están invadiendo el hospital.

image

Esta trama es, cuanto menos, interesante y sorpresiva, yo he visto algo raro en Daniel, en su mirada cuando su padre lo estaba intentando tranquilizar después de que se despertara, pero no me imaginaba algo así, es como si los estuvieran controlando, como si lo que les inyectaron les hubiera lavado el cerebro y ahora fueran esclavos de la mafia.
Me parece muy interesante la dinámica entre Matt y Claire, ella quiero una vida tranquila, normal, sin embargo, Matt y su mundo parece que siempre se meten en su camino y al final, acaba envuelta en algún embrollo. Se nota muy claro que a Claire aún le importa Matt, al menos como un amigo y que ella para Matt también es una amiga muy querida.
Nos dejan con la duda de quién serán los hombres que están escalando el edificio del hospital, supongo que serán miembros de la mafia japonesa, pero es todo muy confuso como para tener una teoría clara.

Reyes ha llamado a Foggy, Karen y Matt para reunirse con ellos. Los tres piensan que es sólo una reunión para sacarles información de Frank ahora que se ha fugado del pabellón B (al oír esto, Matt une los puntos y sabe con certeza, como así le hace saber a los demás, que Fisk es quien ha hecho posible la fuga de Frank) y no se fían absolutamente nada, dado lo que les ha hecho Reyes anteriormente. Sin embargo, nos encontramos con una Reyes totalmente diferente de la que lo recordamos, está agobiada, temerosa, vulnerable y arrepentida. Cuando Foggy y Karen le hablan de todo lo que saben sobre ella y de todo lo que ha encubierto, Reyes por primera vez se sincera y explica todo lo que pasó aquella noche cuando murió la familia de Frank. Había alguien que se quería hacerse con el mercado de la droga en la ciudad, un hombre del que escuchamos hablar en el anterior capítulo, Bullseye, las tres bandas a las que Frank atacó habían concertado una reunión con él en un parque, en ellas habían infiltrado a un agente del FBI, la operación se preparó y se autorizó pero con la presencia de civiles en el parque porque Reyes pensó que si el parque estaba demasiado vacío sería sospechoso. Bullseye no se presentó y cuando descubrieron al infiltrado el tiroteo empezó y la familia de Frank fue un daño colateral del mismo. Eso es lo que Reyes ha querido esconder todo este tiempo, ella autorizó esa operación, a pesar de no haber vaciado el parque de civiles, y sabiendo el riesgo que había, para cubrir ese acto y salvarse a sí misma, ha falsificado informes y pruebas, además de atentar contra la vida de Frank, incluso ordenó que no se le reanimara tras el disparo en la cabeza.
También descubrimos el motivo por el que Reyes está tan asustada, han amenazado a su hija, Karen no se lo puede creer, sabe que Frank tiene un código de honor y qu no es su estilo, sin embargo, Reyes está convencida de que ha sido él y les pide a los tres que si Frank se pone en contacto con alguno de ellos se lo digan. Sin embargo, no le da tiempo a decir mucho más porque las balas empiezan a inundar la habitación y Reyes cae muerta el suelo, mientras que todos los demás siguen con vida, aunque heridos.

image

Este tiroteo es el punto de inflexión del capítulo y el que marca el ritmo y las acciones de los personajes principales.
Por fin descubrimos la verdad sobre todo lo que esconde Reyes, lo que hizo es un error enorme y la vemos arrepentida, es la primera vez que la vemos así de arrepentida de todo lo que ha hecho y me ha gustado que humanicen así al personaje, no es una asesina, ella cometió un grave error a sabiendas pero no quería que nadie resultara herido, no quería matar a nadie. Lo que hizo después se debió al miedo y el terror, por supuesto, no hay nada justificable en sus acciones pero sí que podemos comprenderlas un poco mejor.
Es cierto que vaciar un parque habría llamado demasiado la atención, sin embargo, no puedo evitar preguntarme porqué no pusieron agentes encubiertos como si fueran civiles, eso podría haberles evitado el inconveniente de que el parque estuviera demasiado vacío y también hubiesen tenido más refuerzos en caso de que algo saliera mal, a parte de evitar que hubieran civiles, por supuesto.
Me ha gustado mucho que se mostrara a Foggy y a Karen combatiendo a Reyes desde todos los ángulos, le han hablado claro desde el principio: sabía porque estaban allí y todo lo que había hecho, por primera vez la máscara entre ellos se cae y hablan de manera sincera, ellos la tratan una criminal y Reyes acepta todas sus acciones. Además, también ha sido una sorpresa agradable ver a Foggy, Matt y Karen unidos de nuevo aunque sólo fuera por un breve instante, como un equipo. Parece mentira que hace muy poco que esto ha acabado y ya se echa de menos esta dinámica entre los tres.

Matt, por su parte, tras el tiroteo, se reúne con Foggy para preocuparse por él y asegurarse de que está bien, una vez que lo hace, decidirse para arreglar las cosas por su cuenta, Foggy no quiere que lo haga pero Matt le deja las cosas claras: no lo va a dejar, es necesario que sea Daredevil y es necesario que arregle este asunto, Foggy intenta que entre en razón pero vemos cómo, de nuevo, se confirma la elección de Matt y se marcha. En esta conversación podemos ver cómo se pone de relieve de nuevo el punto de fricción entre los dos amigos, Foggy aún quiere arreglar las cosas con Matt pero él está decidido apartarlo de su camino, y a “liberarlo” de él. Matt se dirige hacia la cárcel para confirmar sus sospechas sobre Fisk. Una vez allí, Matt no tarda en decirle que lo sabe todo, aunque Fisk disimula y no reconoce nada, parece que por mucho que Matt sepa lo que hizo él no está dispuesto a reconocerlo, sin embargo, Matt lo conoce y ataca su punto débil: Vanessa, le habla sobre ella y lo amenaza con mover sus hilos para que no la dejen entrar nunca en el país y que no puedan estar juntos, tal y como Fisk piensa. Es en ese momento cuando Fisk en un ataque de rabia se suelta las esposa y ataca a Matt, con la complicidad de su abogado y de los guardias que hay fuera, que saben lo que está pasando y no lo detienen, lo deja muy mal herido y lo amenaza: irá a por él y a por Foggy (en este punto Matt intenta defender a Foggy y dirigir toda la amenaza de Fisk hacia él, aunque no lo logra), y no podrá hacer nada porque todo el mundo está de su parte, los guardias, los abogados, todo el sistema. Esta amenaza deja a Matt muy afectado, no sólo por la amenaza en sí, sino por lo que significa, él hasta ese momento creía que Daredevil era sólo una ayuda necesaria, creía en el sistema pero ahora ha comprobado que el sistema falla y que todo por lo que sea sacrificado al final no ha valido para nada, por lo tanto, esto es algo que lo hace reafirmarse en su decisión de ser solo Daredevil.

xr4kjirxvfuh9qto4j48

No quiere distracciones en su vida y, por ello, va a alejarse de todos a los que conoce y quiere, esto es, de Foggy y Karen por dos razones: la primera es porque son distracciones para él, y la segunda es porque corren peligro y así los protege. Comprobamos esta decisión inamovible de Matt cuando habla con Claire en la azotea del hospital, el cual Matt vigila, en esta conversación, Matt le confiesa a Claire todo esto y su sentimiento de culpa por todo lo que ha pasado, ella intenta hacerle entender que ha hecho mucho bien, que no es su culpa porque no puede prever lo que va a pasar y que no puede aislarse tanto, que eso sólo hará que pierda la perspectiva y que se hunda en sí mismo, necesita a en quien apoyarse y quien confiar, en definitiva, necesita tener una vida real y descansar de vez en cuando, no tenerse en pie cuando ya no puede más porque cree que sin él la ciudad se viene abajo. Incluso le anima a que vaya ver a Foggy, que su amigo está herido y ni siquiera ha ido a verlo, aún estando tan cerca.
Parece que Matt se muestra indeciso por un momento, sin embargo, al final rechaza la oferta y se queda solo en esa azotea.

image

Esta conversación es muy importante porque en ella vemos lo que comentaba en capítulos anteriores sobre la decisión de Matt. Ahora más que nunca eliges ser Daredevil, elige ser un soldado y no tener más vida que la lucha, en el fondo sigue preocupándose por sus amigos, sin embargo, cree que aislarse para ser su altér ego es el camino, cuando no puede estar más equivocado, en este asunto, Claire lleva toda la razón y creo que esta lección es algo que Matt tiene que aprender de aquí al final de temporada, solo no podrá lograr lograr nada.

Además, es la primera vez que vemos a Matt renegar del sistema, no creer en él, y eso le hace saber que necesita ser sólo un soldado ahora más que nunca, si lo pensamos detenidamente, Matt está siguiendo en este momento la vida que Stick siempre quiso para él.
Somos testigos de que, a pesar de lo que le dice Claire, Matt sigue pensando que todo es su culpa, es como si no fuera consciente de todas las vidas que ha salvado y tenga que redimirse de sus “malas acciones” al traer tantos problemas a su ciudad protegiéndola hasta la extenuación, por eso cree que no se merece ni un segundo de descanso.
Me parece interesante que Matt se confiese con Claire, que sea la única a la que le diga todo, aquí se comprueba lo que comenté anteriormente, que él aprecia Claire realmente y la considera una amiga.
Lo que comprobamos en esta conversación es que a Matt aún le quedan muchas lecciones que aprender en lo que resta de temporada respecto a este tema y no puedo esperar para que compruebe que Claire tenía razón en todo lo que le ha dicho.

Karen desde el principio sigue confiando en Frank, incluso tras ver la amenaza que le enseña Reyes, ella sabe que Frank no es así, que tiene un código y no creo que sea él, sin embargo, tras el tiroteo en el que matan a Reyes, está más confundida que antes, todo el mundo culpa a Frank… Va a la redacción del periódico y ahí se encuentra con el redactor que se preocupa por ella, una vez que lo tranquiliza, comienza a hablar sobre lo que ha pasado, Karen sabe que es probable que haya sido Frank, todo el mundo lo culpa, aunque su intuición le dice que no lo es él pero prefiere no hacerle caso y fiarse sólo de las pruebas. Entre los dos llegan a la conclusión de que una vez que Reyes está muerta, el siguiente en la lista será el forense que actúo como su cómplice. Así, ambos van hacia su casa y descubren que la policía ya está allí, es una escena del crimen, el forense ha sido acribillado a balazos y su casa está destrozada. Karen no puede contener el horror ante esto, sin embargo, ver al forense hace que esté segura de que Frank no es el culpable, el periodista cree que Karen está ciega por sus sentimientos y le aconseja que no se deje llevar por ellos, aún así, Karen sigue convencida de que no sido Frank, de que no es la forma en la que actúa, no así, él es meticuloso y el cuerpo del forense ha sido atacado brutalmente pero de forma descuidada, eso no se suficiente prueba para el redactor que le dice a Karen que piensa que ese código de honor que ve en Frank realmente no existe. Karen termina por pensar que lleva razón y ambos saben que deben ayudar en todo lo que puedan, así que ella va a ir en busca de los papeles que tiene sobre Frank en su casa, el periodista hace que dos policías la acompañen. Karen no quiere que lo hagan, y aquí recuerda a Ben, con él no hubiese hecho algo así, pero él le deja claro que no está dispuesto a perder a alguien más que le importe, así que Karen acepta.
Al llegar a su casa, Karen empieza a buscar los papeles, en un momento, se queda mirando una foto que tiene de Matt, recordándolo…pero el tiempo apremia y sigue buscando los papeles, cuando está apunto de encontrarlos, ella intuye que hay algo extraño…los policías no responden a su llamado, ella toma precauciones y se arma con una pistola que tenía escondida, es entonces cuando Frank aparece, Karen no tarda en amenazarlo con su pistola y en jurarle que disparará, Frank va desarmado y no hace más que proclamar su inocencia, incluso le hace caso cuando Karen le indica que no se mueva, en medio de este encuentro, empiezan a tirotear la casa de Karen y Frank le salva la vida poniéndose delante de ella haciendo de escudo humano. En cuanto las ráfagas de balas terminan, Frank le pregunta a Karen si ahora le cree y ella no duda en responder que sí, es imposible que fuera él, tenía razón desde el principio: Frank es inocente de esos ataques.

Me gusta mucho la fe que tiene Karen en Frank, ella sabe cómo actúa, ya le extraña desde el principio que haya amenazado a una niña pequeña, sería incapaz de matar a una niña, le recordaría a su hija, siempre hay algo en ella que le dice que no fue él, incluso aunque decida ignorarlo al principio pero está ahí, no es hasta el último momento que se deja llevar por lo que su amigo le dice pero aun así hay algo que no encaja para ella.
Es importante también el hecho de que Frank acude a ella, a la única que ha visto algo de humanidad en él y realmente se ha preocupado por él, esto demuestra lo importante que ha sido Karen a la hora de humanizar a este personaje.
En cuanto a los tiroteos, está claro que alguien está intentando inculpar a Frank de estos ataques, hasta ahora lo ha logrado, sólo Karen sabe que no fue él, sin embargo, ¿quién ha sido realmente? No creo que haya sido la mafia japonesa y se me ocurre Fisk pero es algo que no me cuadra porque él hizo que Frank se fugara para que le hiciera el trabajo sucio y sería una tontería que lo hiciera salir para inculparlo inmediatamente después sin que haya podido actuar, es más, aunque quiera vengarse de Matt y los demás, está claro que lo quiere hacer con sus propias manos, a su manera, cuando llegue el momento. Así que solo me queda una opción y es que, al parecer, los tiroteos han ido dirigidos a todos los que estaban implicados en el caso de Frank, eso demuestra que este caso llega mucho más arriba de Reyes,
por tanto, lo que más me encaja es que alguien del FBI sea el que ha orquestado los ataques y ha encontrado en Frank el chivo expiatorio perfecto. La verdad que me tienen muy intrigada con esto.
Me encanta que hayan mostrado de una forma tan sutil que los sentimientos de Karen por Matt no están ni de lejos acabados, así se ha demostrado cuando ella se ha detenido momento a mirar la foto de Matt, a pesar de que ese mismo día había afirmado ante Matt que estaba bien, pero bien es todo lo contrario a como está, no ha tenido tiempo de reflexionar y empezar a superar lo que ha pasado.
Me gusta un montón que el periodista se preocupe tanto por Karen y la proteja, se nota que es importante para él.
Ademas, ha habido una escena entre Foggy y Karen que me ha emocionado, él estaba a punto de ser trasladado al hospital y ella se ha preocupado mucho por él, no quería dejarlo solo y quería comprobar que de verdad estaba bien. Incluso le ha extrañado que Matt se fuera así y no lo acompañara. Se nota cada vez más que Foggy es alguien que quiere mucho.

En otro orden de cosas, vemos como Elektra está a punto de irse de Nueva York, pero antes decide tomarse algo, mientras lo hace, aparece una hombre francés que la invita a tomar una copa, ambos flirtean, cuando Elektra le dice un nombre falso es cuando este hombre se descubre, sabe perfectamente quién es ella y todo lo que ha hecho, incluso enumera varios asesinatos que no conocíamos, y revela que le han ordenado matarla. Elektra está lista para la lucha y así se lo hace saber. Ambos se enzarzan en una lucha encarnizada en la que al final Elektra consigue acabar con él. Lo primero que Elektra piensa es que es alguien mandado por la mano y le deja claro que esa no es su guerra, no va a luchar en ella, quiere que la dejen tranquila. Sin embargo, este hombre antes de morir revela que “La mano” no lo envía, ha sido Stick. Es un acierto haber dado este giro y que alguien que siempre ha protegido y salvado a Elektra, incluso hace muy poco tiempo, sea ahora alguien que la traiciona porque no ha seguido su camino marcado y ha decidido abandonarlo. En la mente de Stick Elektra lo ha traicionado por haber elegido seguir luchando con Matt a su manera y no con él y ahora le está pagando con la misma moneda.
No sabemos si Elektra va a ir ahora a por Stick o va a decidir desaparecer un tiempo, pero parece que tome la decisión que tome estará en peligro.

En conclusión, me ha parecido un capítulo donde se marca el ritmo del final de temporada y se nos dan respuestas a interrogantes que llevaban tiempo pendientes, además de marcarnos una nueva dinámica en los personajes. Éste ha sido un capítulo decisivo para la recta final donde se cierran tramas y se abren otras, con un ritmo trepidante donde no hemos tenido un segundo de descanso, en definitiva, un capítulo digno del principio del fin de la temporada.

Hasta aquí la crítica del 2 × 10, nos vemos el sábado con el 2 × 11 “380”. ¿Y a vosotros qué os ha parecido el capítulo?. ¡No dudéis en comentármelo!.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Autor entrada: Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *