12 Campanadas, 12 Series: Death Note

Los seriéfilos estamos ya desconsolados. Tantos días de parón de mid-season nos han pasado factura y, en efecto, tememos que sea día 28 y nos marquen una inocentada de las buenas como que Netflix empieza a cancelar series. Pero no, estamos a día 27 y, siento deciros, que sí, Netflix se ha vuelto despiadado y se suma al carro de los upfronts, y hace unos días ya anunció que va a cancelar Marco Polo. Pero no lloremos en estas fechas tan festivas enfurecidos, porque para esas malas rachas en las que no sabes qué ver o qué mirar, aquí en el blog os traemos nuestras campanadas, y de hecho, la recomendación de hoy la tenéis disponible enterita y en español en Netflix, y para aquellos que no tengan aún cuenta CORRED INSENSATOS también la tenéis disponible en Youtube. Sí señores, hablamos de Death Note.

Queríamos en el día de hoy hacer algo distinto. Si ayer Cass nos hablaba de una serie tan mítica como Xena, hoy os venimos a recomendar una serie de anime. Pero no creáis que estamos frente a un Naruto, Doraemon, Sailor Moon, Dragon Ball, One Piece, Yu Gi Oh!, u Oliver y Benji; series infinitas que no parecen acabar nunca y que, de una manera u otra, puede que todas o sólo algunas, han formado en algún momento parte de nuestra infancia o adolescencia. Sin embargo, la serie que os traemos hoy se desmarca por su madurez argumentativa, lejos de tramas infantiles, ni mucho menos, y sobre todo una duración bastante asequible, sobre todo para estas fechas, ya que sólo tiene 37 capítulos de 20 min. Vamos, una temporada normal de las cortas con capítulos de 40 min.

 

Pero empecemos por el principio, que es pediros que dejéis vuestros prejuicios en la puerta, porque seguramente cualquier consumidor de anime ya haya visto esta serie (porque no nos engañemos, es una de las mejores), así que este artículo va para todos aquellos que tengan reparos en ver series de animación japonesas. Esta vez, os hablo a vosotros, para pediros que continuéis leyendo al menos hasta el final para intentar convenceros de darle una oportunidad a esta serie. En mi experiencia personal al verla, tuve que sufrir los comentarios de gente que me llamó “friki” por el simple hecho de visionarla; no me quiero imaginar lo que pensarían si supieran que esta serie la conocí primero a través de los cómics japoneses, de esos que se tienen que leer al revés, desde el final del libro, y de izquierda a derecha. Pero desde un principio la historia me convenció, sobre todo porque fui consciente de que, si la idea se le hubiera ocurrido a cualquier directivo de televisión estadounidense, la serie hubiera sido un auténtico bombazo mundial a todos los niveles.

En este punto, si me habéis dado el voto de confianza y continuáis leyendo, diréis ¿qué es Death Note? Pues bien es una serie de anime creada por Tetsuro Araki, adaptación del manga homónimo de Tsugumi Oba, que cuenta la historia de Light Yagami, un estudiante nipón de esos que sacan matrículas sin despeinarse y que tiene una vida muy cómoda con una familia perfectamente estructurada: su padre, Soichiro Yagami, es inspector de policía, madre ama de casa y una hermana pequeña a la que no le parece afectar mucho la edad del pavo. Sin embargo, la vida de Light cambiará cuando llegue a sus manos un Death Note, un cuaderno de muerte, que le otorgará un poder que hará iniciar su descenso hacia la locura y la psicopatía.

 death note

Resultado de imagen de shinigamiOs preguntaréis qué es un cuaderno de muerte, y para ello tenemos que hablar de los Shinigami. Éstos son una figura popular y religiosa japonesa real que se identifica como una especie de dioses de la muerte que guían a los mortales hacia el querer suicidarse. En la ficción de Death Note, a los Shinigami se les identifica físicamente como monstruos de diferentes formas físicas, seres que viven en un plano superior desde el Resultado de imagen de shinigamique observan a los humanos vivir con la misión de matarlos prematuramente para poder así alargar sus propias vidas sumando los años de vida que le quedaban al difunto. Para conseguirlo, los Shinigami tienen unos ojos especiales que le permiten ver el nombre real y el tiempo de vida que le queda a la persona. Además, cada uno tiene un Death Note, un cuaderno negro en el que, al apuntar el nombre real de una persona, teniendo en mente su cara, le provocas la muerte.

Existen varias reglas de uso del cuaderno de muerte, todas relatadas en su interior. Las más importantes que en principio hay que saber es que te especifican que si sólo pones el nombre de la persona, ésta morirá a los 60 segundos de un ataque al corazón, pero también te brinda la oportunidad de escribir las circunstancias de la muerte para que la persona muera de una manera determinada, otorgándote otros 6 minutos y 40 segundos adicionales una vez puesto la causa de la muerte para especificar cómo ocurrirá. Lo que sí deja muy claro es que si existiera algún vicio en el proceso de escribir las circunstancias (como que fueran irrealizables), la persona cuyo nombre quedase escrito terminaría muriendo de un ataque al corazón. Además, si un humano toca un Death Note tendrá la capacidad de ver al Shinigami dueño del cuaderno (imaginaos el susto inicial), que le puede ofrecer el llamado “trato del Shinigami” por el cual, a cambio de la mitad de los años de vida que le queda, puede disfrutar del don de los ojos de Shinigami. Esto puede resultar muy ventajoso, pero hay que tener en cuenta que el humano no ganará más años de vida usando el Death Note tal como lo haría el Shinigami dueño del cuaderno, quien deberá velar en todo momento por que no se extravíe el cuaderno para no perderlo, pues es su responsabilidad.

 

Resultado de imagen de shinigami ryukEn este punto es cuando tenemos que introducir a Ryuk, el Shinigami que un día que estaba aburrido dejó caer su cuaderno al mundo para ver qué pasaba, siendo Light el afortunado que lo encuentra. Un mero espectador de la historia como lo seríamos nosotros, pues de hecho lo único que le interesa es comer manzanas, su gran vicio y pasión, que seguirá a Light en su periplo con el cuaderno durante toda la serie. Lo cierto es que ambos personajes terminarán desarrollando un cierto tipo de amistad, sobre todo porque Light es en principio el único que lo puede ver, aunque cualquiera que tocase el cuaderno podría verle. Este hecho nos brinda un punto interesante ya que Ryuk, a pesar de ser un dios de la muerte, resulta ser uno de los personajes más simpáticos de la serie, con un carisma muy abierto, un gran sarcasmo y sobre todo una despreocupación por la situación que está creando Light en el mundo que roza en la vaguería y el embeleso de una fascinación insensible, puesto que más que preocuparle directamente le hace gracia.

Resultado de imagen de light yagamiEsto contrasta enormemente con la frialdad de Light, que en todo momento nos desmarca emocionalmente de él como personaje, lo cual es una situación bastante extraña para el espectador porque él al fin y al cabo es el protagonista, y te debates en todo momento entre si lo desprecias o te identificas con él. Light es un personaje que aparentemente es emocionalmente complejo. A pesar de su expediente, su vida está sumida en el más profundo aburrimiento y desgana. Inconforme con la ausencia de justicia en el mundo, tras hacerse con el cuaderno de muerte se le ilumina la mente. Seguro de sus capacidades intelectuales y sociales, desde la sombra del anonimato emprenderá lo que llamará la “Utopía del Nuevo Mundo” usando el Death Note para erradicar el crimen; un mundo del cual se terminará considerando un dios al saberse poseedor de un poder que nadie más tiene: el de decidir sobre la muerte de las personas. Probando sus nuevos poderes comenzará con las purgas, algo que la población recibirá abiertamente, como si de castigo divino se tratara, atribuyéndole en la red en poco tiempo el nombre de Kira, derivado del inglés Killer (asesino), creando un fenómeno de masas y hasta un culto religioso.

 

Imagen relacionadaEl problema de su plan vendrá cuando las autoridades, primero japonesas y después internacionales, no estén tan de acuerdo en dejar en manos de un desconocido una responsabilidad tan grande y peligrosa para la seguridad de los demás, pues temen caer en una autocracia del terror gobernada por un loco que tiene tal capacidad de matar, aunque no saben cómo lo hace. Para atrapar a Kira llaman al mejor investigador del mundo, un hombre llamado “L” que no sólo oculta su identidad sino también su rostro, lo que sacará de quicio a Light. L es un personaje también muy peculiar. Excéntrico hasta decir basta, con una peculiar forma de sentarse y aficionado a las tazas y a hacer castillos con cartas, azucarillos, dados o cualquier otra cosa con forma de cubo, iniciará una batalla de lógica contra Light muy al estilo de Sherlock Holmes y Moriarty pero dándonos esta vez como punto de vista del protagonista el del profesor.

 

Como si fuera una partida de ajedrez entre Kira y el equipo L, una unidad que terminará estando formada por el propio investigador, varios policías japoneses incluido el padre de Light, que se sumerge en una caza de brujas contra su propio hijo sin saberlo.
Incluso, llegados a un punto, el propio Light termina formando parte también del equipo L, una jugada totalmente intencionada pero igualmente arriesgada para así poder saber lo que pasa desde dentro y averiguar el nombre de L, aunque sólo consigue sacarle el nombre de Ryuzaki, otro nombre falso. Con el transcurso de los capítulos, somos testigos de una serie de contraofensivas continuas entre Light y L que se resume en una simple idea, y es que ambos quieren conocer la verdadera identidad del otro. Sus razonamientos fríamente lógicos y sin ningún tipo de apego emocional, terminan sorprendiendo al espectador porque una y otra vez demuestran que poco les importa lo que tengan que hacer para conseguir sus respectivos objetivos (L descubrir a Kira, y Light descubrir el verdadero nombre de L), sin llegar a saber si ambos terminan haciéndose amigos a pesar de ser enemigos.

 

EImagen relacionadan el caso de Light en concreto es más perverso aún, puesto que él es capaz de matar a placer o por sus intereses, da igual quien sea, y su psicopatía le impide ver el coste moral de sus acciones,
porque está terriblemente convencido desde el principio de que tiene el poder de hacer un mundo mejor
. De hecho, en un punto muy temprano de la serie se le olvida el fin de justicia que en principio guiaban sus acciones y empieza a matar a gente inocente sólo para proteger su identidad, llegando incluso a manipular a diferentes personas, entre ellas a su estridente novia Misa Amane, de la que se aprovecha todo lo que quiere y más para conseguir todos sus fines.

 

Hay otros muchos personajes interesantes además de los presentados: está Watari, el mayordomo de L y única persona que sabe su verdadera identidad; Near y Mello, dos investigadores que han salido de la misma cantera que L y que se suman a la investigación en un punto determinado; Naomi Misora, una agente del FBI que investiga a Kira; Kiyomi Takada, una ex de Light que se convierte de motu propio en defensora de Kira en los medios de comunicación sin saber que es él; Sayu Yagami, la hermana de Light; Aizawa, Mogi y Matsuda, los otros tres integrantes del equipo L que aportan otro toque cómico a la serie, aunque Aizawa es el más serio de todos; o Rem, otro Shinigami que desciende al mundo humano para darle algún que otro dolor de cabeza a Light. Sin embargo, el genial punto que tiene esta serie es que busca mantenerte pegado al sillón hasta el último capítulo afectado por la dualidad de emociones de si quieres que descubran a Light o no,  de si quieres que Light descubra el nombre de L para matarlo, y sobre todo, sin saber si al final terminan atrapándole o consigue crear su mundo bajo la autoridad de Kira con Ryuk a su lado.

Esta serie ha tenido dos adaptaciones a la gran pantalla en Japón en 2006, llamadas “Death Note” y “Death Note: The Last Name”, que cambian la trama en algunos puntos del argumento. Además, en 2008 Hideo Nakata dirigió un spin-off protagonizado por el personaje de L titulado “L: Change the Note”, y el año pasado se estrenó una nueva adaptación televisiva de acción real en formato mini-serie de 11 episodios. Por si fuera poco, y para que tengáis otra prueba más de lo bonito que es Netflix, el portal de streaming está preparando también una película más hollywoodiense. De hecho, por este motivo muchos fans recelan de esta adaptación, partiendo de la base de la occidentalización de los personajes y que la acción de la trama va a tener lugar en Occidente en vez de en Japón, aunque se sabe que la película va a tener calificación R, la más alta, para que no escasee la violencia y crudeza con el objetivo de no rebajar ni un ápice el tono oscuro del anime y reflejarlo de la mejor manera posible.

 

Se ha confirmado que Nat Wolff (Ciudades de Papel) será el encargado de dar vida a Light Turner/Yagami, Keith Stanfield (Straight Outta Compton) como L, Margaret Qually (The Leftovers) como Mia Sutton/Misa Amane, Paul Nakauchi como Watari (el mayordomo de L) y Shea Whigam (Agente Carter, Boardwalk Empire) como James Turner/Soichiro Yagami, el padre de Light. Personalmente me sumo al hecho de que no me gustaría que se produjera un caso como el de Dragon Ball Evolution, y que recelo bastante de que se hayan distanciado tanto de la descripción física de algunos personajes. Por ejemplo, Light es rubio, al igual que Misa, y L no es negro (de hecho ni siquiera es enteramente japonés, ya que es parte inglés y parte ruso también).

La película se ha rodado este verano entre Canadá y Estados Unidos, y tiene previsto su estreno en 2017 y aunque seguramente pierda parte del encanto del que goza el anime y la historia con el toque oriental, seguramente sirva para eliminar el prejuicio que mucha gente tiene hacia este tipo de series por considerarlas infantiles, fantasiosas, simples, lineales o poco serias sólo por el hecho de ser animadas, para centrarse no en el formato sino en la historia, que es realmente interesante con este juego de caza entre los dos personajes principales. De todas maneras, si aun con todo lo que os hemos contado no os hemos dado suficientes motivos para ver la serie, os dejamos aquí el tráiler de la serie por si os sirve de más ayuda, y pedimos a los fans de esta serie que se sumen al llamado que hacemos desde Seriéfilos Enfurecidos para que alienten a la gente a verla también.

Mientras os decidís a buscar la serie para dejaros envolver por el mundo y las intrigas de Death Note, os recordamos también otra campanada del año pasado por si queréis más recomendaciones (Juego de Tronos), sobre todo porque si algo nos faltan en estas fechas, aparte de los kilos que cogemos en las comidas, son series. Y para aquellos que ya la hayan visto:

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

(Visited 55 times, 1 visits today)

Autor entrada: paulagn94

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *