12 campanadas, 12 series: 8 series adorables que el Grinch aprueba.

Adorable. Dícese de aquello que resulta agradable e inspira cariño, simpatía y admiración. Sinónimos: cuqui, cuttie pie, Jensen Ackles, Kristen Bell…etc. Y es que nuestra TV está llena de personajes y escenas entrañables. Es por eso que en esta campanada vengo a recomendar 8 series tan sumamente adorables que el nivel de azúcar en sangre del Grinch al acabarlas sube a 400.

Así que si últimamente os sentís un poco enfadados con el mundo, aquí tenéis algunas series que os harán felices en tan solo 20-40 min.

Resultado de imagen de cold heart gif

FULL HOUSE


Empezamos con un plato fuerte. Serie con más años que yo, pero que es un must en la lista de todo aquel con un mínimo de cuquidad en el cuerpo.

Más conocida como “Padres forzosos” por España, cuenta la historia de la familia Tanner. Tras perder a su mujer, la vida de Danny Tanner da un vuelco al tener que cuidar de sus 3 hijas, así como seguir adelante con su trabajo y las labores de casa.

Es aquí donde entran su cuñado, el gran Tio Jesse (también conocido por ser portada tras portada de la Super Pop en los 90s), y su gran amigo Joey, los cuales deciden mudarse a la casa Tanner para ayudar a Danny en esta nueva etapa de su vida.

Si bien nos encontramos con algunos tópicos ya muy quemados de la sociedad (no olvidemos que la serie hace 31 años que se estrenó), me pareció tan necesaria y atemporal. Necesaria porque no solo se centra en el salir adelante tras una adversidad tan grande como la pérdida de un familiar tan cercano, sino que habla de la familia y la amistad de una forma clara, concisa y desde un punto de vista muy humano.

Mientras que otras series pueden pecar de irreales con el paso de las temporadas, Full House supo estructurar el drama de tal manera, que permite al espectador identificarse con la mayoría de los problemas mostrados.

Un plus muy grande de cuquidad en Full House son las escenas entre el Tio Jesse y Michelle (Aka las gemelas Olsen). El sarcasmo y sassidad de Stephanie con apenas 8 años es otra de las razones por las cuales esta serie merece ser vista por todo el mundo.

FULLER HOUSE


Si la original ya era cuqui, la secuela ya es diabética. Pero diabetes buena, aunque eso no exista.

En esta nueva entrega de la familia Tanner vemos a todo el elenco original volviendo a la casa donde se criaron, excepto que ahora las protagonistas son las hijas ya adultas. Todos sabemos que la vida es muy puta, y es ahora la mayor de las Tanner, D. J, la que enviuda con 3 hijos a su cargo.

Para sobrellevar esta nueva vida de mejor manera, la hermana mediana, Steph, y su amiga de toda la vida Kimmy, así como la hija de ésta, se mudan a la casa de los Tanner para ayudar a D. J en todo lo posible.

Con una visión un poco más actual de la sociedad volvemos a compartir alegrías, tristezas y escenas entrañables con esta familia tan disparatada. Y es que la locura de Kimmy y la cordura de D.J se complementan tan bien, que la sororidad entre ellas es uno de los platos fuertes de esta secuela.

ONE DAY AT A TIME


Una de mis favoritas de este artículo. Y es que la historia de estas tres generaciones de mujeres cubanas es de lo mejorcito de Netflix.

A través de la abuela, la madre y la hija, vemos uno a uno los diferentes pero a la vez mismos problemas a los que se tienen que enfrentar, siempre contando con el apoyo de la otra.

Desde el amor en todas sus variantes, el paso de los años, las relaciones amorosas y de amistad, el día a día de una persona con un enfermedad como es la depresión…etc. Lo que la hace única y especial es la delicadeza con la que trata estos problemas. Sin ir a buscar la lágrima fácil y con tramas muy bien contadas en la que es imposible no sentirse identificado en algún momento concreto.

Es una serie ideal para verse estas vacaciones porque apenas cuenta con 2 temporadas. Con una tercera en proceso y de tan solo 30 min cada capítulo.

THE NEW NORMAL


No sabía si meter esta serie en el artículo sinceramente. Y por dos razones. Una de ellas es porque está cancelada, pero su final se queda medio cerrado. Y la otra es más opinión personal, ya que toca un tema muy peliagudo como la gestación subrogada.

Cuando vi esta serie hará 6 años, mi opinión en cuanto a este tema era totalmente diferente a la que tengo ahora. Pero viendo que en EEUU esta situación no es tan polémica, y que además tratan otros problemas sociológicos, una parte de mi necesita recomendarla.

En general, la trama gira en torno a una madre soltera, que para hacerse cargo de las deudas universitarias, decide quedarse embarazada para que a cambio de dinero, una pareja gay tenga la oportunidad de tener un hijo.

Lo dicho anteriormente, quitando las opiniones personales, esta serie de Ryan Murphy no deja de ser una continua adorabilidad. Yo en su día la definía como mi dosis de amor de la semana. En tan solo una temporada mencionan problemas tan reales (y actuales) como la homofobia. Así como los impedimentos con los que se encuentra una mujer soltera tanto para trabajar como para estudiar.

EVERWOOD


Estamos ante uno de los descubrimientos seriéfilos de mi vida. Mucha gente ni ha oído esta serie y de verdad que me duele el corazón. Antes de contaros un poco la trama os diré dos nombres. Emily VanCamp y Chris Pratt. De adolescentes. Enough said.

Y tras esta obvia razón para empezarla, os explico la trama. Un reconocido neurocirujano tras el fallecimiento de su mujer en un accidente de tráfico, decide dejar su trabajo en el hospital y mudarse a Everwood, un pueblo remoto entre montañas nevadas. El problema es que no viaja solo, ya que tiene dos hijos. Un hijo en plena adolescencia y una hija especial como ella sola.

Es en este cambio de ciudad, costumbres, amistades y relaciones, donde se desarrolla la serie. A través de 4 temporadas vemos como esta familia debe adaptarse a su nueva vida.

Y no será la más adorable de la lista. Pero es la humanidad de los personajes lo que te hace sentirte feliz mientras la estás viendo. Y no todas las series consiguen eso.

NEW GIRL


¿De verdad a estas alturas hace falta que alguien os recomiende New Girl?

Jessica Day es la definición de cuttie pie. De unicornio. De osito de peluche de dos metros. Es la vecina, amiga, profesora y pareja que todo el mundo querría tener.

¿Os imagináis lo que tiene que ser tener una compañera de piso como ella? What a maravilla. Si bien es verdad que las personas tan intensas acaban saturando, a Jess se lo perdonamos.

Pero es que no es solo ella. Es la ristra de personajes inolvidables que la rodean. Porque hasta Schmidt con su obsesión es achuchable. Las camisas de Winston. La personalidad viejoven de Nick. El empoderamiento femenino de Cece. Son la representación de amistad en todo su esplendor.

Y la serie está acabada y con un final precioso así que no tenéis excusa vamos a ver.

HART OF DIXIE


Bueno, bueno, bueno que estamos ante una de las series más adorables de la CW, SÍ LO DIGO.

El argumento es muy parecido a “Doctor en Alaska” o la antes nombrada “Everwood”. Pero con elenco digno de la CW. Ahora en serio, es un must en vuestras vidas.

Zoe Hart es una cirujana cardiotorácica estupenda, pero peca de fría con sus pacientes. Así que para seguir ejerciendo su trabajo, decide aceptar un puesto en un pueblecito de Alabama, que hace años atrás un médico le ofreció. La sorpresa viene cuando ese médico resulta ser su padre biológico. Y claro, para descubrir más sobre él, decide quedarse en Bluebell. Con sus consecuencias obviamente.

Ya no será cirujana sino que tendrá que ser la médico de cabecera de los habitantes de ese pequeño pueblo. Y os vuelvo a recordar que pasa de vivir en NY, a Alabama. Que no me quiero meter yo con los sureños estadounidenses, pero todos sabemos como son.

La cuestión, que con su adaptación al pueblo, nuevas amistades, y nuevos amoríos, Zoe nos conquista el corazón desde el primer capítulo.

También es verdad que a Zoe Hart la interpreta Rachel Bilson, AKA Summer de The OC. Y claro, hablando de personajes adorables siempre es un buen momento para recordar a Seth Cohen.

ATYPICAL


Nunca había visto una serie así. Y quería empezar con esa frase porque actualmente se repiten tantos las tramas y escenarios, que encontrar algo innovador fue un soplo de aire fresco.

En esta serie de Netflix nos encontramos con Sam Gardner, un chico de 18 años que es autista. Partiendo de la base de su personalidad, que es una persona sin maldad alguna, además de hiper inteligente, me cae bien porque compartimos animal favorito. Los pingüinos. Pero ya veréis que lo suyo es más obsesivo.

Creo que series de este tipo son necesarias, porque aunque no estamos ni remotamente preparados para tratar a una persona autista, sin tener un conocimiento sobre este trastorno, al menos nos sirve para saber como debemos actuar en presencia de alguien que lo sufra.

Y es que a través de la familia y amigos de Sam, podemos conocer un poco mejor como es el día a día de estas personas.

Si hay alguien que haya estudiado los trastornos de espectro autista y haya visto esta serie, quizá me tire de los pelos por decir esto, pero yo creo que es una serie que refleja muy bien los problemas a los que las personas con esta condición deben enfrentarse.

ANNE WITH AN E


Y ya quería acabar con la niña más adorable no pedante del panorama televisivo. Porque sí, es difícil encontrar a un personaje infantil en la TV que no te de ganas de tirarlo por el balcón. “Es que son niños”. No perdona, son insoportables, y luego son niños.

La cosa, que tenéis que conocer a Anne Shirley. Una niña que toda su infancia la ha pasado en orfanatos y casas de acogida. Maltratada, explotada y poco querida. Hasta que por error la destinan a Avonlea, a la granja de los hermanos Cuthbert. Cuando en un principio querían un niño para que se encargara de la granja, aparece nuestra pelirroja pecosa con su gracia y alegría.

Y es que Anne además de desbordar alegría por donde pasa, es una persona honesta, sensible, empática, inteligente, y con una imaginación increíble. Y habla por los codos. Pero de verdad, que no se calla.

Además, es un niña que lucha por la tolerancia, la igualdad de género, la solidaridad y que lucha día a día por las injusticias impuestas por un estado patriarcal. Vamos, que podemos decir que Anne Shirley es una feminista de los pies hasta sus trenzas.

Esas son las series que a mi me producen más ternura al verlas. ¿Estáis de acuerdo? ¿Cuáles son las vuestras? Os leemos por redes.

Autor entrada: Idaira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *