12 Campanadas, 12 Series: White Collar

Día 9 del parón navideño: Querido diario: Anoche tuve un sueño, un sueño maravilloso. Era un día cualquiera y llegaba a casa con la esperanza de ponerme un capítulo de mi serie favorita. Allí estaba Neal Caffrey esperándome con la manita y el portátil preparados. Desperté y miré el calendario: es 28 de diciembre, día del seriéfilo inocente

Como el resto de la redacción de “Seriéfilos enfurecidos”, mis más sentidas condolencias por pasar unas navidades alejados de nuestros personajes más queridos. ¡Pero no os preocupéis porque todavía quedan unas cuantas cosas antes de terminar el año! Tenéis suerte, queridos lectores, porque vamos a ser vuestra estrella polar hasta que 2016 nos devuelva nuestros episodios.

Hoy, he venido a hablaros de una serie que hará que olvidéis hasta en qué día vivís. White Collar es una serie original del canal USA Network, cuyo creador Jeff Eastin ha hecho que disfrutemos durante 6 temporadas de las aventuras del artista hasta falsificando Neal Caffrey (Matt Bomer) y su vida tras haber jugado al gato y al ratón durante años con el Agente Especial Peter Burke de la brigada de guante blanco, encargada de recuperar obras de arte robadas y demás objetos de valor.

¿Qué puedo deciros para que os enamoréis de “Ladrón de Guante Blanco”? Obviamente, lo primero que tenéis que hacer es veros el piloto. Así fue como yo misma caí por obra y gracia de una amiga. Las tramas están muy bien desarrolladas, la evolución de los personajes magnífica y además, ambientada en Nueva York.
Paremos un momento a hablar del protagonista: MATT BOMER. 

Este actor tiene unos registros increíbles, y gran variedad de caras que mostrar. Pudimos disfrutar de su faceta de cantante en Glee, de sus delicias como bailarín en “Magic Mike”, de otro registro totalmente diferente en AHS: Hotel. Si todavía no os habéis enamorado de este hombre, ahora es vuestro momento:

Una de las ventajas que tiene esta serie, y especialmente en Navidad es que ya ha terminado, lo que traducido a lenguaje seriéfilo solo podemos expresarlo con una palabra: M A R A T Ó N.


En lo referente a la trama, y ojo que este artículo es libre es spoilers, Neal acaba trabajando como asesor con la libertad condicional para el departamento del que Peter forma parte y, además, por casualidades del destino (o del karma, según se mire) Burke termina siendo el supervisor de la relativa libertad de Caffrey.
La relación entre ambos personajes se desarrolla más allá del concepto bromance al que todos estamos acostumbrados. Estos son directamente, Padre, Hijo y el Espíritu Santo son tus feels llegando hasta aquella estrella de allá y todo recto hasta el amanecer freudiano.


Otro de los personajes del que os vais a enamorar es de Mozzie, el cual tenéis que conocer para poder dar una opinión de él. La mía es que es uno de los mejores personajes que he tenido el placer de conocer durante mi vida seriéfila, y ya es mucho decir. Describirlo con una palabra, hace que salga nuestro Stinson interior, pero al menos el esfuerzo merece la pena.

Otro trío del que no nos podemos olvidar es de Elizabeth Burke, Diana y Jones. La primera de los tres es nada más y nada menos la esposa de Peter. Individualmente es a quien todos nos queremos parecer cuando seamos mayores y junto a Peter, Lily y Marshall entrados en sus 40. ¿Los adoptamos? Hell, yes.

Finalmente, hablaros de Diana y Jones, ambos parte del equipo de Burke en la brigada. Ella busca hacerse un hueco en un mundo de hombres y él es un MacGyver moderno.

Por último, os dejo el enlace del vídeo promocional de la primera temporada para que os animéis:

(Visited 86 times, 1 visits today)

Autor entrada: Laura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *