12 campanadas, 12 series: las ausentes en la mesa

24 de diciembre, una de las fechas más señaladas en los calendarios. Reencuentros o despedidas, conversaciones predecibles o adictivas y quizá… ¿series o películas? 

Me pregunto si en muchos de los debates navideños este tema se pasará por alto o si por otro lado, provocará un conflicto interno por ver quien defiende las películas frente a las series y viceversa. Últimamente, parece que es así. Parece que nos vemos obligados a elegir sobre qué es lo que funciona mejor.

Son muchos los argumentos que aparecen en este ámbito. Desde “Lo mucho cansa” a “La mayoría de los personajes de las películas se olvidan, los de las series no”, constituyen los polos enfrentados que oigo día a día. Y digo oigo, que no escucho, porque en mi caso no puedo elegir. Dejando a un lado las ventajas e inconvenientes que puedan tener cada una, no contemplo ver solo series o ver solo películas. 

Pero sí que es cierto (y nadie me lo puede negar), que no es lo mismo lo que nos produce el final de una serie que de una película. Por eso, os voy a hablar de algunas de las series que nos han dicho adiós, algunas de este año que termina y otras que echo demasiado en falta. 

1.- Scandal. 

Este año, Olivia Pope se marchó por todo lo alto con un final que no a todos entusiasmó. Acostumbrado desde 2012 a que volviese a mi pantalla, he de admitir que echo de menos las peripecias en la casa blanca y esos diálogos que a mí me dejaban con la boca abierta y con ganas de más. ¿Algún gladiador frustrado en la sala?

2.- Sense 8

Los fans pedimos un final digno y nuestros deseos se cumplieron. Una serie que prometía acompañarnos durante algún año más y que nos ha dejado bien pronto, con frentes abiertos y detalles sin perfilar. ¿Alguien más les echa de menos?

3.- The Americans

Una de esas series que combina espías e intriga, repleta de inteligencia y de un cuidado exquisito terminó este año y pese a que ya habíamos sido advertidos, noté cómo se rompía dentro de mí. Yo lo voy llevando… ¿y vosotros?

4.- Once Upon a Time

La serie de Edward Kitsis y Adam Horowitz se despidió este año ya casi por petición del público. No fue porque no enganchaba ni porque cansaba sino porque ya no se cuidaba como al principio y porque cada vez perdía más y más sentido. Los fans nos veíamos en la obligación de pedir un final (que tendría que haber llegado en la sexta temporada) para mantener el espíritu fantástico de la serie. Pero eso no quiere decir que no duela. ¿Alguien se une? 

Once Upon A Time Credit: ABC

5.- Downton Abbey

Ya nos dejó en 2015 pero es inevitable para mí recordarla en estas fechas navideñas puesto que los capítulos finales de sus temporadas estaban ambientados en esta época, y yo acostumbraba a verlos en diciembre. Quizá el dolor de la marcha de esta serie duele ya un poco menos y todavía mejor si sumamos que el rodaje de la película que van a hacer sobre ella terminó muy recientemente. ¿Quién no desea reencontrarse con los Grantham?

6.- Mozart in the jungle

Una de mis series favoritas terminó en febrero y a día de hoy he sido incapaz de ver su última y cuarta temporada. No terminaré el año sin despedirme de esta serie, pero no quiero pasarla por alto, ni mucho menos. No sé si alguna vez una orquesta me marcará tanto. 

Estas son algunas de las series terminadas que yo os propongo pero no quiero pensar todavía en el 2019, con el anunciado final de Juego de Tronos, Veep… y el definitivo adiós de Modern Family, entre otras.

Me encantaría que comentaseis qué series faltan por primera vez en vuestra mesa y cuáles os encantaría que volviesen de nuevo. Incluso de cuáles guardáis mejor recuerdo. Aprovecho para desearos unos días llenos de buenos momentos y tiempo para series. ¡Feliz nochebuena y feliz Navidad!

Autor entrada: Daniel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *